domingo, 8 de diciembre de 2019

NORTEAMERICANO QUEMÓ LA BANDERA LGBT Y FUE CONDENADO A 16 AÑOS DE PRISIÓN

Un ciudadano de Iowa recibió 16 años de prisión por sustraer la bandera de una comunidad lgbt que se encontraba cerca de la iglesia y quemarla. 

El veredicto fue dictado el 18 de diciembre y el Washington Examiner informó al día siguiente.

El incidente ocurrió en la ciudad de Ames. Se informó que Adolfo Martínez, de 30 años, fue declarado culpable de un “crimen de odio”: arrancó la bandera representativa de los homosexuales que colgaba sobre la entrada de la iglesia protestante, caminó por la calle con la bandera hasta un club de striptease y le prendió fuego allí. Según algunos informes, también amenazó con incendiar el club.

El joven fue obligado a admitir “su culpabilidad” y declaró que su objetivo era humillar a las personas homosexuales que representa esa bandera. 

“Fue un honor hacer esto. Fue una bendición del Señor. He cometido el juicio según lo prescrito: venganza y castigo a los gentiles”, cita la publicación.

El periódico también cita a la sacerdotisa 
lesbiana de esa iglesia protestante donde se encontraba la bandera, Eileen Goebby: “Lo que sucedió es muy malo. Pero eso no nos detendrá. No cambiaremos”

Goebby agregó que ella perdona a Martínez y espera que cambie su actitud hacia las minorías sexuales.

No hay comentarios: