viernes, 30 de noviembre de 2018

YO SOY MUY POCO ECOLOGISTA






Pero que muy poco. Y me van a permitir que les dé mis razones, posiblemente equivocadas, pero, desde luego, mías y muy mías.

Por el p. Jorge González Guadalix


Uno es de pueblo y vive en un pueblo. Nacido en una familia de agricultores y ganaderos, en permanente contacto con el campo desde niño y sabiendo muy bien que del cuidado del campo dependía no algo tan abstracto como la creación, sino el pan de cada día. Por eso se cuidaba la naturaleza con mimo. Pero es que además vivo en el campo. Y la gente de mis pueblos lo más que dice es eso de ecolo… qué? ¿Qué hay que cuidar la naturaleza? ¡Ah! Que no lo hemos hecho nosotros… que no sabemos, que los montes, las huertas, los prados y dehesas los cuidaban otros. Interesante. Dicen que más que ecologistas, hay mucho ecolo jeta.

Pero es que además no creo para nada en las bondades de la vida natural. Hoy tenemos una vida llena de contaminación, humos, residuos, tóxicos. Una vida tan negativa y tan peligrosa que en un siglo ha hecho que se pasara de una esperanza de vida en España de cuarenta años a los más de ochenta en la actualidad. Por eso digo que quien quiera la vida natural, para él. Vida natural mis abuelos y bisabuelos, y a los cincuenta años eran ancianos. Desde que tenemos contaminación, pesticidas, gasóleo y pastillas para el colesterol, a los noventa años nuestros mayores bailan salsa en Benidorm.

Me sorprende que en todo lo que es el cuidado de la naturaleza, y en todas las comisiones nacionales, laicas, religiosas, autonómicas o episcopales, no haya ni siquiera una subsección dedicada a la protección del ser humano no nacido. Simplemente curiosidad.

Creo que en la Santa Madre Iglesia hay otras cosas más urgentes, por ejemplo, se me acaba de ocurrir, eso de anunciar el evangelio. Sigo pensando, tozudo que es uno, que anunciando el evangelio y explicándolo bien, la gente cuidaría la naturaleza. Y a la vez tengo muchas dudas de que a base de explicar lo de la capa de ozono y lo interesante que resulta andar en bicicleta, dejando aparte que las bicicletas se fabrican en unos sitios que contaminan mucho, la gente llegue a conocer al Hijo de Dios hecho hombre por nosotros y por nuestra salvación.

La gente de mis pueblos no se fía nada de los ecologistas. Llegan a nuestros pueblos con sus flamantes todo terreno que funcionan a base de carburantes de origen fósil, tan malos ellos, con un teléfono de ultima generación, todo tipo de artilugios y conexión a internet para explicarnos en qué época se pueden quemar espinarones para que no cieguen los caminos de herradura.

Finalmente, creo que un servidor, como sacerdote, tiene otras urgencias. Por ejemplo, predicar, confesar, celebrar los sacramentos, atender a los enfermos, amonestar a los pecadores, animar a los convertidos, como para dedicar mi sacerdocio a la capa de ozono, que ya no se sabe si está abierta o cerrada, optar por el coche eléctrico o de agua, lanzar una campaña contra el uso del coltán desde mi móvil -je-, o explicar a mis feligreses la situación de los arrecifes de coral australianos o la marea de plástico de Singapur.

Pues al papa le preocupa el cambio climático, así que usted está en contra del papa Francisco. Ya empezamos. A mí me preocupan el cambio climático, el aborto, la hambruna de Somalia, los pueblos amazónicos, el despoblamiento de los pueblos de la sierra madrileña, el arreglo de la calleja de los huertos, los inmigrantes, la poca pensión de Manuela, el botellón de la ciudad universitaria y los tumultos de Cádiz. En el Vaticano son muchos y se pueden ocupar de muchas cosas. Yo no llego a tanto.

Todo tiene la misma raíz: el pecado del hombre. Y todo la misma solución: la conversión a Cristo.


InfoCatolica


LA IGLESIA TRANSGÉNERO

Hace un año, yo estaba completamente ciega ante el peligro espiritual del creciente movimiento de personas transgénero...

Por Stefanie Nicholas

Conceptualicé el transgenderismo como una enfermedad maligna sociable tratable, que no causaría problemas generalizados si de alguna manera pudiera estar contenida dentro de los confines de una sociedad que de otra manera sería "cisnormativa" (lea: ¡normal!). Después de todo, incluso usando figuras impuestas por grupos activistas, las personas transgénero constituían, a lo sumo, alrededor del 3% de la población.

Claro, yo estaba con desdén e indignación por las personas LGBT, la idea de que hay más de dos sexos y la codificación legal de las interminables listas de "pronombres preferidos" obligatorios, era tan profunda como mi oposición ideológica.

Descubrí que había un pequeño contingente de personas transgénero que buscaban abordar lo que yo, en mi interior, veía como excesos ideológicos y comencé a explorar su contenido. Una parte de mí, influenciada como estaba por el individualismo radical de la sociedad moderna, "haz lo que quieras", sintió un cierto afecto por aquellas personas que claramente sufrían con su aflicción pero que escogieron una ruta diferente a la victimización.

Ciertamente sentí, y en muchos sentidos todavía siento, una gran compasión por estas personas.

¿Por qué una persona elige ser transgénero? ¿Por qué una persona elegiría sentirse tan rebelada por su sexo mentalmente que estaría dispuesta a hacer casi cualquier cosa para rectificar físicamente la desunión?

Hormonas que causan cáncer y enfermedades, faloplastia, heridas permanentes enmascaradas como genitales femeninos, bloqueadores de la pubertad para preadolescentes y otros grotescos que se adaptan mejor a una exposición de un museo de Josef Mengele... estos fueron los tratamientos disponibles. Eso fue lo mejor que nosotros, en todo nuestro brillo médico moderno secular, tuvimos para ofrecer a esas personas. A esas personas, con sus tasas astronómicas de ansiedad, depresión, abuso de drogas, abuso de alcohol y suicidio, se les ofrecía una distorsión demoníaca de sus cuerpos como una solución, a manos de los mejores cirujanos y médicos que ganaban cientos de miles de dólares al año.

Qué desperdicio de vidas humanas. ¿Cómo pudo pasar esto?

En la cálida luz de la gracia, estaba claro. Me habían vuelto loco, igual que ellos. La idea de que podría tolerar esto de alguna manera, podría actuar como si pudiera estar contenida en un nivel "aceptable", era prueba suficiente de ello. Como me he dado cuenta de muchos otros problemas, Peter Kwasniewski estaba en lo cierto cuando escribió que "el conservadurismo es el liberalismo en cámara lenta".

Mirando la crisis en la Iglesia hoy, veo paralelos inquietantes. Más que paralelos, veo un espíritu trabajando dentro de la Iglesia y fuera de ella. No planeo sumirme en mi propia locura de auto justificación, fingiendo que si hago un trato con este demonio, podré ignorarlo y esperar a que desaparezca. Esta vez, estoy luchando, de cualquier manera que Dios me dé para hacer la guerra.

Este espíritu de la época comenzó a arraigarse hace mucho tiempo, pero no se desató realmente hasta mediados del siglo XX, con la revolución sexual y el Concilio Vaticano II, respectivamente. El Concilio Vaticano II no pudo cambiar a la Iglesia en su elemento divino. Solo podía mutilar el elemento humano casi más allá del reconocimiento, lo que hizo. Las feministas, la revolución sexual y el transgenderismo no pudieron cambiar la realidad de cómo Dios creó al hombre y la mujer. Estos solo podrían deformar, torcer, mutilar y desfigurar esta realidad de quienes somos.

¿Qué sucede cuando las mujeres, creadas como tabernáculos de la vida, para ser apreciadas y protegidas por los hombres, deciden que desean gobernar sobre los hombres? Miserables mujeres "independientes" perdieron hijos, cientos de miles de abortos, caídas en las tasas de natalidad, y la lista continúa. La evolución natural de esta desobediencia de género es el mismo transgenderismo que ahora vemos extenderse. Es maligno, de acuerdo. Un cáncer. Incluso los observadores seculares están empezando a reconocerlo como tal. Ya no es suficiente que las feministas tomen el lugar de los hombres mientras proclaman qué malvados son los hombres: deben destruir al hombre por completo y a la mujer junto con él.

¿Qué sucede cuando esta rebeldía echa raíces dentro de la Iglesia? ¿Cuándo los hijos e hijas de la Iglesia deciden que no necesitan que los padres les digan qué hacer y que estarían mejor si expulsaran a sus buenos y fieles padres, asegurándose de que su madre pueda valerse por sí misma? Cuando los sacerdotes y especialmente los obispos, creados para ser patriarcas y protectores de su novia, deciden acompañar a sus hijos y abandonarla, o peor, ¿abusar de ella?

Sabemos lo que pasa. Estamos viviendo a través de él. Estoy asombrado por la velocidad con la que estos malos frutos están pudriendo al resto. Hay una pesadez en todo, un sentimiento perceptible de alarma y peligro que se está volviendo cada vez más difícil de ignorar para cualquiera que tenga incluso un fragmento del sensus Catholicus intacto.

Yo diría que de una manera muy real y aterradora, la Iglesia Católica está pasando por su propia cirugía de reasignación a manos del Papa Francisco y sus colaboradores. Ya no es Cristo Rey, con absoluta autoridad sobre la doctrina y la disciplina en su Iglesia, a través de su vicario y los obispos unidos a él. En cambio, la "Iglesia sinodal" está siendo impuesta sobre nosotros, en donde los sujetos le dicen al Rey qué hacer.

La ley moral de la Iglesia ya no reina en los corazones de sus hijos con expectativas absolutas de comportamiento, vinculantes bajo el dolor del pecado mortal, si no se buscan el perdón y la reconciliación. En cambio, estas expectativas son simplemente un "ideal" que solo debe cumplirse si una persona individual es capaz de hacer el esfuerzo.

Se podrían dar muchos otros ejemplos, pero el resultado es el mismo: no importa cuánto los que están en el poder en la Iglesia intenten mutilar lo que realmente es la Iglesia, para alinearla con sus maquinaciones internas, ella permanece como Dios la creó.

Nosotros, como miembros del Cuerpo de Cristo, estamos experimentando la disforia de género de la Iglesia de diferentes maneras.

Para la mayoría de nosotros que leemos esto, esta disforia es simplemente un sentimiento infantil de rebelión, preguntándonos por qué la Iglesia no podría estar más alineada con lo que sentimos que es lo correcto en esta o aquella enseñanza. Niñas que querían jugar a los soldados en lugar de jugar con barbies. Y con el tiempo, crecimos. Nos dimos cuenta de que la Iglesia es lo que es, y de que nosotros dependíamos de la realidad.

Desafortunadamente, no es el cuerdo quien actualmente preside en los pasillos del poder.

Para aquellos en la jerarquía que están orquestando estos procedimientos médicos eclesiales bárbaros, esta disforia dio otro giro. Estos hombres no dejaron de lado las cosas infantiles. En cambio, decidieron que la realidad no es aceptable en relación con sus sentimientos y emprendieron una misión durante décadas para hacer de Dios y su Iglesia a su imagen. Los niños pequeños que querían usar maquillaje estaban indignados de que sus padres se atrevieran a decirles que los niños eventualmente deben convertirse en hombres.

El problema de las personas transgénero es un microcosmos interesante para observar, pero es solo la cabeza de una hidra que se retuerce. Ese espíritu maligno busca destruir cada vestigio restante de categorización y jerarquía para lograr la sociedad perfecta del caos, vestido con los delirios utópicos de los filósofos queer, los socialistas ilusionados y todos los demás servidores útiles.

Inteligentes o inconscientes, totalmente culpables o no, sabemos que estas personas solo pueden servir a un maestro que es el príncipe de este mundo a quien han elegido llamar rey. La única verdadera caridad es orar por su conversión. La única verdadera misericordia es no dar cuartel a sus ideas tóxicas.

OnePeterFive

CON LA AYUDA DEL ESTADO

El libro El estado sexual, enfatiza el papel que jugó la fuerza del gobierno para imponer una visión distorsionada de la sexualidad humana en todas las fases de la vida humana.

Por el p. James V. Schall, S.J.

“Es hora de enfrentar los daños que ha causado la Revolución Sexual. Si eres hombre o mujer, heterosexual o gay, joven o viejo, religioso o irreligioso: ¿qué clase de mundo quieres ayudar a crear? ¿Un mundo en el que cada niño tenga un derecho legalmente reconocido de relacionarse con ambos padres? ¿O un mundo en el que algunos niños tienen estos derechos reconocidos legalmente y otros no? ¿O aún más radicalmente, un mundo en el que ningún niño tiene derechos legales reconocidos de sus propios padres?”∼ Jennifer Roback Morse, The Sexual State, 2018

I- 


Génesis nos dice “hombre y mujer los creó
”. El Sexto Mandamiento prohíbe el adulterio. No todos los hombres y mujeres engendran hijos, pero todos los niños tienen un padre y una madre. Tanto la familia como el estado son instituciones "naturales" que fluyen lógicamente de la naturaleza del hombre. Cristo les dijo a los discípulos que dejaran que los niños pequeños vinieran a él. Human Life International estima que, en los últimos 40 años, el mundo ha sido testigo de 1.720 millones de abortos de niños humanos. 

“Consideramos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales; que están dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre estos están los derechos a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”. ¿Qué sucede cuando se rechazan estos principios o normas fundamentales? 

El nuevo libro de Jennifer Roback Morse, El estado sexual, es un examen vivo y contundente de dónde venimos, dónde estamos ahora y dónde deberíamos estar en asuntos de la vida humana. El libro presenta un argumento completo, basado en evidencia empírica, acerca de cómo el divorcio, la anticoncepción, el aborto, el estilo de vida gay y la neutralidad de género se unen en una secuencia descendente de leyes y prácticas que, aplicadas por el estado, han puesto a una clase elite en contra del bien de los seres humanos normales.

El libro está repleto de ejemplos de lo que ella tiene en mente. El lector pronto se da cuenta de que sabe de qué está hablando, lo bueno y lo horrible.

II.

El libro detalla el cambio paso a paso de la visión clásica judeocristiana del hombre, la mujer, el niño y la familia. Aunque no los cita, su estudio recuerda a los dos libros de Chesterton, Eugenesia y otros males y Lo que está mal en el mundo, en donde intelectuales de élite usaron el poder coercitivo del estado para imponer una visión completamente distorsionada del hombre, la mujer y el niño. El título de su libro, El estado sexual, enfatiza el papel que jugó la fuerza del gobierno para imponer una visión distorsionada de la sexualidad humana en todas las fases de la vida humana.

El libro está dividido en tres partes: la ideología anticonceptiva, La ideología del divorcio y La ideología de género. Junto a estas ideologías, la autora presenta la visión católica alternativa sobre cada uno de estos tres temas. Como tal, la posición de la Iglesia ha demostrado ser la única que puede proteger a las personas y las familias de la reconstrucción radical del sexo y la familia que se nos ha impuesto, aunque ella es consciente de que muchos católicos en la práctica están de acuerdo con las actividades de El estado sexual.

La autora sostiene, correctamente, que debemos comenzar nuestro análisis con las necesidades de los niños, no con el adulto autónomo que ha sido el foco del análisis moderno. Un niño no viene al mundo con una capacidad inmediata de valerse por sí mismo. Un matrimonio de un hombre con una mujer es el mejor contexto en el que un niño debe venir al mundo y ser cuidado a medida que se desarrolla. Cada niño necesita su propio padre y madre. El bienestar del niño depende de la integridad de esta relación paterna. La primera pregunta que se debe hacer a la legislación y al matrimonio en sí no es qué necesitan los adultos, sino qué necesita el niño. La existencia física en curso de la humanidad depende de la generación de generaciones futuras.

El primer paso para socavar la vida familiar fue el socavamiento de la unión matrimonial. La autora presta mucha atención a cómo el divorcio afecta el bienestar de los niños. Las leyes modernas de divorcio sin culpa no han tenido en cuenta el efecto del divorcio en los hijos de la pareja. Los hombres ricos favorecían el divorcio sin culpa, ya que podían pagar fácilmente el costo de la separación. Para las mujeres, el divorcio por lo general ha significado la pobreza a pesar de que inician el divorcio con más frecuencia que los hombres. Pero para los niños ha significado un socavamiento de su mundo y de su confianza en lo que son. La noción de que los hijos de padres divorciados no sufrirán es simplemente falsa.

El segundo paso para socavar a la familia es la anticoncepción. La anticoncepción separa el sexo y los niños. Sexo seguro significaba, o se pretendía que significara, que pudiéramos realizar actos sexuales sin preocuparnos por el embarazo. Resultó, en la práctica, que los anticonceptivos no evitaban los nacimientos, y en muchos casos, causaron un aumento, especialmente de madres solteras. La separación del sexo y los niños hizo posible pensar que los niños no necesitaban a sus padres específicos, es decir, un padre y una madre. La campaña para legalizar el "matrimonio" entre personas del mismo sexo equivalente a la de un esposo y una esposa ignoró la necesidad del niño de tener sus propios padres.

La ideología de género es la tercera fuente de separación. Aquí, nuestras almas están separadas de nuestros cuerpos: no estamos limitados por el sexo que teníamos al nacer o por su relación con el otro sexo; podríamos, se afirma, "tener un espíritu femenino en un cuerpo masculino". Es "nuestro derecho", no de la naturaleza o de Dios, decidir lo que somos; si yo, aunque soy hombre, quiero ser mujer, depende del estado y de todos los demás que me permitan ser lo que quiero ser; el cuerpo que poseemos en la concepción y el nacimiento no tiene relación con lo que somos; y necesitamos ser liberados de la idea de que lo que somos nos apunta en la dirección de lo que deberíamos ser.

III.

La carga principal de este libro es mostrar cómo estas separaciones se abrieron camino en el orden público y de ahí a la vida de cada persona. La autora sostiene que una clase interesada, junto con las oficinas estatales y los poderes coercitivos de los tribunales, impusieron estas ideas desviadas sobre los seres humanos. El costo en términos de dinero y bienestar humano ha sido enorme. Sabiendo cómo estas ideas han victimizado a las personas, la autora ofrece un manifiesto de propuestas sobre cómo podríamos volver a la normalidad. Básicamente, es para deshacer el daño y sacar al gobierno de la familia.

En todos los casos, el apoyo estatal de estas ideas aberrantes ha resultado en un minucioso plan sobre cuál es la mejor manera para manipular a los niños y a los padres que los engendran.

El libro describe cuidadosamente la historia y el desarrollo de estas ideas que subvierten la vida familiar saludable. Este libro, junto con Leading a Worthy Life de Leon Kass y Making Gay Okay de Robert Reilly , forman una trilogía básica para explicar las causas y los orígenes de la desviación del bien que hoy vemos en todas partes en la vida moderna, tanto pública como privada. Uno termina de leer este libro con una profunda preocupación de que la Iglesia en sí misma ya no es totalmente confiable para defender las necesidades de las familias en el mundo moderno. Aun así, el libro es de gran ayuda en la forma en la cual debemos enfrentar los problemas que se nos presentan. No habrá cambios para mejor hasta que veamos por qué el cambio es tanto necesario como posible. El estado sexual ofrece un análisis sin igual de cómo llegamos a donde estamos y cómo podemos comenzar a revertir el curso de esta historia.



Edición Cris Yozia

CrisisMagazine

jueves, 29 de noviembre de 2018

CHILE: PIÑERA PROMULGA LEY DE «IDENTIDAD DE GENERO»

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha promulgado este miércoles la Ley de Identidad de Género, que regula el cambio de nombre y sexo en adultos mayores de edad y de los adolescentes de entre 14 y 18 años.

«Este presidente, y nuestro Gobierno, cree firmemente en que todas las personas somos iguales en dignidad, derechos y deberes», ha manifestado Piñera durante el acto, según ha informado el diario 'La Tercera'.

«Muchas chilenas y chilenos han luchado durante mucho tiempo por tener una Ley de Identidad de Género», ha agregado el mandatario desde La Moneda, cerca de un mes después de que el Parlamento diera 'luz verde' al proyecto de ley.

La iniciativa fue presentada ante el Congreso en 2013 y recibió fuerte rechazo de sectores políticos. De hecho, el senador del partido conservador UDI Iván Moreira había calificado el proyecto de «aberrante» por buscar «dividir a la familia» y dejar a los padres en un rol decorativo.

La ley define la identidad de género como la convicción personal e interna de ser hombre o mujer, lo que puede corresponder o no con el sexo y nombre asignados al momento de su inscripción en el Registro Civil.

Seguidismo del homosexualismo político

La ley forma parte del «Acuerdo de Solución Amistosa» firmado en junio de 2016 entre el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) y el Estado chileno, con mediación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En este el Estado se comprometió a «seguir perfeccionando las bases institucionales» y a «mejorar y adecuar las políticas públicas y de legislación para evitar la discriminación y garantizar los derechos de la población LGBTI».

Reacciones parlamentarias

La bancada «Pro Valores Cristiana» de Renovación Nacional, criticó la ley y solicitó al Gobierno que «se enfoque en prioridades país como es los casos de La Araucanía o la Reforma de Pensiones».

«Lamentar la celebración que está dando el Ejecutivo por la promulgación del proyecto de Ley de Identidad de Género. El 17 de diciembre del año pasado se anunció abiertamente el programa de Gobierno y esta normativa no estaba incluida, y además, esta iniciativa se aprobó con los votos de la Oposición, entonces para mí no hay mucho qué celebrar», expresó la parlamentaria Francesca Muñoz, integrante de la Bancada Pro Valores Cristianos de RN.

Segundos después, realizó un fuerte llamado a que «la ministra de Educación, Marcela Cubillos, retire la ideología de género de los establecimientos educacionales de Chile, iniciativa que solo está confundiendo la identidad sexual de los niños y adolescentes».

En tanto, Eduardo Durán manifestó que no entiende lo que está realizando la Administración de Piñera frente a la normativa de Identidad de Género. «No sé qué está celebrando el Gobierno hoy con la promulgación de la Ley de Identidad de Género, un proyecto que ni si quiera cuenta con el apoyo de la totalidad de los parlamentarios electos por la ciudadanía de Chile Vamos».

Agencias/InfoCatólica

LOS ENVASES DE PLÁSTICO PUEDEN TRANSFERIR SUSTANCIAS QUÍMICAS A LOS ALIMENTOS

Un reciente estudio realizado por el grupo de investigación Residuos de Plaguicidas de la Universidad de Almería (España) ha demostrado que los envases de plástico pueden transferir de manera involuntaria sustancias químicas a los alimentos, de forma que a través de la combinación de distintas técnicas, han logrado detectar partículas nanométricas, imperceptibles hasta el momento con otros métodos, de las que se desconocen sus efectos sobre la salud humana.

Esta investigación define las estructuras químicas y otras características de los embalajes usados para conseguir una mayor durabilidad de los alimentos, según ha explicado en una nota la Fundación Descubre.

Sin embargo, los científicos han demostrado en el artículo 'Identification of non-intentionally added substances in food packaging nano films by gas and liquid chromatography coupled to orbitrap mass spectrometry' publicado en la revista 'Talanta', la migración de sustancias no autorizadas para el uso y la fabricación de envases plásticos destinados a entrar en contacto con productos alimenticios desde los diferentes materiales estudiados a los propios alimentos. De esta manera, han demostrado que los plásticos a los que se añade algún aditivo que prolonga la vida útil del producto "transfiere también otras sustancias que hay que tener en cuenta para evitar consecuencias imprevistas sobre la salud humana tras su consumo".

"Por razones de seguridad alimentaria, el estudio de la migración no debe limitarse a los productos químicos esperados únicamente. El traspaso de otros compuestos también puede ocurrir de manera no intencionada y dependerá del tipo de polímero utilizado, el proceso de fabricación y la complejidad de los alimentos", ha explicado la investigadora de la Universidad de Almería y autora del artículo, María Jesús Martínez Bueno.
Materiales aceptados "pueden derivar en otras sustancias"

"Estos aditivos deben ser probados para asegurar que no existen niveles perjudiciales para la salud humana. Sólo los incluidos en una lista aprobada por la UE se pueden agregar intencionalmente en la fabricación de plástico. Sin embargo, hemos confirmado que aún estos pueden derivar en otras sustancias", ha añadido la investigadora.

También están en vigor límites de migración específica para algunos compuestos, como el ftalato o el bisfenol-A de los que ya se conocen los efectos nocivos en la salud y existe la prohibición de su uso en productos que estén en contacto con alimentos o bebidas. Sin embargo, con este estudio se pone de manifiesto que existen plásticos que "liberan sustancias que pueden transmitirse a los alimentos y de las que no se conocen las consecuencias a largo plazo sobre la salud humana".

Esto es debido a que el material utilizado para presentar el alimento puede deteriorarse por procesos de degradación, interacciones entre los distintos componentes o por las impurezas de la materia prima. Los materiales en contacto con alimentos pueden incluir aditivos funcionales y productos químicos orgánicos con diferentes características como antioxidantes, antimicrobianos, antiestáticos, antivahos, clarificadores o estabilizadores.

El personal investigador ha llevado a cabo pruebas de migración estandarizadas utilizando métodos de análisis basados en técnicas de espectrometría de masas de alta resolución, un sistema analítico que permite la separación y medida de la masa exacta de los iones que surgen tras la fragmentación de una molécula a la que se le ha suministrado una determinada energía.

Concretamente, han combinado la espectrometría de masas con plasma acoplado inductivamente (ICP-MS), para determinar de forma cuantitativa los elementos inorgánicos liberados desde los materiales de envasado estudiados, y técnicas de cromatografía líquida y de gases acopladas a sistemas híbridos de espectrometría de masas Q-Orbitrap para la identificación, caracterización y determinación de los compuestos orgánicos.

Estos sistemas permiten obtener espectros moleculares completos en microsegundos. De esta manera, se obtienen todos los componentes de una manera más rápida y eficiente que con otros métodos utilizados anteriormente. Las investigaciones se han desarrollado dentro del proyecto 'Eranet-Susfood. Cereal Project' del Séptimo Programa de investigación y desarrollo tecnológico de la Unión Europea junto con el Instituto Nacional de Investigación Agrícola y Alimentaria y Tecnología (INIA) de Madrid, y el Instituto de Polímeros, Compuestos y Biomateriales (IPCB) de Italia.

El consorcio de este proyecto europeo, dirigido por el profesor de la Universidad de Almería, Amadeo Rodríguez Fernández-Alba, comprende un total de ocho grupos de investigación líderes en diferentes áreas relacionadas con la calidad y seguridad alimentaria, la ingeniería química y la nanotecnología.

ECOticias.com / Red / Agencias

DEMONIOS HUMANOS EN LA CATEDRAL DE VIENA


¿Qué es si no, una burla a Dios y a sus leyes, el espectáculo dantesco con demonios incluidos, que han actuado en la catedral de Viena?


Por María Ferraz

El cardenal Schönborn nos ha demostrado ya, publicando un reportaje en el boletín de su diócesis, que las parejas gay con hijos adoptados son "otras formas de familia". Lo que no sabíamos es que es además un pro satanista ya que ha llenado la catedral de la que él es responsable, con un espectáculo de actores vestidos de demonios.

Podría pertenecer a uno de esos clérigos que están en los archivos que BXVI le cedió a Bergoglio, de los que nunca más se supo, y que contenían información sobre algunos de los infiltrados en la Iglesia, sodomitas activos y practicantes del satanismo.

¿Qué si no, una burla a Dios y a sus leyes, puede explicar el espectáculo dantesco con demonios incluidos, que han actuado en la catedral de Viena del cardenal, con un actor homosexual o pro homosexual semi desnudo bailando con una botella de cerveza encima del raíl de la comunión de los fieles?

Informa LifeSiteNews:

Concierto benéfico en la catedral de Schönborn presenta a un actor sin camisa bailando en el carril de la Comunión.

El cardenal Christoph Schönborn se enfrenta a críticas por permitir y asistir a un evento en su catedral de Viena con un actor sin camisa, homosexual, parado en la barandilla del altar, con música rock y electrónica, y actores disfrazados de demonios.El padre Johannes Maria Schwarz, un sacerdote austriaco, publicó hoy un artículo en el sitio web Kath.net comentando el concierto benéfico del 30 de noviembre en el Día Mundial del SIDA que tuvo lugar en la catedral de San Esteban del cardenal Christoph Schönborn. Mientras que el dinero aparentemente se destinó a una buena causa, un hospicio para el VIH en Sudáfrica, el Padre Schwarz ve que esta casa de Dios, "el corazón de la Viena católica", se está convirtiendo en un "salón de usos múltiples".

El evento podría mostrar "La muerte de una iglesia débil”, comentó.

El cardenal Schönborn, la Orden de Malta, y el LGBT Life Ball de Gery Keszler, quien el año pasado organizó un evento de caridad para pacientes con VIH que atrajo muchas críticas, fueron los anfitriones del evento.

Parte del evento fue la presentación en la catedral de una obra escrita por Hugo von Hoffmansthal, pero de una manera "recargada", con música electrónica y rock duro.

Philipp Hochmair, un conocido actor austriaco que ya ha desempeñado varios papeles semi desnudo en el escenario y que también ha desempeñado roles homosexuales en diferentes películas a favor de LGBT, fue el actor principal de esa actuación, junto con su banda God's Electrohand (Elektrohand Gottes).

En fotos, él está sin camisa, parado en la barandilla del altar. El concierto fue ruidoso, con luces parpadeantes, y muchos actores estaban vestidos como demonios. La obra 'Jedermann' representa a un hombre rico en sus últimas horas de vida que se da cuenta de que ni sus amigos ni su dinero lo siguen hasta la muerte. Luego se convierte al cristianismo.

Los organizadores declararon con orgullo después que solicitaron y recibieron 68,000 euros en donaciones.

Sin embargo, para el padre Schwarz, la buena causa de este concierto no es suficiente para justificar el hecho de que se realizó en la casa de Dios. "Me avergüenzo de mi Iglesia por esto", escribe. “¡Ya no tememos al Todopoderoso! ¡Nada es ya santo para nosotros! ¡Pisoteamos a las almas que nos son confiadas!"
"Seguramente habría habido otra forma de promover la "gran iniciativa del Padre Gerhard Lagleder", que trabaja con pacientes con VIH, agrega educadamente el Padre Schwarz.



Además, Schwarz vio que el actor Hochmair estaba bailando en el carril de la comunión, “con una botella de cerveza y un micrófono” en la mano, con el cardenal Schönborn observando desde la primera fila. "El riel de la comunión es una extensión del altar", señaló Schwarz. "¿Olvidó realmente el significado de la barandilla del altar?. ¿También en la catedral de San Esteban? Es decir, ¿allí donde los fieles, en todas las Misas, aún reciben al Dios vivo en esa extensión santa del altar? Así parece. La Catedral de Viena es ahora una sala de usos múltiples, que ofrece un ambiente".

Si no tenemos otra idea de cómo promover una buena causa, continúa, "entonces la actuación de Jedermann en la Catedral de San Esteban no solo es la historia de la muerte de un hombre rico, sino también de la muerte de un Iglesia débil".
Algunos católicos también podrían objetar el hecho de que el cardenal Schönborn dio permiso a Philipp Hochmair, que actuó semi desnudo en el escenario, protagonizó "escenas de amor homosexuales" en películas y le gusta representar figuras diabólicas en el escenario, para que actuara en la catedral.

Muchos católicos también podrían preguntar si tal actuación no es realmente, y en varios aspectos, una bofetada a Dios, como lo fue el evento anterior en la Catedral de San Esteban el año pasado, en el que Conchita Wurst, una famosa drag queen, dio un discurso.

El activista homosexual y copatrocinador del evento del 30 de noviembre afirmó en septiembre que el Cardenal Schönborn lo había bendecido a él y a su compañero homosexual en una cena privada. Más tarde, el cardenal Schönborn dijo que simplemente bendijo a Keszler y su compañero como anfitriones de esa noche, negando así haber realizado una bendición especial de la pareja homosexual



https://www.lifesitenews.com/blogs/charity-concert-at-cdl.-schoenborns-cathedral-features-shirtless-actor-danc
Religión, la Voz Libre


miércoles, 28 de noviembre de 2018

¿POR QUÉ LOS CATÓLICOS DEBEN SIMPATIZAR CON EL NACIONALISMO?

Las críticas del presidente Trump al
globalismo y los elogios al nacionalismo han generado críticas mordaces.

Para muchos, el "globalismo" sugiere la "solidaridad humana universal", mientras que el "nacionalismo" sugiere la agresión, la búsqueda de uno mismo y la idolatría de un estado y pueblo en particular. Otros dicen que el "nacionalismo" es un "código de derecha" para la "supremacía blanca", y el "globalismo" es fomentado por algunos gobiernos para favorecer los oscuros intereses financieros judíos.
Tales respuestas oscurecen los problemas reales que necesitan ser discutidos. Las organizaciones políticas, sociales y económicas son cada vez más globales. Los resultados son complejos, desde la reducción generalizada de la pobreza a medida que los pueblos antes aislados se convierten en parte de la economía mundial, hasta el aumento de la desigualdad dentro de los países, ya que algunos se unen a los ricos globales y otros a los pobres globales. Las guerras devastadoras  y las tiranías extremas son más raras que antes, pero el sistema del colonialismo europeo, muy criticado, ha sido reemplazado por un sistema mucho más amplio de influencia y control extranjeros.
¿Estos resultados son buenos, o serían mejores las formas locales, nacionales o regionales de organizar las cosas? El tema merece nuestra atención, y el "nacionalismo" y el "globalismo" se han utilizado durante mucho tiempo para este propósito. No está claro qué palabras podrían usarse para sustituirlas, por lo que el efecto de la tendencia ahora establecida de escucharlas como acusaciones y desencadenantes de indignación es suprimir la discusión de temas básicos.
Me referí a algunos de estos temas hace un año en una columna que escribí sobre política de identidad y enseñanza de la Iglesia. El punto básico de la columna era que la visión católica de la política es compleja, como la vida humana en sí misma. Está radicalmente en desacuerdo con la tecnocracia global, que tiene una demanda unilateral de puentes en lugar de muros y, por lo tanto, rechaza partes básicas de ella. Un resultado de esta discordia es hablar sobre la "Opción Benedicto", es decir, un intento de crear islas de orden cristiano en un mundo social cada vez más inhumano.
Los problemas no van a desaparecer. Los cambios técnicos y económicos nos están poniendo cada vez más en un mundo sin fronteras. Internet nos pone igual de cerca electrónicamente a cada persona y lugar en el mundo. El transporte aéreo y el transporte de contenedores ya han reducido la importancia de la distancia física.
¿Quién es para esto y quién no? Evidentemente, no son "los trabajadores", como pensaban Marx y Engels, sino las clases dominantes que no tienen paísEl poder, el dinero y los acuerdos pueden buscarse en todas partes y, por lo tanto, la gente en la cumbre (reyes, aristócratas, imperialistas, colonialistas, altos burócratas y empresarios adinerados) siempre han tendido a ser cosmopolitas. Las organizaciones educativas, académicas y de medios de comunicación también tienden en esa dirección y, en cualquier caso, se alinean principalmente con el dinero y el poder.
Esto significa que una era centralizada, jerárquica, tecnológica y orientada a la carrera va a favorecer la globalización. La afirmación de Marx sobre los trabajadores estaba evidentemente motivada por su visión de ellos como la futura clase dominante. Esta visión siempre ha sido desesperada, sin duda a gran escala. Los trabajadores ordinarios siempre estarán infinitamente distantes de cualquier clase dominante mundial, a menos que los aspirantes a profesionales en Nueva York y Londres se consideren como "trabajadores ordinarios". Han sido las clases medias bajas y bajas, junto con la población rural, quienes tienden a ser nacionalistas.
Es por esto que el nacionalismo es visto como populista y tomado como una amenaza irracional e implícitamente violenta al orden social y político. Amenaza a nuestros gobernantes, que realmente no lo entienden, y despierta en ellos los mismos sentimientos que el comunismo en el siglo XIX.
Pero las personas sin dinero, posición o educación formal a veces hacen las cosas bien. No todo se puede ejecutar de forma central o desde la parte superior. Tampoco se puede escalar todo al tamaño global. Las redes de familia, amistad, parentesco, religión y comunidad cara a cara en las que viven las personas comunes y en las que encuentran dignidad como participantes no pueden gestionarse desde fuera o integrarse en un sistema global.
Estas redes precedieron a las empresas globales y las burocracias transnacionales, y las superarán, porque son fundamentales para una vida humana decente. Pero la forma del mundo venidero depende de la forma que tomen estas redes.
Serán locales o se basarán en comunidades no locales y en cierto modo separatistas, como clanes, castas, comunidades religiosas y grupos nacionales dispersos.
Históricamente, en América, hemos podido continuar el enfoque europeo a pesar de la inmigración esporádica a gran escala. Lo hicimos con la ayuda de un énfasis en el gobierno local, las familias independientes y las comunidades de la iglesia local que se heredaron de los colonos originales y se destacaron por un énfasis también en la asimilación de los inmigrantes.
El enfoque europeo y americano está ahora en decadencia. La reacción horrorizada al Brexit y el apoyo a la inmigración masiva continua desde todas partes hace que el punto sea obvio. Entre las personas bien situadas, el apego a los vínculos y conexiones locales ahora se considera alarmantemente regresivo. En cambio, se supone que todos debemos vivir por nuestras conexiones con personas de todo el mundo, y por nuestra capacidad para navegar por las instituciones transnacionales y utilizarlas en nuestro beneficio.
El punto es importante porque los estados y gobiernos gobiernan territorios particulares. Si las redes sociales en las que viven las personas son en su mayoría locales y territoriales, entonces el gobierno puede estar estrechamente vinculado a la sociedad. Las personas de cada aldea, pueblo y región, y del país en general, pueden verse a sí mismos como personas con intereses, entendimientos y formas que son lo suficientemente coherentes y distintas como para guiar a su gobierno y hacer que sea suyo. El gobierno de, por y para la gente puede, al hacerlo, ser más que una frase vacía.
Eso es algo a lo que la gente suele aspirar, y cuando lo tienen, quieren aferrarse a él. Por esta razón, el nacionalismo de hoy es básicamente defensivoEs un intento de limitar la globalización de la vida social y económica, de modo que las redes locales de solidaridad puedan conservar su fuerza y ​​actividad.
Es por eso que los nacionalistas franceses y alemanes de hoy no se oponen entre sí. Tampoco se oponen al localismo o las formas tradicionales de cooperación internacional que aceptan un sistema de estados soberanos. En cambio, se oponen a los eurócratas, a los burócratas transnacionales y a las grandes empresas.
También esa es la razón por la que los católicos deben mostrar cierta simpatía por el nacionalismo actual. Quiere proteger la subsidiariedad, que es necesaria para la solidaridad cotidiana. No nos sentimos fuertemente vinculados entre nosotros sin una conexión que sea más específica que nuestra humanidad común o nuestra elegibilidad común para la protección (o carga) de las convenciones internacionales de derechos humanosY aquellos que están apegados a la Iglesia, pero a quienes no se les paga por ser católicos, generalmente tienen simpatía por el nacionalismo.
Incluso los multimillonarios y los burócratas, si dejan de lado por un momento la convicción de que su camino es siempre el mejor, deberían darse cuenta de que la globalización radical también es mala para ellosSi las redes locales de lealtades y entendimientos comunes se disuelven, las personas no confían entre síEn tales condiciones, la cooperación pública desaparece y con ella, el público racional. ¿Cómo será su orden global entonces?
Hay, por supuesto, dificultades. Un hogar requiere de muros y las fronteras respaldadas por la soberanía del estado son necesarias para esto, por lo que se necesita algún tipo de nacionalismo para las sociedades en las que las personas puedan sentirse como en casa. Pero, ¿cómo funcionará esto en un mundo tecnológicamente globalizado? ¿Y qué puede significar el nacionalismo en un país cada vez más diverso de 330 millones? La gente se queja de que el conservadurismo no ha conservado nada y ya no sabe qué debería conservar. Lo mismo puede resultar cierto para el nacionalismo.
Pero al menos vale la pena discutir los temas, y no se debe abusar de las personas que los plantean. La alternativa práctica a un localismo protegido por fronteras y respaldado por soberanía, para algunos es una especie de nacionalismo, se asemejaría a un orden cosmopolita que carece de comunidad moral y conduce a una fragmentación social radical. Vale la pena considerar cualquier cosa que prometa perdonarnos.
CrisisMagazine


IDEOLOGÍA DE GÉNERO Y LAVADO DE CEREBRO

Dios creó al hombre a su imagen y semejanza (Génesis 1, 26). 

La ideología de género es una revolución que tiene como meta destruir esa imagen y transformar totalmente al género humano. Por eso se dice, con profundidad y acierto, que constituye una revolución diabólica, pues al no poder el demonio destruir al mismo Creador, quiere destruir su imagen en los hombres.

De acuerdo con esa ideología, nadie nace hombre o mujer. Es el cerebro el que, con el pasar del tiempo, determina el sexo que se va a elegir. Es por ello que el niño, al nacer, ¡no debe ser registrado con el sexo masculino o femenino, sino el indefinido!

Después de haber sido desenmascarados por innumerables estudios científicos, los propulsores de esa farsa ahora quieren abstraer del problema de la “identidad” sexual con las hormonas masculinas y femeninas como afirmaban antes. De acuerdo con el Prof. Joshua D. Safer, endocrinólogo del Mount Sinai Health System de Nueva York, “lo que nosotros no conocemos son todos los factores biológicos en juego que explican la identidad de género. Por lo que nosotros -quienes pertenecemos a la comunidad médico-biológica tradicional- sabemos en 2018, es programado, es biológico, no es totalmente hormonal, y nosotros no identificamos los genes, por lo que no podemos específicamente decir que es genético”.[1]

Conforme el Dr. Safer, “ser transgénero no es una cuestión de elección. Es una percepción aplastante de que su género no es el que consta en el certificado de nacimiento”.
Innumerables estudios de renombrados científicos -el del Dr. Paul R. McHugh, Profesor de Psiquiatría en la Universidad Johns Hopkins y ex Psiquiatra en jefe del Hospital Johns Hopkins, en Baltimore, Maryland- afirman que el cambio de sexo es biológicamente imposible: “La cirugía no transforma al hombre en mujer o vice-versa. Por el contrario, ellos se transforman en hombres afeminados y mujeres masculinizadas”. El médico dijo además que las personas que promueven dicha cirugía están colaborando para producir y promover un desorden mental. [2]

Se estima que el 41% de las personas que se someten a una cirugía de "cambio de sexo" incurren en suicidio. Es lo que revela un importante estudio publicado por The New Atlantis, titulado “Sexualidad y Género: hallazgo de las Ciencias Biológica, Psicológica y Social”. Sus autores, los Drs. Lawrence Mayer y Paul McHugh, son dos de los principales estudiosos sobre salud mental y sexualidad de nuestros días.[3]

Los actuales defensores de la ideología de género, sin embargo, quieren probar lo contrario. Ellos niegan que el motivo de los suicidios sea la terapia aplicada en el cambio de sexo sino, más bien, de acuerdo con el periodista Denise Grady, que “la aflicción en virtud de esta discrepancia puede volverse particularmente intensa en la época de la pubertad y el riesgo de suicidios aumenta considerablemente entre los jóvenes que se encuentran en esa situación”. (“The New York Times”, reproducido por el diario “O Estado de S. Paulo”).

Después del fracaso de esas cirugías, como en el caso de los gemelos Reimer, ahora ellos reconocen que estaban “equivocados”. Afirma el periodista Grady: “Estaban equivocados. En la medida en que crecieron y se hicieron adultas, muchas tenían la clara sensación de ser hombres. De acuerdo con un estudio realidado en 16 de ellas, más de la mitad terminó identificándose como hombre.” [4]

El mismo Dr. Safer reconoce que se trataba de una “limpieza”, es decir, de un lavado de cerebro: “Considerando el hecho de que es posible hacer un lavado de cerebro en algunas personas en lo que dice respecto a cualquier cosa, fallar con tantas es catastrófico”. En efecto, como la ideología de género no tiene base científica, quiere imponerse a través de un proceso parecido con el del denominado “lavado de cerebro”. Para ello cuenta con el apoyo de ciertos gobiernos y el del activismo jurídico en los países donde no consigue aprobar leyes como la del Estatuto de la Diversidad Sexual [5] propuesto en Brasil por la Senadora Marta Suplicy, del fracasado Partido de los Trabajadores (PT).

____________

Notas:

[1] https://internacional.estadao.com.br/noticias/nytiw,pesquisadores-afirmam-que-identidade-de-genero-vem-do-cerebro-nao-do-corpo,70002566247

[2] https://ipco.org.br/mudanca-de-sexo-e-desordem-mental-diz-psiquiatra/

[4] https://ipco.org.br/a-ideologia-que-nasceu-morta/#.W9spk5NKjIU

[5] https://ipco.org.br/descricao-pls1342018/#.W9sxTpNKjIU

por Jurandir Dias in Agência Boa Imprensa (San Pablo, Brasil), 14 de noviembre de 2108


Correspondencia Romana

ESI: MACRI IGNORA A LAS FAMILIAS

Los padres de familia se resisten a ceder sus deberes y derechos a lobbies homosexualistas y a sexópatas progresistas.

“Queremos que se respete nuestro derecho de padres a educar a nuestros hijos”, dice la misiva enviada por los padres de familia al Presidente de la Nación. En la misma nota rechazan la promoción de la promiscuidad y exigen “preservar la inocencia y dignidad” de los niños. Ayer recibieron la autoritaria respuesta del Ejecutivo Nacional: “El conjunto de contenidos curriculares que se enseñan en la Escuela no están sujetos a la deliberación de las familias, lo mismo ocurre con los lineamientos curriculares de la ESI”.

El Director de Despacho del ex Ministerio de Salud, Pedro Antonio D'lelsi remitió a las familias que cuestionaron la aplicación de la ESI la información provista a ese efecto por Diana María de los Ángeles Fariña, Directora Nacional de Maternidad, Infancia y Adolescencia.

En la respuesta elaborada por Fariña, entre otras cosas, dice:

“Todos los contenidos que se enseñan en la escuela son consensuados democráticamente en los ámbitos propios del Ministerio de Educación y del Consejo Federal de Educación. Específicamente los lineamientos curriculares de la ESI fueron sancionados en el 2008 en el ámbito del Consejo Federal de Educación (Resolución Nº 45/08), de forma unánime por todos los Ministerios de educación de las provincias. El conjunto de contenidos curriculares que se enseñan en la Escuela, propios de cualquier disciplina como lengua, matemática y ciencias, no están sujetos a la deliberación de las familias, lo mismo ocurre con los lineamientos curriculares de la ESI”. 


Agrega después que los contenidos del 2008 han sido “reafirmados” recientemente con la Resolución CFE Nº 340/18.

En 2006 señalábamos que no se pueden someter al consenso la inocencia de los menores y los derechos naturales de los padres (si un derecho se consensúa es porque no se lo reconoce). Ahora ya no lo ocultan, ese consenso “democrático” “no está sujeto a la deliberación de las familias”. “Palo y a la bolsa”, la bolsa es el consenso y el palo es para la familia. 

La escuela no es “democrática”, la familia tampoco. En ambas hay orden y jerarquías, la “democratización” conlleva a la desintegración y a la destrucción.

No se puede equiparar a la ESI con ciencias desprovistas de connotaciones morales, tal como lo hizo el Ejecutivo. Nadie refuta que dos más dos es cuatro, porque ese resultado no aneja ninguna obligación moral (de no ser así lo estaríamos “debatiendo”). Por otra parte, el Ministerio de Educación no decide “democráticamente” cuánto es el resultado de una operación matemática, cuál es el sujeto de la oración, o qué países limitan con el nuestro; sus especialistas sólo evalúan la conveniencia de transmitir esos conocimientos y a qué edad.

En la inicua respuesta del Poder Ejecutivo se hace palmario, además, el atropello al marco normativo vigente porque el derecho a la elección y supervisión de la educación de los hijos, particularmente en materia moral y religiosa, está claramente reconocido en muchas normas de jerarquía constitucional (cf. art. 75 inc. 22 de la CN).

NOTIVIDA
Editor: Lic. Mónica del Río

martes, 27 de noviembre de 2018

SÚPLICA DE LOS FIELES PARA EVITAR LA ESCANDALOSA BEATIFICACION DE ANGELELLI

Sr. Nuncio Apostólico en la Argentina
S.E.R. Mons. León Kalenga Badikebele
S /D:

De nuestra mayor consideración:

Como hijos de la Iglesia los abajo firmantes nos dirigimos a Ud. a fin de manifestar nuestra más profunda preocupación y perplejidad ante la clausura del proceso de beatificación de Mons. Enrique Angellelli, en el cual se ha desestimado escandalosamente y de modo flagrante las fundadas y serias objeciones presentadas oportunamente a lo largo de la causa por un grupo nutrido de profesionales del Derecho, fieles y aún obispos.

En efecto, se ha hecho caso omiso de dictámenes judiciales y eclesiásticos en los que no hay pruebas suficientes para hablar de su muerte como asesinato provocado, existiendo en cambio pruebas contundentes e incluso testimonio personal de todo lo contrario, habiéndose secundado, en cambio, la versión falaz de su martirio generada por el fraile capuchino Puigjané, quien años después participaría en un ataque terrorista a unidad militar, por lo que fuera condenado a prisión.

Se ha pasado asimismo por alto el testimonio de al menos tres obispos de nuestro país -Mons. Bernardo Witte (sucesor de Angellelli), Mons. Carmelo Juan Giaquinta y Mons. Antonio Baseotto-, procediéndose así de manera completamente irregular e inexplicable, que no conoce precedentes.

De dichos testimonios, como de otros incluso procedentes de personas ajenas a la Iglesia, se ha dejado constancia de un proceder inequívocamente contrario al Evangelio en Mons. Enrique Angelleli, sembrando divisiones entre la feligresía, alentando discordias en el clero y llegando a favorecer explícitamente la subversión armada de la guerrilla marxista en la Argentina, en su accionar dentro del Movimiento de los Sacerdotes para el Tercer Mundo y en la Agrupación Montoneros.

De estos probados cuestionamientos, que por otra parte han sido ya ampliamente difundidos por la prensa nacional e internacional, y que volvemos a adjuntar a esta carta para que se tome conciencia cabal de la gravedad de la cuestión, concluimos

a) que la muerte de Mons. Enrique Angellelli no puede ser llamada martirio, por no haber sido intencional, y mucho menos por odio a la fe.

b) que su amplia y probada militancia en el terrorismo marxista, absolutamente incompatible con la doctrina católica, incapacita completamente para ser puesto como modelo de virtudes para los fieles de la Iglesia, y elevado al honor de los altares.

Consideramos entonces que de no tener en cuenta estos principios, se seguirá inevitablemente un escándalo para numerosos fieles, en grave desmedro del respeto debido a los procesos canónicos de la Iglesia, como así también el descrédito de la Congregación para la Causa de los Santos, que por lo visto estaría operando bajo fuertes presiones humanas dando la espalda a la justicia y al obligado testimonio de la Verdad. El reciente mensaje de la Conferencia Episcopal Argentina -“Pascua Riojana, alegría de la Iglesia”-, bajo esta perspectiva, no sólo no contribuye a la tan mentada reconciliación de los argentinos, sino que ha sido recibida por muchísimas almas como una auténtica traición y desprecio de su fe.

Por lo expuesto, los abajo firmantes imploramos por vuestro intermedio, respetuosa pero vehementemente, a cada uno de los responsables, la suspensión de la beatificación del ex obispo de La Rioja prevista para el mes de abril, para lo cual interponemos confiadamente el recurso especial de nuestra súplica a Nuestra Señora del Rosario, que como Madre Auxiliadora nos advirtió en Fátima sobre los errores del comunismo y su expansión como consecuencia de nuestra falta de conversión.

Encomendándonos a sus oraciones, asegurándole las nuestras, y pidiendo filialmente su bendición,

Adhesiones y firmas a santosdeverdad@yahoo.com


OBISPO ITALIANO INVITA A LOS ADÚLTEROS A COMULGAR

Un obispo italiano se coloca por encima del Evangelio y anuncia la aceptación del adulterio sin conversión.

El obispo italiano de Mantua, Marco Busca, de 53 años, ha declarado públicamente que puede hacer la vista gorda el adulterio sin que los adúlteros requieran cambiar sus vidas.

En una carta pastoral del 30 de noviembre afirmó: 


"Años partir de hoy, aquellos fieles que están divorciados y vueltos a casar, o quienes, sin embargo, vivan en una segunda relación estable, pueden emprender un camino de reconciliación eclesial que, en algunos casos, puede conducir a la posibilidad de tener nuevamente acceso al sacramento de la penitencia y la comunión eucarística.
Las indicaciones de la diócesis para este viaje están contenidas en un pequeño documento que ya está disponible en todas las parroquias"
.

Con este anuncio, Busca se puso por encima del Evangelio y de la Iglesia Católica.

Promueve abiertamente la perseverancia en el pecado mortal, y por eso ha declarado una herejía.

en.news

Religión, la Voz Libre

lunes, 26 de noviembre de 2018

¿POR QUÉ AÚLLAN LOS PERROS? TE CONTAMOS LAS RAZONES

Los aullidos de los perros son, junto con el lenguaje no verbal, la principal fuente de comunicación de nuestras mascotas con nosotros. ¿Quieres saber qué significan?

Seguro que en algún momento de tu vida has oído aullar a un perro, un sonido muy característico e inconfundible que les ayuda comunicarse o expresarse pero, ¿sabes por qué lo hacen?

El aullido de estas mascotas funciona de manera parecida a los gruñidos, ladridos, o gemidos. Es otra manera de comunicarse con el entorno que les rodea y que, en diversos escenarios, puede significar cosas distintas.

Por ello, acá te contamos cuáles son los motivos más comunes por los que tu perro aúlla de vez en cuando. ¡Te sorprenderás!


1. Estado emocional

En principio, el aullido le sirve al perro sobre todo para señalar su estado emocional y anímico. Por ello es un indicador bastante fiable de cómo se encuentra nuestro perro.

2. Comunicación

Comunicarse con otros perros es una de las funciones más importantes del aullido. Muchas veces es la respuesta a uno emitido por otro can.

3. La familia reunida

A veces, el perro aúlla cuando ve a todos los miembros de la familia unidos. Puede ser una cena, una celebración... Los aullidos del perro serán en este caso de alegría y excitación.

4. Se siente solo

La soledad puede ser un buen motivo para que tu perro aúlle sin parar durante un buen rato. Muchos perros no soportan quedarse solos. Si esto se convierte en un problema, tendremos que acudir a un adiestrador canino.

5. Dolores o molestias

Otra causa muy común de continuos aullidos son: algún dolor, molestia, picor o alguna enfermedad. Se identifica fácilmente porque el tono del aullido es más lastimero que en otras ocasiones.

6. Estrés o un susto

Un ejemplo son los perros que viven en grandes ciudades, muy propensos a sufrir estrés. En consecuencia, aúllan más y de forma más prolongada. También puede deberse a un susto repentino o a un período traumático que asocie con algo en concreto.

7. Imitación de sonidos

Seguro que alguna vez has vivido la siguiente escena: están reunidos en casa, alguien pone música o saca la guitarra... y tu perro comienza a aullar. Se debe a que el aullido también puede ser una imitación de un sonido que a él le llame la atención, como puede ser también una sirena de ambulancia.

8. Falta de cuidados o atenciones

Puede suceder si le faltan horas de juego, paseos o ejercicio, si se siente solo (que no es lo mismo que estar solo), o si, por supuesto, pasa hambre.

9. Ansiedad

Aparece unida al estrés y es más habitual de lo que pensamos. Una gran parte de los perros que aúllan constantemente y no sabemos por qué, lo hacen por ansiedad.

10. Separación prolongada

Y, dentro de la ansiedad, una de las más comunes es la ansiedad por separación, sobre todo aquella que tiene lugar durante un período prolongado de tiempo (por ejemplo, tus vacaciones).


https://www.elpopular.pe/

IDENTIDAD POLÍTICA Y ENSEÑANZA DE LA IGLESIA

Hay temas relacionados, políticas de identidad y lealtades étnicas que son muy importantes y deben ser discutidos. ¿Qué decimos de tales cosas?

Por James Kalb

El mes de septiembre de 2017, sugerí que el nacionalismo blanco y algunos otros puntos de vista probablemente no eran importantes. Pensaba que sus defensores quieren construir sobre una base demasiado inestable.

Pero hay temas relacionados, políticas de identidad y lealtades étnicas que son muy importantes y deben ser discutidos. ¿Qué decimos de tales cosas?

Es una situación complicada. Las conexiones étnicas y similares difieren de muchas maneras. Algunos, como la identidad judía, tienen una larga tradición que los hace parecer más centrados. Otros, como la identidad negra, hispana o blanca, parecen más recientes y sin formato. Por lo tanto, los problemas son difíciles de precisar y el clima partidista de hoy los hace difíciles de discutir racionalmente.

Esa es una razón más para intentarlo. Durante varias décadas, personas respetables han evitado tales problemas al afirmar que la etnicidad no debería tener ningún significado práctico. Alcanzar ese objetivo puede ser complicado (podría, por ejemplo, involucrar el desalojo de las identidades dominantes mediante la promoción de aquellas que han sido subordinadas), pero el objetivo en sí era claro.

El pensamiento ha sido y ha dado a las identidades tradicionales un significado práctico que nos encierra en categorías arbitrarias. Eso es opresivo, y fácilmente conduce al abuso, a la deshumanización, y cosas peores. Algunos ven la historia como poco más que un catálogo de tales ultrajes.

Los estadounidenses del siglo XXI consideran que estos puntos de vista son creíbles, pero dejan de lado las características básicas de la vida humana, por lo que están en desacuerdo con la comprensión más compleja del hombre y la sociedad que se encuentra detrás de las enseñanzas de la Iglesia.

La Iglesia, por supuesto, reconoce la unidad fundamental y la igualdad entre los seres humanos:

No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer. Porque "todos vosotros sois uno en Cristo Jesús". ( Gálatas 3:28 )

"Con respecto a los derechos fundamentales de la persona, todo tipo de discriminación, ya sea social o cultural, ya sea basada en el sexo, la raza, el color, la condición social, el idioma o la religión, debe ser superada y erradicada como contraria a la intención de Dios". Gaudium et spes 29)

Pero el punto evidente de Gálatas 3:28 es enfatizar que la unidad cristiana es más básica que incluso las distinciones más duraderas. Si trascendieran solo pequeñas diferencias, ¿por qué importaría? Y oponerse a la discriminación con respecto a los derechos fundamentales no significa que todos deben ser tratados de la misma manera. Si voy al Vaticano, no puedo esperar que me traten como al Papa, porque la Iglesia, como todos los demás, reconoce que "existen diferencias legítimas entre los hombres" (Gaudium et Spes 29).

De hecho, la Iglesia reconoce que tenemos obligaciones especiales con las personas con las que tenemos una conexión especial: “si algún hombre no se preocupa por sí mismo, y especialmente por los de su casa y ha negado la fe, es peor que un infiel” (I Tim. 5: 8). 


Pío XII y otros aplican el punto a naciones enteras:

El cristianismo enseña que en el ejercicio de la caridad debemos seguir un orden dado por Dios, cediendo el lugar de honor en nuestros afectos y buenas obras a aquellos que están vinculados a nosotros por lazos especiales. El Divino Maestro mismo dio un ejemplo de esta preferencia por su propio país y su patria, mientras lloraba por la próxima destrucción de la Ciudad Santa. (Summi Pontificatus 49)

Tales principios son evidentemente necesarios. Sin ellos, las características básicas de la doctrina social católica, como la subsidiariedad y la importancia de la familia, se evaporan.

La preferencia por la propia gente está en parte motivada por el apego a sus cualidades específicas. 


San Juan XXIII señaló que:

"La Iglesia de Jesucristo", como observó nuestro predecesor Pío XII con tal penetración, "[...] es ciertamente demasiado sabio para desalentar o menospreciar esas peculiaridades y diferencias que distinguen a una nación de otra. Es bastante legítimo para las naciones tratar esas diferencias como una herencia sagrada y protegerlas a toda costa”. (Mater et Magistra 181)

San Juan Pablo II, por lo tanto, enfatizó la importancia de "la lucha por la cultura y por los derechos nacionales", diciendo que "las diferentes culturas son básicamente formas diferentes de enfrentar la cuestión del significado de la existencia personal". (Centesimus Annus 24). Como dijo a los jóvenes:

Al recibir y heredar la fe y los valores y elementos que conforman la cultura de su sociedad y la historia de su nación, cada uno de ustedes está dotado espiritualmente de su humanidad individual... Debemos hacer todo lo posible para aceptar esta herencia espiritual, para confirmarla, mantenerla y aumentarla. (Dilecti Amici 11)

La visión católica, entonces, es que el hombre es también un ser cultural e histórico. Los lazos de la historia y la cultura heredada son básicos para la vida humana, y necesarios para su desarrollo en toda su plenitud y diversidad. Por eso, Pío XI, en el curso de su denuncia del paganismo nazi, señaló que "[la Iglesia] se regocija con las superioridades espirituales entre los individuos y las naciones". (Mit Brennender Sorge 18). Su punto principal en la encíclica fue que la igualdad humana y la verdad cristiana trasciende las diferencias nacionales y culturales. Pero decir que una cosa es sumamente importante no es disminuir la importancia de otras cosas.

Parece entonces que la Iglesia considera que los lazos y cierto grado de lealtad basados ​​en ascendencia común, historia, cultura e idioma son cosas buenas y necesarias. ¿Pero qué hacemos con eso hoy? Las lealtades heredadas no nos ayudan cuando trabajamos para una compañía de seguros, obtenemos nuestra comida de McDonald's o Whole Foods, navegamos por la web o enviamos a nuestros hijos a una escuela con niños y personal de todas partes.

Así que ven más razones para rechazarlas que valorarlas. Muchos británicos se horrorizaron cuando sus compatriotas votaron por el Brexit. ¿Quién quiere estar encerrados en una isla con un grupo de xenófobos racistas? Incluso los judíos, el estándar de oro para la resistencia como pueblo, ahora parecen estar abandonando sus tradiciones y quedándose fuera de la existencia.

Pero eso es un problema. Una cultura heredada es un sistema de cooperación desarrollado a través de una larga experiencia de convivencia. No hay manera de reemplazarlo como una forma de construir un sistema de vida compartido que funcione bastante bien en todos los entornos a lo largo de toda la vida. Pero sin un sistema así, la vida empeora: conexiones humanas débiles, retraso en el desarrollo humano y vidas destrozadas. De hecho, eso es lo que vemos a nuestro alrededor.

Y el problema sigue radicalizándose. No es solo la etnicidad y la religión cuyas funciones sociales insustituibles se están perdiendo o suprimiendo hoy, sino la sexualidad. Las personas educadas, responsables y bien conectadas ahora insisten en que las distinciones sexuales no solo son irrelevantes sino también puramente subjetivas , y ven a quienes no están de acuerdo como fanáticos que necesitan ser aplastados.

Aun así, las distinciones son características básicas de la vida humana y no desaparecen, ya que se vuelven menos funcionales. En cambio, permanecen como banderas de batalla, y las batallas solo empeoran. Llamar a la reconciliación no hará mucho cuando la creciente diversidad significa crecientes desigualdades, creciente desconfianza y malentendidos, y los políticos que hacen de los resentimientos basados ​​en la identidad, su camino al triunfo.

Las tendencias no se ven bien, y para la vida política futura previsible para los católicos es probable que sea menos una cuestión de trabajar con otros para el bien común concebido ampliamente que una serie de intentos para evitar el desastre. De ahí el interés en la "Opción Benedictina", un intento de vivir bien ahora y construir para el futuro al establecer islas de coherencia y función en un mundo social cada vez más incoherente, irracional y agresivamente intolerante. No está claro qué tan bien funcionará, pero tampoco está claro cuál es la alternativa.

CrisisMagazine