domingo, 16 de enero de 2022

MEDJUGORJE: NO HAY NINGUNA CURACIÓN MILAGROSA CERTIFICADA

Cuarenta años después de las primeras supuestas apariciones de la Virgen María en Medjugorje, un periodista italiano publicó un informe del Vaticano, concluyendo que nunca se han producido milagros certificados en el famoso santuario de Bosnia y Herzegovina.


En Roma, no es con fuegos artificiales sino con una bomba de tiempo que se cruzó el umbral del nuevo año: y fue por una buena razón.

Los informes secretos de la Pontificia Comisión presidida por el cardenal Camillo Ruini, creada para investigar las supuestas apariciones de Medjugorje, acaban de ser revelados en el último libro de Davide Murgia, publicado por Rubettino ediciones, Processo a Medjugorje (Juicio a Medjugorje), obra sin traducir hasta la fecha.

Y la conclusión cae como la cuchilla de una guillotina: "No ha tenido lugar ninguna curación milagrosa certificada en Medjugorje..."

Para llegar a esta conclusión, Davide Murgia, periodista de Rai, que presenta varios programas religiosos en TV2000, un medio gestionado por la Conferencia Episcopal de Italia (CEI), revisó las actas y otras grabaciones de la Comisión creada en marzo de 2010 por el Papa Benedicto XVI.

Esta Comisión lleva el nombre de su presidente, el cardenal Camillo Ruini, vicario de la diócesis de Roma entre 1991 y 2008. La misión de esta última era pronunciarse sobre el carácter sobrenatural o no de las apariciones y proponer soluciones pastorales.

La Comisión estaba conformada por los cardenales Jozef Tomko, Vinko Puljc, Josip Bozanic, Julian Herranz y Angelo Amato, así como por nueve expertos: cuatro teólogos, un mariólogo, un canonista, un relator de la Congregación para las Causas de los Santos, un psicólogo y un representante de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Las conclusiones de la Comisión Ruini nunca se habían publicado hasta la fecha, y solo se sabía lo que el papa Francisco dijo sobre ellas en 2017, cuando regresó de Portugal: "las primeras apariciones, cuando los videntes eran chicos, dice el informe, hay que seguir investigándolas".

"Pero sobre las supuestas apariciones actuales, la investigación presenta sus dudas. (…) Yo prefiero a la Virgen Madre que a la Virgen que se vuelve encargada de una oficina de telégrafos y envía un mensaje cada día", comentó con cierta molestia el santo padre.


Un expediente vacío... de lo sobrenatural

"Los documentos que publico pueden, en mi opinión, ser muy útiles para formar el propio juicio", explica el autor.

En efecto, de los informes de la Comisión se desprende que, de los 487 casos de "curación" documentados en Medjugorje, solo diez fueron considerados dignos de ser examinados por los expertos médicos de la Congregación para las Causas de los Santos, quienes concluyeron que ninguno podía ser considerado científicamente inexplicable.

El autor también relata las confidencias que le han hecho algunos miembros de la Comisión Ruini: "Imagínese el escándalo sin precedentes que se produciría en la Iglesia si el fenómeno de Medjugorje resultara falso, artificial, infundado. Se habría engañado a una multitud de personas", dijo uno de los miembros, bajo condición de anonimato.

Solo queda esperar la reacción romana al libro de Davide Murgia, si es que se produce. Y saber, si es que los documentos publicados resultan ser auténticos, quién ha tenido interés, detrás de los muros leoninos, en revelar a la prensa información tan sensible...


Fuente: Agenzia Nazionale Stampa Associata FSSPX.Actualités


CONTINÚA EL SILENCIO DEL VATICANO RESPECTO A CHINA

¿Por qué su santidad no defiende la libertad de expresión, los derechos democráticos o los derechos de los católicos practicantes en China?

Por el padre James Grant


Xi Jinping es el presidente de todo en la China comunista. Es el Jefe del Partido Comunista, el Presidente, el Jefe de las Fuerzas Armadas; todo el poder fluye bajo su control directo. El control civil, militar y estratégico le pertenece exclusivamente a él y al Partido Comunista de China. No hay otras fuentes de poder o liderazgo en China: no hay un poder judicial independiente; no hay activistas de liderazgo regional o comunitario; no hay agrupaciones educativas, religiosas o sociales alternativas. El poder se invierte en un solo partido político y en un solo individuo, como jefe de este partido.

En marzo de 2018, el presidente Xi fue elegido "líder vitalicio" del Partido Comunista Chino. La oposición efectiva al gobierno de Xi es actualmente inexistente. No hay prensa libre, ni internet libre, ni redes de comunicación o telefonía sin control. No hay libertad de expresión religiosa ni libertad de asociación, ni la posibilidad de que individuos o grupos se organicen o transmitan información que pueda considerarse perjudicial para el comunismo chino. Las empresas extranjeras que hacen negocios en China están fuertemente vigiladas, se observan sus comunicaciones y se siguen y documentan sus movimientos y contactos.

Una vasta red de cámaras de vigilancia, comúnmente presentada como “seguridad para detectar delitos y terroristas”, vigila constantemente los movimientos de los ciudadanos. La verdad es que las cámaras de reconocimiento facial vigilan y recogen información sobre sus amigos, sus viajes, sus búsquedas en Internet e incluso sus hábitos de compra, lo que garantiza que los funcionarios comunistas sepan más sobre sus ciudadanos que cualquier otra nación del mundo.

Andrew Hastie es el miembro de Canning (WA) en el Parlamento australiano, un antiguo soldado de los servicios aéreos especiales que ha servido en Afganistán y, más recientemente, presidente del Comité Parlamentario Conjunto de Inteligencia y Seguridad. Hastie hace una declaración poderosa y válida sobre la vulnerabilidad de Occidente:
En estos momentos, nuestra mayor vulnerabilidad no reside en nuestras infraestructuras, sino en nuestra forma de pensar, ese fallo intelectual nos hace institucionalmente débiles. Si no entendemos los retos que tiene por delante nuestra sociedad civil, en nuestros parlamentos, en nuestras universidades, en nuestras empresas privadas, en nuestras organizaciones benéficas, entonces las decisiones se tomarán por nosotros. Nuestra soberanía, nuestra libertad, se verá disminuida.
Como sacerdote de Australia sé lo que representa la agresión china, añadiría que es muy importante que la Iglesia católica de todo el mundo también se alerte sobre la grave amenaza que supone China para las libertades fundamentales.

En todo el mundo, los católicos dan por sentadas muchas libertades, especialmente la de expresar las enseñanzas de Cristo a un mundo más amplio. Cada vez más, en China esta libertad es anulada, restringida o violentamente aplastada. Los católicos han sufrido décadas de persecución, arrestos, detenciones y discriminación.

El Partido Comunista chino no tiene ningún incentivo para conceder los derechos básicos de libertad de culto a los católicos. De hecho, los años de comportamiento represivo hacia los católicos continúan en los tiempos actuales sin que haya señales de cambio en las prácticas comunistas.

Recientemente, hemos sido testigos de la represión de las libertades básicas de los ciudadanos de Hong Kong. Los comunistas chinos son más autoritarios y se preocupan menos por los derechos de los ciudadanos chinos que en cualquier otra etapa de sus setenta años de historia.

Los militares chinos también están llevando a cabo una agresiva acumulación regional que, a pesar de las muchas y cálidas palabras de “intenciones pacíficas”, han preocupado seriamente a los estados regionales, entre ellos Japón, Corea del Sur, Vietnam, Filipinas, Singapur y Australia. La libertad de navegación por el Mar de la China Meridional está en gran medida prohibida y son pocos los países de la región que desean participar en las “acciones pacíficas” del Estado chino.

La realidad para los que viven cerca de China, especialmente los habitantes de Hong Kong y Taiwán, es que el poder económico se está transformando rápidamente en poder geopolítico, con el Estado chino tratando de influir, controlar y garantizar que los vecinos cercanos, los socios comerciales y sus propios ciudadanos se ajusten a los dictados diarios del Partido Comunista Chino.

Las ambiciones militares chinas también se están expandiendo. China cuenta ahora con una base militar en Yibuti, nación estratégicamente importante del Golfo de Adén, lo que le proporciona un importante acceso al Océano Índico y capacidades navales en aguas azules más allá de su región inmediata. Su militarización de las rutas comerciales críticas del Mar de China Meridional es ya completa, lo que permite a China imponer presión militar e impedir que todas las naciones, salvo las más fuertes, utilicen la región como ruta comercial de paso.

Tal vez la cuestión más preocupante de todo el ascenso global de China sea su brutal represión de la disidencia interna. Esta represión es especialmente significativa contra las minorías étnicas y religiosas y contra quienes pretenden poner de manifiesto la falta de libertad democrática o de expresión. Los disturbios que han estallado recientemente en Hong Kong apuntan al creciente deseo de los comunistas chinos de controlar y restringir a los ciudadanos y a los movimientos políticos y de prohibir que evolucionen los llamamientos a la libertad democrática.

Todo esto plantea una pregunta más profunda para los católicos: ¿qué está haciendo el Vaticano en relación con este aumento de la vigilancia, el control y la represión de los ciudadanos chinos, especialmente de los católicos? ¿Por qué el Vaticano no ha expresado ninguna preocupación ni ha denunciado en los medios de comunicación las severas medidas de restricción de las libertades personales y religiosas? ¿Por qué el papa no ha hablado de los disturbios en Hong Kong y de sus ramificaciones más amplias? ¿Por qué su santidad no defiende la libertad de expresión, los derechos democráticos o los derechos de los católicos practicantes en China?

Estas son preguntas serias, y el silencio del Vaticano en relación con estas preocupaciones humanas esenciales no sólo trae la ignominia sobre el papa Francisco y la Iglesia en general, pero lo más importante es que permite que la represión y las violaciones de los derechos humanos continúen sin escrutinio. Cuando el Vaticano guarda silencio sobre estas cuestiones, traiciona la llamada fundamental de Cristo a liberar a las personas y a los pueblos. Cuando la Iglesia se niega a hablar de estas cuestiones, traiciona su misión pero, sobre todo, se arriesga a dañar la propia noción de quién es.

¿Qué ha provocado que el Vaticano sea tan frágil y desprovisto de poder en sus respuestas a los graves ataques chinos a los derechos humanos y que sea consentidor de la persecución de sus propios fieles católicos?

A finales de 2018, el Vaticano autorizó un acuerdo en gran medida secreto con el Partido Comunista Chino que aconsejaba a los sacerdotes y obispos católicos chinos cumplir con la ley china y registrarse oficialmente con el gobierno. Este proceso ha visto además el reconocimiento de las antiguas "Iglesias católicas autorizadas por el Estado" como si estuvieran ahora en comunión con el papa (una definición fundamental de lo que significa ser católico).

Las consecuencias para el Vaticano ya han sido decepcionantes y graves. Muchos obispos y sacerdotes reconocidos por el Vaticano han seguido adhiriéndose al Partido Comunista Chino, una doble lealtad que cuestiona seriamente su compromiso con la Iglesia Católica mundial. El cardenal emérito de Hong Kong, Joseph Zen, ha advertido, con razón, que esta situación actual podría "poner en riesgo la muerte de la fe católica en China."

Una declaración del Vaticano de junio de 2019 reconoce el atolladero: que el acuerdo, apresurado e ingenuamente defendido por el papa Francisco, no está funcionando. La declaración reconoce "las limitaciones y presiones intimidatorias a las que se enfrentan muchos católicos".

El cardenal Zen ha señalado con tristeza: "El partido comunista chino ya ha incumplido sus promesas de respetar la doctrina católica". El Cardenal sugiere además que "muchos sacerdotes clandestinos y aquellos que han trabajado con gran tenacidad para lograr cambios habían esperado el apoyo de la Santa Sede".

Parece que tales esperanzas han sido totalmente erróneas. La decisión del papa Francisco de "confiar y comprometerse" con los comunistas chinos es ya una decisión con graves consecuencias para los católicos chinos sobre el terreno. Los comunistas chinos son incapaces de tolerar la oposición, no saben nada de procesos democráticos y han mostrado una brutal crueldad contra los tibetanos, los uigures y Falun Gong. Y ahora parecen centrados en Hong Kong y el catolicismo.

La reverencia papal nunca se verá por escrito, pero se ve claramente en el silencio del Vaticano sobre la libertad y la esperanza democrática en Hong Kong.


Crisis Magazine


sábado, 15 de enero de 2022

FEMINIDAD VERDADERA: UNA ENTREVISTA CON ALICE VON HILDEBRAND

Alice von Hildebrand se fue a reunirse con Nuestro Señor el 14 de enero de 2022, a las 12:25 a.m. "Murió pacíficamente en su casa después de una breve enfermedad", según el Proyecto Hildebrand.

Por Kimberly Cook


Tuve la gran oportunidad de conocer a este increíble ser humano en esta vida y de entrevistarla el 1 de octubre de 2018. Hablamos de muchas cosas, incluyendo la feminidad, la modernidad y la sabiduría de la vejez -en particular, mirando hacia la muerte-. El Padre Matthew MacDonald de la Arquidiócesis de Nueva York también se unió a la entrevista. Aquí comparto con los lectores la sabiduría de esta gran mujer.

Alice Jourdain von Hildebrand nació en Bélgica el 11 de marzo de 1923. Llegó a Nueva York en 1940 como refugiada de guerra. Poco después, conoció a Dietrich von Hildebrand y comenzó a estudiar filosofía en la Universidad de Fordham. Los von Hildebrand se casaron en 1959 y colaboraron en la redacción de numerosos libros. A partir de 1947, Alice comenzó a dar clases en el Hunter College de Nueva York. Después de soportar 14 años de dificultades por parte de la universidad a causa de su sexo, fue nombrada profesora de filosofía, donde ejerció durante 37 años.

Además de sus muchos años en el Hunter College, también enseñó en el Instituto Catequético de Dunwoody, Nueva York; en la Universidad Franciscana de Steubenville; en el Instituto Tomás Moro de Roma; en el Ave Maria College; y en la Escuela de Postgrado Notre Dame del Christendom College. La Dra. von Hildebrand es autora de numerosos libros, entre ellos The Privilege of Being a Woman, Man and Woman: A Divine Invention, By Love Refined, By Grief Refined, y The Soul of a Lion, así como numerosos trabajos filosóficos publicados.

Alice von Hildebrand podría considerarse una radical de lo Tradicional, de la Verdad y de la Fe. Su auténtica mirada a la feminidad como designio intencional y culminante de la creación desafía tanto a quienes ven a la mujer como el sexo menor como a las feministas que pretenden abandonar o explotar las riquezas de su propio sexo.

Kimberly Cook: Me siento bendecida y honrada de estar en la casa de Alice y del difunto Dietrich von Hildebrand. Ambos han contribuido mucho a la filosofía y la teología católicas. Alice von Hildebrand es una heroína personal para mí por su trabajo sobre el verdadero significado de la feminidad. Lo que quería preguntarle es: ¿qué es lo principal en lo que se han equivocado las mujeres en nuestra sociedad, particularmente en lo que respecta a la feminidad?

Alice von Hildebrand: Han escuchado al diablo, diciendo que ser mujer es ser inferior, que ser mujer es ser un medio de placer para los hombres. Pero no se las respeta ni se las comprende por lo que son. Y yo simplemente digo, si lees la Biblia de rodillas (porque sólo de rodillas podemos entenderla), Eva fue creada en último lugar.

Y te darás cuenta de que hay una jerarquía. Hay materia inanimada, materia animada, animales inferiores, animales superiores, el hombre, y luego viene la mujer. Ella fue creada en último lugar. Y cuando cuando ella fue creada, Adán fue puesto a dormir y no vio como Eva fue tomada de su cuerpo, y luego despertó y la vio. Su respuesta fue ¡encantamiento, encantamiento! Carne de mi carne, sabiendo que ella tiene la misma dignidad. Ahora bien, el amor entre ellos era algo que el diablo no podía soportar, porque Satanás es odio y la vida cristiana es amor. Y así, trató de pervertirlo, y de mirarla como un medio de placer y no como una persona de igual dignidad. Era una dignidad muy especial.

Sólo hay que darse cuenta de algo para meditar la concepción de una nueva persona humana. El marido abraza a su mujer e inyecta en su cuerpo una sustancia capaz, al unirse a su óvulo, de producir vida. Y esto es lo que ocurre, un misterio. Por lo tanto, la mujer, cuando su marido la abraza, debe ser consciente de que se trata de un misterio sagrado que sucede en su cuerpo: una nueva persona humana. Pero todavía no es una persona, es simplemente una sustancia a la que Dios da un alma. El alma no viene del marido. Viene de Dios. Él pone el alma en el óvulo fecundado.

Ahora, por lo tanto, en este mismo momento, medita en esto, hay un contacto inmediato entre Dios y el cuerpo femenino. El marido está fuera de escena. Él ha hecho su papel. Pero ahí viene Dios, que toca el óvulo fecundado, y en ese momento, hay una nueva persona humana. Por lo tanto, la dignidad de la mujer es que Dios, por así decirlo, tiene un contacto directo con su cuerpo. Por ello, la mujer debe llevar velo. ¿Por qué se pide a la mujer que se cubra con un velo, lo que no es realmente lo mismo que el hombre? ¿Por qué? Porque todo lo que es sagrado exige el velo. La desvergüenza de las mujeres de hoy debería hacer regocijarse al diablo y debería hacer llorar a Cristo, porque ya no hay conciencia de que mi cuerpo es un lugar donde se concibe a Dios.

Mi marido tenía toda la razón cuando escribió, poco después de su conversión: "La reverencia es la clave de todas las virtudes". Los dos hombres principales de mi vida fueron comulgantes diarios, mi padre, toda su vida, y mi marido, inmediatamente después de su conversión. ¡Comulgantes diarios! Nunca olvidé cuando tenía cuatro años y era consciente y estaba tan impresionada por la reverencia de mi querido padre en la Misa y comprendí que la reverencia es crucial. Hay cosas que son sagradas y a las que debemos responder. Y esto es lo que el diablo intenta destruir porque, no os hagáis ilusiones, la mujer tiene un papel clave en la redención. Tiene un papel clave en el Sacramento, y que esté velada no es un signo de indignidad, es un honor. Y hoy, las feministas van a decir que se vela porque hay algo vergonzoso. No, ¡nosotras velamos lo que es sagrado!

Kimberly Cook: Entonces, ¿el feminismo es un rechazo a ti misma como mujer?

Alice von Hildebrand: No. Es un rechazo sistemático o una negativa a entender cuál es la misión de la mujer. No la quiere. Se puede decir que ser hombre es un honor y ser mujer no. No están entendiendo que concebir y dar a luz un hijo es algo infinitamente más importante. No olviden que todas las realizaciones de los hombres serán destruidas al final de los tiempos, todo será quemado, pero toda mujer que haya dado a luz un hijo llegó a la eternidad. Y por eso, hoy, en mi sentir, lo más importante es que las mujeres redescubran la belleza y la grandeza de su misión. Estoy orgullosa de ser mujer. No lo he elegido, pero estoy orgullosa de serlo. Le pido a Dios todos los días: "Dame la gracia de estar a la altura de mi dignidad como mujer".

Kimberly Cook: Eso es hermoso. Y sé que Edith Stein inspiró al Papa Juan Pablo II de muchas maneras. Una de ellas fue hablar de un nuevo feminismo, que fomenta en una cultura que respeta y apoya la vida. ¿Qué piensa usted de esas palabras? ¿Es realmente un feminismo?

Alice von Hildebrand: Sabes, prefiero usar la palabra "feminidad" porque para mí el feminismo es una especie de rechazo de la dignidad de las mujeres, como mujeres. Quiero decir que deben ser como los hombres. Recuerdo mi desesperación el primer día que me dijeron que las mujeres se convertían en soldados. Quiero decir que su misión es dar vida. El diablo odia a las mujeres porque tienen un papel muy importante. Siempre me gustó ser una chica y una de las razones fue sin duda el respeto de mi querido padre por su mujer. Me impresionó mucho su respeto, la forma en que se dirigía a ella.

P. Matthew MacDonald: ¿El feminismo moderno, con su tendencia a imponer un dominio sobre los hombres y sobre ellas mismas, no tiene esa reverencia interior por la belleza de ser mujer?

Alice von Hildebrand: Sabes que estoy absolutamente convencida de que porque a las mujeres se les da un papel clave, no olvides que el ser humano más perfecto es una mujer, concretamente María. Y desde este punto de vista, es bastante comprensible lo que el diablo intenta hacer, y esto se ha hecho desde hace cerca de cien años, para tratar de convencer a las mujeres de que su papel es inferior, que son cocineras y son sirvientas. Esto es lo que ha sucedido, ahora vivimos en un mundo donde la mujer es cada vez más dominante y menos cristiana. Recuerdo que el cardenal Burke estuvo aquí hace mucho tiempo, y dijo: "Estamos viviendo una época apocalíptica, una época de absoluta confusión". Y lo siento muy fuertemente, que las mujeres tienen la misión de levantar su papel de madres. Incluso las monjas, no son madres, y sin embargo, son madres, son verdaderamente la verdadera madre, porque ser madre es ser totalmente entregada y decir: "Soy la esclava del Señor, hágase en mí". Hágase en mí. En otras palabras, recibir, aceptar, ser fecundada. Esa es la grandeza del papel de la mujer. Me encantan estas palabras: "Hágase en mí".

Kimberly Cook: Así que esa es la misión sagrada de la mujer, ¿no?

Alice von Hildebrand: Sí.

Kimberly Cook: ¿Y cómo viven las mujeres su feminidad?

Alice von Hildebrand: Rezando. Oración. De hecho, hoy es la gran fiesta de Santa Teresa de Lisieux, a quien adoro. Creo que tenía tres años cuando fue canonizada. ¿Y cuál fue su misión? Decirle a Dios: "Soy tuya. Soy tuya. Haz conmigo lo que quieras". Ya de pequeña, de niña, lo entendió. Por eso, levántate por la mañana y di: "Soy la sierva del Señor". Acuéstate y regocíjate y comprende que ser la sierva de Dios es un honor.

P. Matthew MacDonald: Una de sus grandes citas es: "En el corazón de la Iglesia, mi Madre, seré amor".

Kimberly Cook: Usted dice que el cristianismo y la feminidad están tan íntimamente ligados. ¿Se debe esto a María y al papel de dar vida?

Alice von Hildebrand: Creo que un hombre debería dar gracias a Dios por ser hombre, porque se le ha encomendado una misión muy clara de protección. La mujer debe dar gracias a Dios por ser mujer porque su misión muy especial es dar vida, corroborar con Dios. Me encanta. Y cuanto más vieja soy, más me gusta ser mujer. Lo cual no significa denigrar lo que es la hombría, sino simplemente decir que esto es lo que Él quiso que hiciera.

Kimberly Cook: Decir que esta es mi misión, ¿no?

Alice von Hildebrand: No tiene sentido que busque la misión de otra persona. Simplemente decir: "Qué quieres que haga y dame la gracia para darlo". San Agustín escribió: "Dame lo que Tú ordenas, y luego ordena lo que Tú quieras". Escribió esto en el siglo V. Dame la fuerza para hacerlo. Dame la gracia para hacerlo. Y entonces podré trascender los muros. Me encantan estas palabras: Da quod iubes, et iube quod vis. Dame lo que Tú mandas. Y luego manda lo que Tú quieras. Si me das la fuerza, seré capaz de hacer grandes cosas, pero entonces la alegría debería ser: "Sin tu ayuda, Dios, no puedo hacer nada". ¡Nada! Somos mendigos. Y es un honor ser un mendigo y luego ir a los pies de Cristo y rogarle que nos dé la fuerza. "Sin Ti, no puedo hacer nada. Pero con Tu ayuda, trascenderé los muros".

Kimberly Cook: Y creo que no nos gusta la debilidad en nuestra cultura, pero usted ha dicho que muchas grandes santas han sido valientes y fuertes, pero eso no ha comprometido su feminidad.

Alice von Hildebrand: Sabes, sólo puedes llegar a ser santa en el trabajo libre en el que Dios te ha puesto. ¿Qué sentido tiene que sueñes con ser una gran misionera en el extranjero? Es una tontería. Es soñar. Mientras que nosotros decimos: "¿Qué quieres que haga ahora?". Quiero decir, que fue la Santa Virgen. "Soy la sierva del Señor. Hágase en mí". Y si tu misión es ser cocinero en un monasterio y lo haces con todo tu corazón y tu alma, es el camino a la santidad. La mayoría de nosotros soñamos nuestra vida, imaginando que somos otra persona y que hacemos algo diferente. No. Es lo que Dios quiere que hagamos ahora.

Kimberly Cook: ¿Cómo sabemos lo que Dios quiere que hagamos?

Alice von Hildebrand: Poniéndote de rodillas y diciendo: "Muéstrame, Señor, lo que quieres que haga ahora". Y sabrás su respuesta. Pregúntale a Él.

Kimberly Cook: ¿Cuál crees que es el mensaje más importante que hay que decir a los jóvenes hoy en día?

Alice von Hildebrand: Intentar que comprendan la increíble belleza de ser cristiano. Porque cuando se comparan las distintas culturas, en ninguna de ellas se muestra de forma tan luminosa la dignidad o la belleza de ser una persona humana. Es magnífico. Deberíamos levantarnos por la mañana dando gracias a Dios. Espero que en mi lecho de muerte, una de mis últimas palabras sea: "Perdóname, oh Señor. Gracias. Ten piedad de mí". Sabes, tenemos ojos de lince para las faltas de los demás, y estamos ciegos ante nuestras propias faltas. Mis ojos van hacia afuera y ven si otra persona comete una falta; la veré. Pero no, tenemos que mirar hacia adentro y luego tratar de decir, todos nosotros tenemos que decir: "Perdóname, oh Señor, porque soy un pobre pecador". Y alegrarnos de hacerlo. Y luego besar Sus pies. Fíjate que María Magdalena se arrojó a los pies de Cristo porque confiaba en su misericordia. Judas se dio cuenta de que había cometido un crimen abominable. En el momento en que se dio cuenta de que no podía curarse a sí mismo, por sí mismo, se colgó en un árbol. 

Eres mucho más joven que yo, mucho, mucho más joven. Puede ser que aún vivas mucho tiempo. Pero en mi caso, sé con absoluta certeza, que la mecha de mi vela es cada vez más corta. Y por lo tanto, te levantas y dices: "¿Cómo te gustaría morir?" Yo digo: "Pidiendo perdón a Dios, perdonando a los que nos han ofendido". Y decirle a Dios: "Te amo", consciente de mi propia debilidad. No olvides que hay muchas cosas que he cometido. Y no soy plenamente consciente de ellas porque no es muy agradable decir: "Es mi culpa. Es mi culpa". Es mucho más agradable decir: "Es tu culpa. Es tu culpa". Desde este punto de vista, puedo entender la vida de la pequeña Teresa del Niño Jesús, esa santa sencillez de una niña que dice a Dios: "Esto es lo que soy sin Tu ayuda. Pero con Tu ayuda, puedo trascender los muros". La amo.

Kimberly Cook: Lo que es divertido de Teresa es que ella abraza la debilidad, la pequeñez. Todos los defectos que tiene, los menciona constantemente sin tratar de ocultarlos. No tiene miedo de ser débil y pequeña. Y todo el mundo la quiere.

Alice von Hildebrand: Bueno, nosotros amamos a Dios. Somos débiles y miserables. Pero, repito, tenemos que seguir diciendo: "Con Tu ayuda, trascenderé. Con Tu ayuda. Nunca solo". Y en nuestra sociedad, te darás cuenta de cómo muchas personas se alaban a sí mismas. "Hice todo esto por mí mismo. No necesité la ayuda de nadie más". Verás, no olvides que las dos ventajas del diablo son fomentar nuestra alabanza y debilitar nuestra concupiscencia. Estas son las dos grandes ventajas, el orgullo y la concupiscencia.

Recuerdo que una vez estuve en Francia para la Semana Santa, y me confesé. Y, ya sabes, le conté al sacerdote lo que creía que eran mis debilidades y pecados. Y él se quedó callado. Y le dije: "Padre, he completado mi confesión". Y él dijo: "¿Está segura de que no ha cometido un pecado de impureza?" Usted sabe, yo tenía, en ese momento, 75 años o algo así. Quiero decir él lo oía tan a menudo que cuando alguien no mencionaba ese pecado en particular, por mi edad o por la gracia, por lo que fuera, él decía: "¿Está usted segura de que no ha cometido el pecado?". Es tan fácil para el diablo hacernos pecar. Es fácil.

P. Matthew MacDonald: El pecado de impureza, obviamente no es de Dios, pero Dios lo permite a veces para enseñarnos cómo ser humildes y cómo rendirnos. Creo que a veces, a las personas con mucha virtud natural, Dios les permite caer en pecados de impureza para enseñarles humildad. Algo así como lo que San Pablo pasó con la espina en la carne. Y le pidió a Dios que se lo quitara. Y Dios le dice: "Mi gracia es suficiente".

Alice von Hildebrand: Mi gracia es suficiente.... (Aplausos y risas) ¡Me encanta! Es muy bonito.

P. Matthew MacDonald: Sí. Sí. Creo que mucha gente, cuando viene al confesionario, suele confesar sus sentimientos. Y yo les digo: "El sentimiento no es donde está el pecado. Es lo que haces con los sentimientos lo que puede ser pecado".

Kimberly Cook: La acción.

Alice von Hildebrand
: Con tu voluntad.

P. Matthew MacDonald
: Y algo que también animo a la gente a hacer cuando luchan con la impureza, y obviamente esto no es una varita mágica, les animo a acudir a Cristo en la cruz y pedirle que purifique sus corazones. También les animo, especialmente a los hombres, a que cuando vean a una mujer físicamente atractiva, den gracias a Dios por la belleza de esa mujer. Pero que oren por esa mujer, para que sea bendecida por el Señor, que sea fiel, feliz y santa en esta vida, y que tenga vida eterna en la vida del mundo venidero.

Kimberly Cook: Eso es hermoso.

Alice von Hildebrand: Vivimos en una sociedad, el mundo moderno, en la que, en cualquier situación que nos encontremos, el diablo se las arregla para tentarnos. Cuando era joven, no recuerdo haber visto nunca una revista pornográfica. Jamás. Ahora, está todo.

Kimberly Cook: Y no sólo los hombres, sino las mujeres están realmente luchando ahora con la pornografía visual.

Alice von Hildebrand: Que antes no existía. Y yo simplemente digo, el diablo nunca duerme. Y una vez que las mujeres son impuras, los hombres están perdidos. Es muy fácil para ellas atrapar a un hombre en la tentación.

P. Matthew MacDonald: Absolutamente. Y niños de tan solo cinco años están cayendo en el uso de la pornografía.

Alice von Hildebrand: Yo estaba total y absolutamente protegida cuando era niña. No sabía que existían ciertas cosas, y ruego a Dios por mi ingratitud. Mi padre era un hombre extraordinario, un comulgante diario toda su vida. Y cuando me llevaba a la Iglesia, su reverencia era tal que a los cuatro años supe que éste era un lugar sagrado.

Kimberly Cook: ¿Cómo podemos enseñar a nuestros hijos que es un lugar sagrado?

Alice von Hildebrand: Viviéndolo. Esto es lo que me enseñó mi padre desde que tenía cuatro años. Me llevaba a la Iglesia los domingos, y cuando entraba en ella, su reverencia... me lo enseñó, no predicando -no era un predicador- sino siendo reverente. Y créame, hoy en día lo que el diablo está tratando de hacer es eliminar totalmente la reverencia.

P. Matthew MacDonald: Absolutamente. Hay una cultura del abuso que se ha fomentado y eso es un efecto de la concupiscencia, que tendemos a usar las cosas en lugar de amarlas. Y la gente suele confundir el uso con el amor. Y eso lo vemos, no sólo dentro de la sexualidad humana en la cultura, sino también dentro de la vida de culto a veces. La gente puede acercarse a la Misa como Tomás se acercó a nuestro Señor después de la Resurrección. Y como él dijo: "Si no toco las heridas de sus manos, sus pies y su costado, no creeré". Así que hoy en día, la tentación, particularmente dentro del culto y la liturgia, es decir: "A menos que sepa todo lo que está pasando, y sienta algo, y haga algo, realmente no estoy rezando". Y la gente no sabe cómo recibir, y a partir de esa recepción del Señor, devolver ese regalo del Señor, que se les da en la Santa Comunión, el precioso Cuerpo y Sangre de nuestro Señor, Jesucristo, de vuelta al Señor en sus propios corazones, a través de su amor.

Alice von Hildebrand: Otra cosa que me llama la atención es que vivimos en un mundo en el que se hace la guerra contra el silencio. Cuando el 90 por ciento de los personas vuelve a casa, enciende la televisión, ya sabes, el ruido, porque teme estar en silencio. Porque en el momento en que están en silencio, descubren su pobreza y su miseria. Y eso es lo que temen. Se ciegan a sí mismos.

Kimberly Cook: Y a menudo se dice que Dios permite la ceguera de nuestro pecado. Él permite que nos entreguemos a esa ceguera.

Alice von Hildebrand: Pero sabes, me sigo repitiendo a mí misma, "¡Las fuerzas del infierno no prevalecerán!" Pero creo que estamos viviendo un tiempo apocalíptico, un tiempo de confusión y conflicto. Sabes que se dice que estamos viviendo en un tiempo de confusión, incluso para los elegidos. Y le ruego a Dios que me lleve pronto antes de que me confunda.

Kimberly Cook: Una oración que me encanta es: "No permitas que me separe de ti".

Alice von Hildebrand: Nunca a te separari permittas. Nunca a te separari permittas. Sabes, por qué incluso en el monasterio, siete veces al día, interrumpen lo que están haciendo y luego dicen: "Dios, ven en mi ayuda". Por la ley de la gravedad espiritual. Empezamos aquí, y si no somos conscientes....

P. Matthew MacDonald
: Nos hundimos.

Kimberly Cook: El diablo del mediodía.

Alice von Hildebrand: Pero sin embargo, con la gracia de Dios, trascenderé los muros. Estoy convencida de ello. Venid en mi ayuda. La bendición de ser viejo es que eres tan consciente de que cada momento te acerca a tu ataúd, que espontáneamente sigues rezando: "Ven en mi ayuda, oh Señor, ven en mi ayuda. Dame, no sólo una buena muerte. Me gustaría tener una muerte santa".

Kimberly Cook
: Y es difícil. La gente te dice que no tienes que vivir así. ¿Sabes? Que puedes encontrar una manera mejor que vivir las cargas de la maternidad.

Alice von Hildebrand: La santa carga de la maternidad, por supuesto que sí. Dios me quitó de ir al festín y me metió en la boca del lobo. Estaba a punto de doctorarme. Había dejado a mi tía, muy rica, y no tenía nada, así que necesitaba un trabajo desesperadamente. Me confieso y el cura, después de la confesión, me habló y me dijo: "¿Qué haces?". Y le dije: "Padre, estoy buscando desesperadamente un trabajo. Necesito uno". Y le dije: "Estoy cerca de mi doctorado en Filosofía y he estado solicitando en todas las universidades católicas. Todas me han rechazado, a pesar de tener un muy buen currículum, porque no aceptan mujeres para enseñar Filosofía". Y entonces llegó la venganza feminista.

Kimberly Cook: ¡Sí! ¡Los tiempos han cambiado!

Alice von Hildebrand: Y ahora es difícil para los hombres encontrar un trabajo. Esto es lo que está ocurriendo. Y entonces, dijo: "Bueno, resulta que conocí, en una conferencia, al jefe del departamento de Filosofía del Hunter College". Y le llamó por teléfono y le dijo: "Sabes, resulta que conozco a una chica joven y creo que tiene mucho talento y está buscando un trabajo". Y le dijo: "Hace una hora, uno de mis profesores me ha dicho que tiene que someterse a una operación urgente. Necesitamos a alguien que empiece a dar clases el lunes". Eso fue el viernes. Y yo no había dado clases en mi vida. Sólo llevaba siete años en Estados Unidos y había hablado en francés la mayor parte del tiempo. Y entré en el aula, temblando, y enseñé. Cuando salí a las doce, me dije: "Mañana voy a encontrar una papeleta rosa en mi caja". Cuando me encontré con el presidente del departamento, me dijo: "Por cierto, les has gustado mucho a las chicas". Hunter era todo femenino en esa época.

Kimberly Cook: Pero tu tiempo fue muy desafiante allí. Te pagaban muy poco.

Alice von Hildebrand: ¡Increíble! Sabes, yo no era nadie. Había escrito muy poco. Pero dos de mis colegas, después de que estuviera allí dos o tres meses, fueron al presidente Shuster y le dijeron: "Esta chica no está hecha para enseñar en una universidad secular. Debería estar enseñando en una pequeña universidad católica del Medio Oeste". Shuster me llamó por teléfono en privado. Sé exactamente la hora, porque estaba viviendo en una habitación muy, muy miserable. Me llamó y me dijo: "Tengo buenas noticias para ti. Encontré un muy buen puesto para ti en el Medio Oeste". E inmediatamente le dije: "Sr. Presidente, no me interesa. En realidad, mis estudiantes son tan receptivos, que creo que tengo la misión de estar enseñando en una universidad secular". Eso fue lo peor que pude haber dicho.

Durante 14 años me mantuvo en vilo. Me pagaban por hora. No tenía cobertura médica. Sabes, después de 14 años, 14, finalmente conseguí mi titularidad. Y entonces me topé con alguien que estaba en la junta de educación superior en una conferencia. Y me dijo, "Oh, por cierto, felicitaciones, tienes tu titularidad". Y me dijo, es una cita, "¿Crees en los milagros?" Él era un católico romano. Y le dije: "Sí". Me dijo: "Le aseguro que obtuvo su titularidad nada menos que por un milagro, porque tres rabinos de primera línea en Nueva York fueron a la junta de educación superior a protestar". ¿Por qué? Porque yo atraía a los estudiantes. Cuando dejé Hunter, me jubilé anticipadamente porque me habían dado el horario de dar clases hasta las 10 de la noche. Hubo un momento en que dije: "Se está volviendo demasiado". Y encima quería dedicarme al trabajo de mi marido. Así que, a los 60 años, me prejubilé, con la pensión más baja posible. Pero vivo como una monja. No tengo necesidades, no necesito nada. No es lo que ganas, es lo que gastas.

Kimberly Cook: Entonces, con el respeto que le tenían a su marido, ¿a usted no le daban ese tipo de respeto?

Alice von Hildebrand: No tenían ningún respeto por mi marido. Sabes, alguien que escribe Transformación en Cristo no es el tipo de persona apreciada en el Hunter College. Por eso di mi nombre de soltera a propósito. Mantuve mi nombre de soltera porque tener el nombre "von Hildebrand" era, para mí, un factor muy negativo. Lo oculté. Era considerado un peligro.

No llevaba ni ocho meses allí cuando empezaron a perseguirme. Y mis clases estaban llenas. Les daba comida y se morían de hambre. Sabes, Chesterton dice: "Los verdaderos criminales son los intelectuales". Porque todo es relativo. Todo depende de ti. Si quieres certeza, recurre a la ciencia. En la ciencia tienes certeza, pero aparte de eso, todo depende de ti. Por eso vivimos en una sociedad decadente. Y luego, termino mi carrera compitiendo con 600 profesores. Obtuve el premio a la Excelencia en la Enseñanza.

Kimberly Cook: Dios te ha usado de una manera muy poderosa. Has tocado a muchas mujeres.

Alice von Hildebrand: No, no lo he hecho. Dios me puso en la boca del lobo y me dio la fuerza. Eso es todo. Mi vida ha sido nada menos que un milagro. Y si me hubieran dicho cuando era una niña en Bélgica que iba a enseñar en una universidad extranjera, habría dicho: "Estás loco".

P. Matthew MacDonald
: Un libro que escribió sobre el Papa Pablo VI, que no fue publicado, sobre las interacciones entre usted y su esposo, me interesaría mucho hablar con usted más sobre eso.

Alice von Hildebrand: Él tenía temor por el papado. Y su admiración por el papado era tal que, aunque tenía algunas reservas sobre decisiones individuales de Pablo VI, nunca perdió de vista la belleza del papado. Cuando se trató de la Humane Vitae, todos dijimos que era muy fuerte y muy valiente.

Kimberly Cook
: Parece que fue una inspiración divina.

Alice von Hildebrand: Sí.

Kimberly Cook: Y ahora vemos los efectos de la anticoncepción en nuestra cultura. Está muy extendida.

Alice von Hildebrand: Sí, lo sé. No se cuestiona si es inmoral. Lo dan absolutamente por sentado. Mi hermano nació en enero. Mi hermana nació en enero, un año después. Y yo nací en marzo, dos años después. Así que mi madre tuvo tres hijos en 26 meses. Yo fui la número tres.

Kimberly Cook: Y muchos santos fueron los hijos más jóvenes de muchos.

Alice von Hildebrand: Lo sé. En nuestra sociedad, el propósito de la vida es la autorrealización. No servir a Dios, sino la autorrealización.

Kimberly Cook: Muchas gracias. Sus palabras sobre la feminidad han significado mucho para mí a lo largo de los años.


Crisis Magazine


UN ACTO DE HOLOCAUSTO COMO VÍCTIMA DEL AMOR MISERICORDIOSO DE DIOS

Oración escrita por Santa Teresita del Niño Jesús el 9 de junio de 1895. Esta oración fue encontrada después de su muerte en el ejemplar de los Evangelios que llevaba siempre cerca de su corazón.


ORACIÓN

¡Oh, Dios mío! ¡Oh Santísima Trinidad! Deseo amarte y hacerte amar, trabajar por la gloria de la Santa Iglesia salvando almas aquí en la tierra y liberando a las que sufren en el Purgatorio. Deseo cumplir perfectamente Tu Santa Voluntad y alcanzar el grado de gloria que Tú has preparado para mí en Tu Reino. En una palabra, deseo ser santa, pero sabiendo lo impotente que soy, te suplico, Dios mío, que seas Tú mismo mi santidad.

Ya que me has amado tanto como para darme a tu Hijo Unigénito para que sea mi Salvador y mi Esposo, los tesoros infinitos de sus méritos son míos. Te los ofrezco con gusto, y te ruego que me mires sólo a través de los ojos de Jesús, y en su Corazón inflamado de amor. Además, te ofrezco todos los méritos de los santos, tanto en el cielo como en la tierra, junto con sus actos de amor y los de los santos ángeles. Por último, te ofrezco, oh Santísima Trinidad, el amor y los méritos de la Santísima Virgen, mi querida Madre, a la que encomiendo esta oblación, rogándole que te la presente.

Durante los días de su vida en la tierra, su Divino Hijo, mi dulce Esposo, nos dijo "Si pedís algo al Padre en Mi Nombre, Él os lo dará". Por eso estoy segura de que Tú cumplirás mi anhelo. Oh Dios mío, sé que cuanto más quieres conceder, más nos haces desear. En mi corazón siento deseos ilimitados, y te suplico con confianza que tomes posesión de mi alma. No puedo recibirte en la Santa Comunión tan a menudo como quisiera, pero, Señor, ¿no eres Tú todopoderoso? Permanece en mí como lo haces en el Tabernáculo, no abandones nunca a tu pequeña Víctima.

Anhelo consolarte por los pecadores ingratos, y te imploro que me quites toda libertad para pecar. Si por debilidad caigo, que una mirada de tus ojos limpie enseguida mi alma y consuma todas mis imperfecciones, como el fuego transforma todas las cosas en sí mismo.

Te agradezco, oh Dios mío, todas las gracias que me has concedido, especialmente por haberme purificado en el crisol del sufrimiento. En el Día del Juicio Te miraré con alegría mientras llevas tu cetro de la Cruz. Y ya que te has dignado a darme esta preciosa Cruz como mi porción, espero ser semejante a Ti en el Paraíso y contemplar las Sagradas Llagas de tu Pasión brillar en mi cuerpo glorificado.

Después del destierro de la tierra, confío en poseerte en la Casa de nuestro Padre. Pero no busco acumular tesoros en el Cielo. Deseo trabajar sólo por tu amor, con el único fin de complacerte, de consolar a tu Sagrado Corazón y de salvar a las almas que te amarán por toda la eternidad.

Cuando llegue el atardecer de la vida, me presentaré ante Ti con las manos vacías, porque no te pido, Dios mío, que tomes en cuenta mis obras. Todas nuestras obras de justicia están manchadas ante Tus ojos. Deseo, por lo tanto, ser revestida con Tu propia Justicia, y recibir de Tu Amor el don eterno de Ti mismo. No deseo otro Trono, ni otra Corona, sino a Ti, oh mi Amado. A Tus ojos, el tiempo no es nada - "Un día es mil años". Tú puedes, en un solo instante, prepararme para comparecer ante Ti.

Para que mi vida sea un Acto de Amor perfecto, me ofrezco como Víctima de Holocausto a Tu Amor Misericordioso, suplicándote que me consumas sin cesar, y que permitas que los torrentes de ternura infinita recogidos en Ti se desborden en mi alma, para que me convierta en una verdadera mártir de Tu amor. Oh Dios mío, que este martirio, después de haberme preparado para aparecer en Tu Presencia, me libere por fin de esta vida, y mi alma emprenda su vuelo -sin demora- al abrazo eterno de Tu Amor Misericordioso.

¡Oh amado mío! Deseo a cada latido de mi corazón renovar esta Oblación un número infinito de veces, "hasta que las sombras se retiren", y eternamente pueda decirte mi amor cara a cara. 

Amén.


¿QUÉ SIGNIFICA EL INCIENSO EN LA LITURGIA?

Cuando el sacerdote sube los escalones y besa la piedra del altar, procede al rito de la incensación. Los servidores le traen el recipiente de incienso y el incensario en el que ya arde el carbón...

Por el Abad Lionel Héry


El incienso fue prescrito por Dios a Moisés en estos términos: "Toma especias: resina, clavo de olor, gálbano (...) harás incienso con él (...) lo considerarás como algo sagrado que pertenece al Señor" (Éxodo 30:34-37). 

En su Catecismo de la Perseverancia (vol. VII, p. 184), el obispo Gaume comenta en esencia: "Una de las principales funciones de los sacerdotes de la ley antigua era quemar incienso en el altar del incienso. Los paganos, herederos infieles de la tradición primitiva, conservaron el uso del incienso en sus ceremonias. La Iglesia pudo continuar con tan sagrada práctica, tanto más fácilmente cuanto que el propio Salvador mostró que la ofrenda de incienso era adecuada para honrar la divinidad en su naturaleza humana. Los Magos que habían llegado a Belén pusieron incienso a los pies del Niño Dios; Jesús se quejó de que el fariseo había omitido perfumar su cabeza; aprobó y alabó a María, hermana de Lázaro, por perfumar sus pies".

Incienso significa :

1°) el sacrificio, ya que se quema ante Dios, en cuyo servicio y gloria debe consumirse toda criatura;

2) la santidad y la virtud de Cristo, que se extiende sobre los fieles y perfuma a toda la Iglesia;

3°) la oración agradable que se eleva a Dios porque procede de un corazón inflamado de Caridad.


El incienso se dirige primero a Cristo en sí mismo para honrarlo, mediante la incensación del altar que lo representa; luego en sus miembros, los fieles. Por eso el monaguillo viene a incensar a todos los presentes en la Santa Misa.

La incensación es también un sacramental, es decir, un rito simbólico que nos obtiene la gracia de orar a Dios, de darle honor y gloria en un principio de eternidad.


La Porte Latine



viernes, 14 de enero de 2022

DE 2 SEMANAS A 2 AÑOS, LAS PRINCIPALES BAJAS SON LA LIBERTAD Y LA VERDAD

Los gobiernos de todo el mundo están buscando implementar medidas para castigar a los que no cumplenTus derechos individuales ya no importanesto es tiranía simple y llana.

Por Pete Riehm

El planeta se acerca a dos años de pandemónium pandémico y paranoia. En marzo de 2020, se nos dijo que teníamos que cerrar el país durante “solo dos semanas” para frenar el aumento de este peligroso “virus desconocido” y “no abrumar a nuestros hospitales”. El concepto no era erradicar el covid, sino simplemente “frenar la propagación lo suficiente como para manejar y capear la pandemia”. Esas dos semanas de cierres se convirtieron en dos años de máscaras obligatorias sin sentido, vacunas experimentales altamente cuestionables, mentiras descaradas y una creciente tiranía del gobierno. Tras la aparición en escena del “virus chino”, las principales víctimas han sido la libertad y la verdad.

Una vez que los ciudadanos aceptaron la propuesta de renunciar a sus libertades “para controlar la propagación del covid”, los burócratas del gobierno se volvieron locos con todo tipo de decretos arbitrarios sin sentido. Dictaron el “distanciamiento social”: debemos mantener seis pies (1 metro y ½) entre las personas en todas partes. Pero ahora sabemos que no había ciencia en esta tontería del “distanciamiento social”. Podría haber sido seis pies (1 metro y ½) o dieciséis pies (5 metros), y esto se hizo evidente cuando los Centros de Control de Enfermedades se despertaron un día y dijeron, bueno, tres pies (1 metro) debería funcionar ahora. ¡¿EH?! ¿Qué cambió? Nada. Lo inventaron todo.

En la mayoría de los países, la moda de las máscaras continúa sin cesar. Nuevamente, nunca hubo ninguna ciencia que indicara que las máscaras funcionan, pero los gobiernos ordenaron el uso de máscaras porque al menos parecía que estaban haciendo algo. Además de las máscaras de laboratorio de presión positiva, las máscaras de tela y la mayoría de las otras disponibles en cualquier tienda son tan efectivas contra un virus en el aire como poner una puerta de rejas para que no entre un mosquito. Existe documentación no declarada de que las máscaras causan envenenamiento por CO2 y amplia evidencia de que las máscaras no solo impiden el flujo de aire sofocando la parte de limpieza de la respiración, sino que también capturan y albergan bacterias y virus. ¡Están sucios! Los niños que usan la misma máscara todo el día aumentan la exposición en comparación con los que respiran libremente, pero a los funcionarios del gobierno no les importa, solo quieren dar la apariencia de actuar.

África ha estado usando hidroxicloroquina durante décadas para controlar la malaria y está teniendo un éxito similar contra el covid. India usa ivermectina con tremendo éxito para tratar el covid. Entonces, ¿por qué nosotros ni siquiera podemos debatir la eficacia de estos tratamientos? La evidencia es convincente y múltiple de que estas terapias funcionan, pero si lo mencionas en las redes sociales, ¡te prohibirán o censurarán! ¡El gobierno lo negará y te ridiculizará! Nadie afirma que estos sean un tipo de panacea, pero su eficacia comprobada debería permitir que los ciudadanos los usen si así lo desean. ¿Por qué nuestra élite gobernante quiere negarnos posibles curas?

Si bien hemos sufrido todo tipo de restricciones el primer año de la pandemia, se nos prometió que todo terminaría cuando finalmente tuviéramos una vacuna. El infame Dr. Fauci de lengua bífida juró que podríamos dejar atrás la pandemia cuando lográramos un 70% de vacunación. Logramos tasas de vacunación del 70 % y, en muchos lugares, del 80 % y más del 90 %, pero he aquí que las vacunas no han frenado la propagación y ni siquiera protegen contra las infecciones de covid. Y nadie sabe cuántos “refuerzos” más pueden exigir. Sin embargo, el gobierno insiste en que debemos exigir vacunas para todos, ¡incluso para los niños! Los niños tienen una tasa de supervivencia superior al 99,8 %, entonces, ¿por qué los padres arriesgarían la salud de sus hijos a largo plazo por una “vacuna” experimental sin antecedentes? Para un virus que ahora no es mucho peor que la gripe, ¿por qué se les niega a los ciudadanos una elección personal?

Ahora nos enteramos que el Covid19 tiene más variantes que Microsoft Windows y siguen llegando. La variante Delta fue criticada como la más peligrosa, pero se disipó. Entonces, llegó Omicron para continuar con el miedo sin sentido. Los epidemiólogos de renombre explicarán que cualquier virus seguirá mutando haciéndose más contagioso pero cada vez más débil, por lo que Omicron debería ser un buen augurio. Todo parece indicar que finalmente nos acercamos al final de esta pandemia. Pero eso no te lo dirá el gobierno. Realmente suenan como si quisieran que nunca termine; y no te lo dicen. Es un medio poderoso para controlar a la ciudadanía.

¿Que es lo que se esta jugando aquí? El cumplimiento irrestricto y el control total. Australia y Austria ya están poniendo en cuarentena involuntariamente a sus ciudadanos, incluso encarcelándolos en campos de concentración. ¿Podría eso llegar a América? Algunos gobiernos están analizando crear "fuerzas de ataque" para detener y poner en cuarentena a las personas, en particular a las no vacunadas

Los gobiernos de todo el mundo están buscando implementar medidas para castigar a los que no cumplen. Tus derechos individuales ya no importan; esto es tiranía simple y llana.

Todo lo que el gobierno y los medios nos han sermoneado sobre la pandemia y sus políticas para combatirla ha sido esencialmente erróneo y, a menudo, mentiras flagrantes porque desde el principio, la élite gobernante ha mentido sobre los orígenes del “virus chino”.

“¡Ay de los que maquinan iniquidad 
y en sus lechos preparan el mal! A la luz del día lo ponen por obra, porque tienen el poder en su mano. Codician campos y los roban, también casas, y se apoderan de ellas; oprimen al dueño y su casa, al propietario y su heredad. Por eso, dice el Señor: He aquí que tengo preparado contra esta raza un mal, del cual no podréis librar vuestras cervices; y no andaréis ya erguidos, porque serán tiempos calamitosos” (Miqueas 2:1-3).


N.R.: El artículo ha sido ligeramente modificado para su publicación.



ARZOBISPO DE MALTA ORDENA A SACERDOTE QUE SE ABSTENGA DE COMENTARIOS 'HIRIENTES' SOBRE HOMOSEXUALES

Bajo el liderazgo del arzobispo bergogliano Charles Scicluna, la Iglesia Católica de Malta se ha alejado de la auténtica enseñanza Católica.


El Arzobispo de Malta criticó públicamente a uno de sus sacerdotes, ordenándole que dejara de hacer "comentarios enardecedores e hirientes" contra los homosexuales y advirtiéndole de que se le podría prohibir el ministerio público.

El arzobispo Charles Scicluna también emitió una disculpa a los homosexuales malteses y a sus familias:  "Quiero pedir disculpas en nombre de la Iglesia a todos los que fueron heridos por estas duras palabras, y a sus madres y padres que también se sienten traicionados por la Iglesia que aman".

En un post de Facebook ahora borrado, el padre David Muscat había sugerido que un hombre sospechoso de violar y asesinar a una mujer era "gay o bisexual" y estaba "poseído por el diablo". Muscat también afirmaba en el post que ser gay era peor que estar poseído.

El padre Muscat fue interrogado por la policía ante denuncias de "incitación al odio" en relación con su publicación en Facebook, según el Times of Malta.

El post de Muscat, considerado por la nación insular, antaño católica, como potencialmente "criminal" (en ingles aquí), también suscitó las críticas de los funcionarios del gobierno, que consideraron la respuesta de la Iglesia como "demasiado indulgente".

"Demasiado poco y demasiado tarde. Hemos hecho sonar la alarma en los últimos años de cómo el sacerdote David Muscat estaba incitando al odio. La acción de la Iglesia ahora es irrelevante. Es hora de que la policía actúe, como debería ocurrir con otros líderes denominacionales que predican el odio", tuiteó Cyrus Engerer, un activista homosexual maltés que es miembro del Parlamento Europeo.

 Ver en Twitter

"El comentario de ayer de David Muscat fue retirado por la propia Facebook luego de que se verificara que era homofóbico, además de criminal en Malta incitar al odio contra las minorías. Esperaba mucho mejor por parte de la Iglesia. Con suerte, el sistema judicial no nos defraudará también", dijo Engerer en un tuit posterior.

Ver en Twitter

Sin embargo, el propio Engerer no es ajeno a la incitación de actos de odio contra las minorías sexuales. El representante de la UE ya fue condenado a dos años de prisión por difundir "porno de venganza" -fotos obscenas de su antigua pareja sexual- tras el fin de su relación homosexual. La sentencia fue suspendida

Engerer también ha condenado enérgicamente la ley húngara contra la pedofilia (en ingles aquí).




WALL STREET JOURNAL: EL PAPA FRANCISCO ESTÁ PERDIENDO A LOS CATÓLICOS IBEROAMERICANOS

Un nuevo artículo del Wall Street Journal señala que bajo el papa Francisco la Iglesia católica está perdiendo cada vez más iberoamericanos, muchos de los cuales se están uniendo a grupos cristianos pentecostales y evangélicos.


El artículo empieza con una anécdota: Tatiana Aparecida de Jesús, una ex prostituta y drogadicta, “se unió a una pequeña congregación pentecostal en el centro de Río llamada Santificación en el Señor y dejó atrás su antigua vida” el año pasado.

“El pastor me abrazó sin preguntar nada”, explica. El WSJ la describió como “una de las más de un millón de brasileños que se han unido a una iglesia evangélica o pentecostal desde el comienzo de la pandemia, según los investigadores”.

“Durante siglos, ser latinoamericano era ser católico; la religión prácticamente no tenía competencia”, explica el Wall Street Journal. “Hoy en día, el catolicismo ha perdido adeptos en favor de otras confesiones en la región, especialmente el pentecostalismo, y más recientemente en favor de los no afiliados. El cambio no ha dejado de crecer bajo el primer papa latinoamericano”.

“El Vaticano está perdiendo el mayor país católico del mundo; es una pérdida enorme, irreversible”, añade el demógrafo brasileño José Eustáquio Diniz Alves. “Al ritmo actual, se estima que los católicos representarán menos del 50% de todos los brasileños a principios de julio de este año”.

El Wall Street Journal analiza varias de las “complejas” razones del cambio. Irónicamente, bajo el papa Francisco, que ha hecho énfasis en los pobres en sus discursos, los críticos señalan los fracasos [de la Iglesia católica] para satisfacer las demandas religiosas y sociales de muchas personas, especialmente de los pobres. Los iberoamericanos a menudo describen a la Iglesia católica como alejada de las luchas cotidianas de sus feligreses, indica el WSJ.

Los católicos liberales han hecho grandes esfuerzos por captar la atención de los iberoamericanos, con menos éxito del que muchos creen. “El auge de la teología de la liberación en los años sesenta y setenta, una época en la que la Iglesia católica en América Latina enfatizó cada vez más su misión de justicia social, en algunos casos inspirándose en ideas marxistas, no logró contrarrestar el atractivo de las religiones protestantes”, según el Wall Street Journal. “O, en palabras de una ocurrencia ahora legendaria 'La Iglesia católica optó por los pobres y los pobres optaron por los pentecostales'”.

A pesar de los esfuerzos de los católicos que promovieron la teología de la liberación, numerosos iberoamericanos han optado por el cristianismo pentecostal para impulsar “puntos de vista socialmente conservadores desde las favelas hasta los pasillos del Congreso, ayudando a impulsar al presidente Jair Bolsonaro al poder en 2018”, señala el reportaje:

“Aunque el presidente Bolsonaro todavía se identifica como católico, se hizo bautizar por un pastor pentecostal en el río Jordán en 2016 en el período previo a su campaña presidencial. Los pentecostales y evangélicos tienen una representación destacada en su gabinete y constituyen un tercio del congreso brasileño. Su esposa asiste a una iglesia evangélica”.

“En las naciones con un número creciente de personas sin afiliación religiosa, por su parte, están aumentando las prácticas sociales más liberales”, señala el Wall Street Journal.

“Argentina, el país natal del papa, legalizó el aborto el año pasado y el congreso chileno está dando los primeros pasos en un proyecto de ley para despenalizarlo. Incluso en México, que sigue teniendo una gran mayoría católica, el control de la Iglesia sobre la sociedad se está debilitando, como se ha visto en el voto de la Corte Suprema en septiembre para despenalizar el aborto”.

Otro factor de la pérdida de miembros de la Iglesia Católica son los sentimientos personales del papa Francisco acerca de la importancia de convertir a la gente a la fe católica. “El papa Francisco a menudo ha arremetido contra los esfuerzos misioneros destinados a ganar conversos”, explica el Wall Street Journal:

“En un sínodo del Vaticano de 2019 sobre la región amazónica de América Latina, apenas se habló de la pérdida de miembros de la iglesia, a pesar de que un informe reciente de una agencia de la Iglesia mostró que el 46% de los 34 millones de habitantes de la región amazónica ya no eran católicos. La reunión dedicó más atención a los retos medioambientales de la región, una de las causas principales del actual pontificado”.

Los cristianos pentecostales también “ofrecen ayuda material y espiritual” a los más pobres, informó el WSJ. “Las iglesias dirigidas por laicos, con rebaños tan pequeños como unas pocas docenas de familias, organizan donaciones de arroz y frijoles para las familias hambrientas, financian clubes de fútbol para los chicos jóvenes para alejarlos de las bandas de narcotraficantes y organizan la asistencia sanitaria privada como una alternativa a los fallidos hospitales públicos de Brasil”.

Según una encuesta de Pew de 2014, “la razón más frecuente dada por los ex católicos en América Latina para abrazar alguna forma de protestantismo fue tener una conexión más personal con Dios, citada por el 81% de los encuestados, informa el Wall Street Journal. “Casi seis de cada 10 dijeron que dejaron el catolicismo porque encontraron 'una iglesia que ayuda más a los miembros'”.

Muchos predicadores pentecostales enseñan un “evangelio de la prosperidad”, que “sostiene que la gracia de Dios se refleja en la riqueza material”, escribe el Wall Street Journal. Un pastor describió a las comunidades que promueven este tipo de pensamiento como “lugares donde no eres una mala persona por soñar en grande, por querer ganar más”.

“Algunos movimientos católicos en América Latina han tratado de recuperar a las ovejas perdidas, ya sea emulando características importantes del pentecostalismo, como las oraciones carismáticas, o reviviendo una forma más Tradicional de catolicismo, incluyendo la Misa en Latín”
, explica el Wall Street Journal:

“El reverendo Martín Lasarte, sacerdote uruguayo designado por el papa Francisco para el sínodo vaticano de 2019 sobre la región amazónica de América Latina, cree que el movimiento de la teología de la liberación ha colocado a menudo las cuestiones políticas y sociales por encima de la experiencia religiosa. En esos casos, 'falta el sentido existencial de la alegría de vivir el Evangelio, ese encuentro personal que tantas iglesias pentecostales dan a la persona', ha declarado”.

Otro prelado católico, el reverendo brasileño Paulo Ricardo, que tiene 1,5 millones de seguidores en Facebook, ha condenado la teología de la liberación como una herejía y ha apoyado con entusiasmo elementos de la agenda de Bolsonaro, como la flexibilización de las leyes sobre la posesión de armas”.

Aunque el papa Francisco ha viajado 10 veces a América Latina desde su elección, “claramente no está liderando una cruzada para reclamar la región para el catolicismo”, señala el Wall Street Journal.

El artículo del WSJ está generando un considerable debate entre los católicos en Internet. En respuesta al artículo, publicado en las redes sociales con la cita “La Iglesia católica optó por los pobres y los pobres optaron por los pentecostales”, CatholicVote ha tuiteado:

“Demasiados miembros de nuestra Iglesia no han optado por los pobres, prefiriendo en su lugar las causas sociales predilectas de las ricas élites occidentales. Puede que a los pentecostales les falte sustancia, pero al menos hablan a los pobres de Jesús y no del cambio climático”.


jueves, 13 de enero de 2022

MEJOR PREGUNTEMOS A DIOS, QUE NO QUERRÁ COSA MALA





Hoy, en estos tiempos que corren, ¿qué querrá Dios de nosotros? ¿Qué esperará Dios de su Iglesia? 

Por el padre Jorge González Guadalix



En los años ochenta se puso muy de moda en la Iglesia lo de preguntar a la gente a ver qué quería. En una ocasión yo mismo, cura recién salido del horno, se lo propuse a un sacerdote de experiencia probada:

- Habría que preguntar a la gente de la parroquia a ver qué quiere.

- Eso te lo digo yo, me respondió. Lo que quieren es que dispensemos el sexto mandamiento, pero no estoy por la labor. No hay que preguntar a la gente qué quiere, sino preguntar a Dios qué quiere de nosotros, que no será cosa mala.

Más de una vez lo he aprovechado en alguna homilía, porque la gente quiere cosas y se pasa el día diciendo lo que tenemos que hacer, y siempre en la misma dirección de dar facilidades y acabar con exigencias. Yo también me lo sé a estas alturas de mi vida sacerdotal: que ayudemos a los pobres, que no exijamos tanto, que qué más da que las parejas se casen o no, se separen o dejen de separarse, que si comprensivos con los gays, que no hablemos tanto del aborto. Nada nuevo bajo el sol.

El problema no es lo que la gente quiere, sino lo que Dios quiere. Hubiera sido interesante una encuesta entre los habitantes de Sodoma y Gomorra sobre lo que ellos esperaban de las autoridades religiosas. Evidentemente, comprensión para sus vicios y la declaración de sus prácticas aberrantes como de utilidad pública y expresión de la más genuina religiosidad. Entiendo que si hubiéramos preguntado a los emperadores romanos nos habrían dicho que tendríamos que pasar por el aro de sus cultos paganos, cosa que algunos verían bien en aras de una supuesta libertad. Los arrianos y luteranos, cada cual en su tiempo, habrían pedido tolerancia, respeto y, por supuesto, incorporar sus tesis heréticas al dogma católico.

Afortunadamente Dios nuestro señor era poco partidario de legitimar las prácticas sodomitas, conservador nos salió, los mártires se plantaron en jarras diciendo que había que obedecer a Dios antes que a los hombres sabiendo que eso les costaba el cuello, san Nicolás ante las tesis de Arrio respondió con una sonora bofetada nada sinodal y ante el luteranismo se convocó un concilio de Trento que dejó las cosas meridianamente claras, llenó la Iglesia de santos y nos ha servido estupendamente hasta hace cuatro días.

Y hoy, en estos tiempos que corren, ¿qué querrá Dios de nosotros? ¿Qué esperará Dios de su Iglesia? Lo fácil es preguntar al mundo. Tan fácil como inútil, porque ya sabemos las respuestas: encerrarnos en los templos, renunciar a todo tipo de visibilidad pública, legitimar cualquier ley o norma por contraria al plan de Dios que sea, poner una mejilla, la otra, la primera otra vez y el trasero si fuera preciso y atender a los pobres para los cuales el gobierno no tiene presupuesto.

¿Y Dios? Supongo que lo que pide Dios es que defendamos las verdades de la fe, prediquemos íntegro el evangelio, ganemos mucha gente para Cristo y animemos a que las cosas se hagan según quiere Dios, que no será cosa mala para la gente decente.

No es lo que la gente quiere, sino lo que la gente necesita y nosotros debemos ofrecer según el plan de Dios. El problema es que si haces lo primero y das a la gente lo que quiere, a la gente impía me refiero por supuesto, que es la mayoría, seamos claros, te llegan aplausos, sonrisas y parabienes. Si te empeñas en buscar lo que Dios quiere y en predicarlo y llevarlo al mundo, entonces acabas mártir. Muy jodido, por cierto, pero es para lo que estamos.


De profesión, cura


SI LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN CATÓLICOS PRO VACUNAS SON PAGADOS POR SOROS Y GATES…

El consorcio de medios de comunicación católicos, catholic-factchecking.com, liderado por Aleteia y vinculado a la Santa Sede, es un proyecto para silenciar a los periodistas católicos no alineados, financiado por grandes lobbies internacionales contra la vida y la familia, en alianza con las grandes empresas farmacéuticas que fabrican las vacunas. De este modo se explican muchas cosas…

Por Riccardo Cascioli


Una investigación bien documentada del sitio web estadounidense Church Militant revela cómo Google, Soros y Bill Gates financian a los medios de comunicación católicos pro-vax para luchar contra los que en la Iglesia que no están alineados con el verbo vacunal. Y se descubre que quien lidera el consorcio de los medios de comunicación católicos que se autodenominan verificadores de hechos (es decir, que “controlan la veracidad de las noticias”, en este caso sobre las “vacunas” anti-Covid19) es el sitio Aleteia, portal publicado en siete idiomas, que disfruta de una estrecha colaboración con el Dicasterio para la Comunicación del Vaticano y con el Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización.

El consorcio, que incluye una treintena de portales, lleva unos meses activo y busca nuevas contrataciones a través de su propio sitio web catholic-factchecking.com (definido como “Consorcio de medios católicos internacionales sobre las vacunas Covid-19”, o “Consorcio internacional de medios católicos sobre la vacuna Covid-19”). Y el consorcio es uno de los once proyectos (de 309 competidores de 74 países) que han compartido los $ 3 millones puestos a disposición por la Iniciativa de Google News a través del Fondo Abierto de Lucha contra la Desinformación de la Vacuna Covid-19.

En definitiva, Google está preocupado por quienes ponen en duda la narrativa según la cual la vacuna es la única salvación de la humanidad y pone en juego todo su poder para contrarrestar en forma capilar al enemigo. Esto solo, al ser Google el motor de búsqueda líder en el mundo, debería generar algunas preocupaciones. Preocupación que debería convertirse en inquietud cuando nos enteremos de que desde 2019 el “hermano” de Google (una emanación de la misma empresa Alphabet), Verily, que se ocupa de la salud, tiene una “alianza estratégica” con grandes empresas farmacéuticas, entre ellas Pfizer. Además, Verily es actualmente socio de Pfizer y el Centro de Investigación de la Clínica Duke en el estudio de la seguridad a largo plazo de las “vacunas” para el Covid.

Resulta muy curioso que nadie sospeche que exista algún conflicto de intereses. En cuanto a los católicos, entonces, debería dar lugar a algunos escrúpulos el hecho que Google promueva abiertamente los derechos reproductivos (anticoncepción y aborto) y la agenda lgbt… Pero evidentemente pecunia non olet (el dinero no apesta), y frente a la necesidad de doblegar cualquier resistencia a las “vacunas” entre los católicos, no se puede ir demasiado lejos por lo sutil. Después de todo, Aleteia tiene desde 2013 una relación de colaboración consolidada con Google. Pero no solo eso: para obtener la acreditación con el fin de beneficiarse de los fondos de la Iniciativa Google News, Catholicfactchecking utiliza el asesoramiento de un instituto de investigación español, el Instituto de Salud Global (ISGlobal) de Barcelona, el cual, a lo largo de los años, ha recibido 57 millones de dólares de la Fundación Bill y Melinda Gates y 150 mil dólares de la Fundación Open Society de George Soros, según ha reconstruido Church Militant.

Además de tener intereses directos en la campaña de “vacunación” (especialmente Gates), Church Militant señala acertadamente que no hace más de seis meses ambas fundaciones patrocinaron el informe “Tip of the Iceberg” [La punta del iceberg], destinado a desacreditar los movimientos provida europeos, incluyendo la COMECE (la Comisión de las Conferencias Episcopales de la Unión Europea).

Pero hay otro aspecto inquietante por decir lo mínimo: en el Comité Científico elaborado por Catholicfactchecking encontramos a tres miembros de la Pontificia Academia para la Vida, entre ellos su canciller, monseñor Renzo Pegoraro. Los otros dos son Rodrigo Guerra López y el padre Alberto Carrara. Justamente este último nos muestra cómo se mueven estos soldados de juguete para neutralizar a cualquiera que se salga de la línea trazada, recientemente calificando en estos días en Twitter como noticias falsas un artículo de Edward Pentin, periodista del National Catholic Register.

Este último había escrito un artículo criticando el apoyo abierto de la Pontificia Academia para la Vida para vacunar a los niños a pesar de los riesgos comprobados; y para demostrarlo había publicado la lista detallada de 48 casos de niños estadounidenses que murieron después de ser inoculados con la vacuna Pfizer, una lista presente en la base de datos que reporta “eventos adversos” relacionados con la “vacunación” (Vaers). «Como miembro de la Comisión Científica de catholic-factchecking.comtuiteó el padre Carrara– estoy en la misma línea que Annamaria Staiano, presidenta de la Sociedad Italiana de Pediatría: “Todas las comunidades científicas de pediatras están a favor de la vacunación contra Covid para el rango de edad de 5 a 11 años”». En consecuencia, sin ningún argumento, solo el acto de fe en las “vacunas” y la etiqueta de “noticias falsas” a artículos que están bien documentados.

En síntesis: existe un consorcio de medios católicos, vinculados a la Santa Sede, que forman parte de un proyecto para silenciar a los periodistas católicos no alineados, financiado por grandes lobbies internacionales contra la vida y la familia, en alianza con las grandes empresas farmacéuticas que fabrican las vacunas. ¿Cómo debemos llamarlo? ¿Conflicto de intereses? ¿Fraude? ¿Traición? ¿Vergüenza? ¿Escándalo? Llámenlo como quieran.

Con esto nada más podemos entender por qué los medios de comunicación católicos oficiales, y especialmente la Academia Pontificia para la Vida, son tan implacables en el apoyo a la “vacunación” masiva y pretenden hacer creer que la Iglesia se ha pronunciado a favor de las “vacunas” sin más y sin peros, cuando en realidad el documento publicado por la Congregación para la Doctrina de la Fe hace un año decía cosas muy distintas, como hemos subrayado muchas veces.


La Brujula Cotidiana



CONTRA LA TERAPIA REPARATIVA, CONTRA EL CRISTIANISMO

Una ley en Canadá y una propuesta en el Reino Unido prohíben cualquier palabra o acción que pueda animar a volver a la heterosexualidad a las personas que se sienten incómodas con la homosexualidad. 

Por Luca Volontè


El lazo de las prohibiciones de las terapias reparadoras, ahora peligrosamente llamadas terapias de "conversión", se está convirtiendo, por el momento sólo en el Reino Unido y Canadá, en la criminalización del cristianismo, porque como escribió Solzenicyn hace 50 años, “el sistema de hoy... nos exige una completa entrega del alma”. Las terapias reparadoras, promovidas por primera vez por el psicólogo estadounidense Joseph Nicolosi (1947-2017), consisten en tratar el malestar de la homosexualidad del paciente, ayudándole a aceptar su propia intimidad e identificando las causas de su malestar. 

La prohibición de este tipo de terapias, a causa del dogma de la “identidad de género”, se ha ampliado recientemente a la prohibición de las terapias de conversión genéricas, que también incluyen oraciones, vigilias e incluso el anuncio de la creación divina de identidades sexuales masculinas y femeninas. En el Reino Unido, el gobierno ha lanzado desde el 29 de octubre  una consulta popular para legislar sobre la prohibición de la genérica y ampliamente definida "terapia de conversión".

Las conversaciones (incluso las privadas) destinadas a ayudar a alguien a cambiar su orientación sexual o su identidad “de género” podrían ser prohibidas (con sanciones penales), a menos que se firme previamente un formulario de consentimiento formal. Los menores de 18 años no pueden consentir estos encuentros y sería un delito penal cuestionar la “identidad transgénero” de un niño. Los padres y quienes ejercen el ministerio pastoral podrían ser multados o encarcelados por presentar la moral sexual bíblica a sus hijos y durante las reuniones religiosas.

Las organizaciones inglesas de abogados y activistas cristianos evangélicos y anglicanos, Christian Concern y Christian Institute, están al frente de esta batalla por la libertad de religión y de conciencia. La preocupación ha aumentado en las últimas semanas, a pesar de las declaraciones conciliadoras de la ministra de Asuntos Exteriores e Igualdad, Liz Truss, que reiteró la posición del gobierno el 1 de diciembre al dirigirse a los Comunes: “La libertad de expresión y la libertad de religión deben protegerse incluso en caso de prohibición de la terapia de conversión”. Sin embargo, la noticia aparecida en los mismos días en las columnas de "The Telegraph" sobre el adoctrinamiento obligatorio de los funcionarios en materia de identidad “de género”, contribuyó a aumentar la preocupación.

Desde finales de noviembre hasta el 10 de diciembre, 1.700 pastores y agentes de pastoral cristianos firmaron una carta en la que expresaban su profunda preocupación al ministro porque “el enfoque legislativo esbozado por el ejecutivo amenaza la libertad de conciencia y de religión”. La propia definición utilizada por el gobierno ("terapias de conversión") es tan amplia que hace ilegal incluso "persuadir, enseñar y ayudar a personas de todas las edades a convertirse en cristianos ortodoxos y a vivir como tales... [aunque] no debería ser un delito que instruyéramos a nuestros hijos en que Dios los hizo varones y mujeres, a su imagen y semejanza, y que reservó el sexo para el matrimonio de un hombre y una mujer... hay una clara posibilidad de que nuestro deber de proclamar el señorío de Jesucristo... pueda ser criminalizado. Proclamando a Jesucristo y las verdades bíblicas, los pastores y sacerdotes cristianos nunca se rendirán, violarán la eventual ley, dispuestos a ir a la cárcel.

El gobierno del Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson, parece haber entendido el mensaje y el 9 de diciembre, un día antes de que finalizara el plazo de la consulta popular, decidió prorrogarla hasta el 4 de febrero.

La censura de las libertades también es fuerte en Canadá, donde en pocos días el gobierno de Trudeau presentó, aprobó y puso en vigor una ley "anticonversión" (Bill C-4) peor que la británica. El texto fue presentado el 29 de noviembre en la Cámara, aprobado el 2 de diciembre, y finalmente aprobado sin enmiendas el 4 de diciembre por el Senado, y entró en vigor el 8 de diciembre. La ley tipifica como delito la promoción o publicidad de la "terapia de conversión". La prohibición incluye "cualquier práctica, tratamiento o servicio diseñado para cambiar la orientación sexual de una persona a heterosexual o para cambiar la identidad 'de género' de una persona a cisgénero".

La ley también ha recibido duras críticas por su carácter anticientífico por parte de la Asociación Americana de Psicología y la Asociación Canadiense de Psicología, después de que un reportaje de la cadena de televisión canadiense W5 pusiera de manifiesto los peligros del creciente "transgenerismo" entre los niños del país.

La ley prohíbe la terapia para adultos con consentimiento, así como a los niños y adultos sin consentimiento, creando cuatro nuevos delitos en el Código Penal: 
1) inducir a una persona a someterse a una terapia de conversión
2) someter a un menor a una terapia de conversión en el extranjero
3) beneficiarse de la prestación de la terapia de conversión
4) publicitar o promover la práctica, con penas de dos a cinco años de prisión. 

Aconsejar a un joven, incluso por parte de sus padres, que acepte el cuerpo en el que ha nacido se considera una "terapia de conversión" castigada con hasta cinco años de cárcel y, del mismo modo, las enseñanzas fundamentales del cristianismo bíblico están "proscritas".

Los obispos católicos de Canadá, que esperaban cambios en el Senado, han quedado decepcionados (en ingles aquí). La Coalición Cristiana
 ‘Campaign Life’ protesta contra una ley que socava la democracia y convierte el "cristianismo en algo ilegal"

Seamos claros, la guillotina sobre los derechos religiosos, de conciencia y de los padres es, en realidad, una censura a Dios creador, sacrificada en el altar del dogma lgbt.


La Brujula Cotidiana