viernes, 14 de octubre de 2022

EL TRIBUNAL EUROPEO DE DERECHOS HUMANOS APOYA LA BLASFEMIA ANTICRISTIANA

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha vuelto a ponerse del lado de los blasfemos anticristianos, defendiendo la “libertad de expresión” de una “Femen” que profanó la iglesia de la Madelaine en París en 2013.


El Centro Europeo para el Derecho y la Justicia ha confirmado que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos acaba de fallar a favor de las “Femen” que simularon el aborto de Cristo por parte de la Santísima Virgen, en el altar de la iglesia de la Madelaine en París en 2013. La sentencia, en el caso Bouton v. France, se dictó ayer.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha vuelto a ponerse del lado de los blasfemos anticristianos, defendiendo la “libertad de expresión” de una “Femen” que profanó la iglesia de la Madelaine en París en 2013. Esta mujer se manifestó, frente al altar y el tabernáculo, en topless, tatuada, con los brazos cruzados, luciendo una corona y el velo azul de la Santísima Virgen, y sosteniendo “dos pedazos de hígado de buey en las manos, “símbolo del niño Jesús abortado”.

Esta blasfemia fue condenada por los tribunales franceses. Ahora, Europa dicta que lo que hizo esta “Femen” fue “contribuir al debate público sobre los derechos de las mujeres, más concretamente sobre la ‘derecho’ al aborto”. El Tribunal falló diciendo que la protección de la “libertad de conciencia y religión” no podía justificar la condena.

Al condenar a Francia en el caso Femen, el tribunal dijo que estaba “sorprendido por la severidad de la pena”, que era un mes de prisión condicional y una multa de 2.000 euros. Además, el TEDH “lamentó que esta sentencia quedara registrada en los antecedentes penales de la activista”, y que la sentencia suspendida pudiera convertirse en una pena de prisión firme si volviera a “ejercer su libertad de expresión”. Basándose en esto, se condena a Francia a pagarle 9800 € por daños morales y costos judiciales.

Eloise Boutón, la Femen que realizó esta obscenidad, ha celebrado en sus redes sociales la noticia. “Después de 9 años de juicio, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos acaba de condenar a Francia por declararme culpable de exhibición sexual y violar mi libertad de expresión”, ha escrito.

Eloise Bouton de Femen ejerciendo su “derecho a la libertad de opinión” frente al edificio del Ministerio de Justicia de Francia el 15 de octubre de 2012

Se está convirtiendo en costumbre por parte de este organismo europeo defender estos ataques en las iglesias y contra la Iglesia. En 2018 ya había dictaminado que la provocación blasfema del grupo punk feminista, las “Pussy riots”, en el coro de la catedral ortodoxa de Moscú era “una forma de expresión” protegida por la Corte. El abogado de las “Pussy Riot”, que antes trabajaba para la fundación Georg Soros, se convirtió desde entonces en juez del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. El mismo año, la Corte también condenó a Lituania por sancionar anuncios blasfemos que presentaban a Cristo y la Virgen María. 


***

Para la consideración de nuestros lectores, mostramos algunas de las “performances” de las ultraizquierdistas de Femen. Pero según estos Tribunales que las apañan, esto es “libertad de expresión”, no es odio a la Religión








No hay comentarios: