jueves, 22 de abril de 2021

EL PAPA FRANCISCO Y SU OBSCENO CUADRO DE JUDAS

El papa Francisco y su obsceno Judas
"El arresto de Cristo" de Giotto di Bondone

Analizaremos la rehabilitación de Judas  en el periódico del Vaticano durante la Semana Santa

Por Luiz Sérgio Solimeo


El Jueves Santo, 1 de abril, L'Osservatore Romano, el diario del Vaticano, publicó un editorial de portada ilustrado con una pintura obscena y sacrílega. Muestra a un Jesús desnudo y resucitado, acariciando la cabeza sin vida del traidor, Judas Iscariote, que no lleva nada más que un taparrabos rojo (1)



¿Quién es el verdadero “protagonista del misterio pascual”?

El editorial de Andrea Monda, directora del periódico, afirma que durante la Semana Santa, L'Osservatore iba a abordar personajes que emergen de las narrativas de los Evangelios en “los últimos momentos de la vida terrena de Jesús”.

Monda dice que estaba perplejo por lo difícil que había sido elegir. "Hay tantos personajes que abarrotan las páginas de los cuatro evangelios... por lo que la elección no es fácil".

Muchos de sus lectores estaban horrorizados por su elección: "Porque hoy, la elección ha recaído en la figura de Judas, el personaje más trágico y perturbador de los Evangelios".

Así, bajo el título general “Destacados hoy - Protagonistas del misterio pascual: Judas”, el periódico dedica tres páginas al traidor.

El Viernes Santo, la misma serie “Protagonista” rindió homenaje a Poncio Pilato, el cobarde y arrogante gobernador de la provincia romana de Judea (2). El verdadero Protagonista del Misterio Pascual, “el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo” (Juan 1, 29), quedó fuera.

En cuanto al Protagonista del Sábado Santo, el periódico tituló “¡El silencio del sábado y el anuncio”! (3)

Habiéndolo discutido primero, ¿considera el periódico del Vaticano a Judas como el verdadero “Protagonista del Misterio Pascual”? ¿Escogió el Jueves Santo (no el Viernes Santo) para esta rehabilitación porque fue entonces cuando Judas traicionó a Jesús con un beso en el Huerto?


No hay lugar para María, la corredentora de la raza humana

Como su Divino Hijo, María Santísima fue olvidada. Ella a quien honramos y veneramos como Nuestra Señora de los Dolores. Ella con quien la Iglesia ha llorado durante 2000 años. Aquella a quien tratamos de consolar al rezar el Stabat Mater: “En la Cruz, cumpliendo su puesto, estaba la Madre afligida llorando, junto a su Hijo hasta el final” (4).

Nuestra Señora estaba al pie de la Cruz, uniéndose a la Pasión de su Divino Hijo y ofreciendo sus sufrimientos por la redención del género humano, como exclamó el Papa Pío XI: “¡Oh! Madre de amor y misericordia, que estuviste cerca de tu dulce Hijo al consumar la redención de los hombres en el altar de la Cruz, sufriendo con Él como corredentora” (5).


Pintura obscena y sacrílega, un “fruto de las meditaciones” del papa Francisco

La ilustración elegida para la editorial plantea muchas preguntas por sus connotaciones homosexuales.

¿Por qué se seleccionó este cuadro sacrílego y obsceno? El editor de L'Osservatore Romano explica:
Esta pintura es un 'fruto de las meditaciones' del papa Francisco reunidas en el título de 2018, Cuando reces, di nuestro padre. En el libro, el pontífice habla sobre Judas y la misericordia de Dios, citando el capitel sobre una columna en la iglesia de Vézelay, una imagen que colgó detrás del escritorio en su estudio personal. Un fiel católico francés, leyendo esas meditaciones y habiendo sido impresionado desde niño por la misma columna que retrata a Jesús el Buen Pastor cargando a Judas muerto sobre sus hombros como la última oveja perdida, decide componer este cuadro y dárselo al papa. Esta pintura, que publicamos hoy en la portada, se ha colgado desde entonces junto a la foto de Vézelay detrás del escritorio del santo padre” (6).

El papa Francisco intenta rehabilitar a Judas

El papa Francisco ha hablado afectuosamente de Judas en innumerables ocasiones, dando a entender que el traidor se salvó, pero sin aclarar nada, como es su costumbre. Como prueba, presenta un capitel esculpido en la abadía benedictina medieval de Sainte-Marie-Madeleine en Vézelay, Francia.

El suicidio de Judas

En el libro recién mencionado, el papa Francisco vuelve a referirse a esa capital y a la posible salvación de Judas. Después de decir que Judas se ahorcó, continúa:Pero hay una cosa que me hace pensar que la historia de Judas no termina ahí... Quizás alguien piense: 'Este papa es un hereje...' ¡ Pero no! Ve y mira una columna medieval en la basílica de Santa María Magdalena en Vézelay, Borgoña. Los hombres de la Edad Media hacían catequesis utilizando esculturas, imágenes. En esa columna, de un lado tienes colgado a Judas, pero del otro está el Buen Pastor que lo carga sobre sus hombros y se lo lleva” (7).

El papa afirma que la persona joven y sin barba que lleva al Judas muerto es Nuestro Señor. Sin embargo, la interpretación más plausible es que la escultura del capitel medieval retrata a la persona anónima que se deshizo del cadáver del traidor.


“¿Qué es el misterio de Judas? No sé… Don Primo Mazzolari lo explica mejor que yo”

Además de sus constantes, directas y amistosas referencias a Judas, el papa Francisco también ha citado al padre Primo Mazzolari (1890-1959), un sacerdote revolucionario que es considerado un precursor del Vaticano II.

Andrea Tornielli, actual director del Dicasterio para la Comunicación del Vaticano, escribió en 2016 sobre un discurso que pronunció el papa: “El papa habló sobre un antiguo capitel medieval que representa a Judas de un lado y Jesús cargando al traidor muerto sobre sus hombros: 'Don Primo Mazzolari pronunció un hermoso discurso sobre esto, era un sacerdote que entendía bien la complejidad de la lógica del Evangelio: ensuciarse las manos como lo hizo Jesús, no estaba limpio, fue a conocer gente y aceptó a las personas como eran, no como deberían ser'”.

Más adelante, Tornielli dice: “El papa Francisco citó una homilía sobre 'Judas, el traidor', pronunciada por un pionero del Concilio Vaticano II, Don Primo Mazzolari, párroco de Bozzolo (norte de Italia), el Jueves Santo de 1958'. “Pobre Judas” —comienza diciendo el sacerdote—, “no sé qué pasaba en su alma. Es una de las figuras más misteriosas de la Pasión del Señor. Ni siquiera intentaré explicarlo, todo lo que te pido es que tengas misericordia de nuestro pobre hermano Judas'” (8).

Esta no es la única vez que el papa Francisco ha adoptado la opinión favorable del padre Mazzolari sobre Judas. En el sermón de la Misa del 8 de abril de 2020, dijo: “¿Cuál es el misterio de Judas? No sé… Don Primo Mazzolari lo explica mejor que yo” (9).

El papa argentino no sólo citó al padre Mazzolari varias veces, sino que además fue a visitar su tumba, mostrando toda consonancia con él: “no me gustaría dejar de lado nada, me gustaría decir algo sobre el padre Primo Mazzolari. Soy un peregrino aquí en Bozzolo y luego en Barbiana, tras las huellas de dos párrocos que han dejado una huella luminosa, aunque 'incómoda', en su servicio al Señor y al pueblo de Dios... No me corresponde a mí decir o analizar trabajo del padre Primo... prefiero meditar sobre la actualidad de su mensaje(10).


"Nuestro hermano Judas"

¿Es de extrañar, entonces, que L'Osservatore Romano publicara en Semana Santa un sermón del padre Mazzolari titulado “Nuestro pobre hermano Judas”?

En su homilía del Jueves Santo de 1958, el padre Mazzolari dice, entre otras cosas:
“Cuando recibió el beso de la traición, en Getsemaní, el Señor respondió con esas palabras que no debemos olvidar: '¡Amigo, con un beso traicionas al Hijo del Hombre!' ¡Amigo! Esta palabra, que les habla de la infinita ternura de la caridad del Señor, también les hace comprender por qué llamé a Judas 'hermano' en este momento...
“Y quizás en el último momento, recordando esa palabra y la aceptación de su beso, hasta Judas habrá sentido que el Señor aún lo ama y lo recibe entre los suyos. Judas es quizás el primer apóstol que entró al cielo con los dos ladrones. Una procesión que ciertamente no parece honrar al hijo de Dios, como alguien lo concibe, pero que es una grandeza de su misericordia” (11).
¿Judas en el cielo? ¿En serio? ¿El ladrón malo también? Nuestro Señor solo prometió el cielo a San Dismas, el Buen Ladrón.

El mismo número de L'Osservatore Romano publica extractos de otros escritores sobre Judas como el progresista Carlo Cardinal Martini, el anarquista Giuseppe Berto y el admirador del diablo, Giovani Papini (12).

“La traición de Judas” de Giotto di Bondone


"Judas Mercator Pessimus..." (Judas, el vil mercader)

En su homilía misa del 28 de octubre de 2014, el papa Francisco dijo que Judas Iscariote no era el único pecador entre los Apóstoles: Judas no fue el que más pecó: no sé quién pecó másJudas, pobre, es el que se cerró al amor y por eso se convirtió en un traidor. Y todos huyeron durante el difícil momento de la Pasión y dejaron solo a Jesús. Todos son pecadores” (13).

No se puede comparar la traición de Judas con el comportamiento reprobable de los otros Apóstoles durante la Pasión.

Judas no negó al Divino Maestro en un momento de debilidad, como lo hizo San Pedro, o la cobardía, como los otros Apóstoles que, a excepción de San Juan, abandonaron a Nuestro Señor en el Calvario. Sin embargo, los once se arrepintieron porque amaban al Divino Maestro.

Judas acudió de buen grado a los sacerdotes judíos que intentaban matar a Jesús y se ofreció a entregarlo: "¿Qué me daréis y yo os lo entregaré?" (Mateo 26: 14-16).

San Juan Crisóstomo comenta sobre este asunto: “Y miren cuán grande es la maldad de Judas, que va a ellos por su propia voluntad, que lo hace por dinero y por tal suma de dinero” (14).

Tampoco Judas traicionó a su Maestro en un momento impulsivo. Poco a poco se alejó del amor de Jesús, se perdió en su incredulidad y se hundió en el vicio de la avaricia.

En el episodio de la mujer que ungió a Nuestro Señor con un precioso perfume, Judas murmuró que debería haber vendido ese perfume y haber dado el dinero a los pobres. A lo que San Juan explica, tras narrar el episodio: “Ahora decía esto, no porque se preocupara por los pobres; sino porque era ladrón y, teniendo la bolsa, llevaba lo que se echaba en ella. (Juan 12: 4-6).

"Judas mercator pessimus..." - "Judas, el vil comerciante..." (15).



Obstinación y desesperación de Judas

Judas no era un “pobre hombre arrepentido que no sabía qué hacer”, como dijo el papa Francisco en el sermón de una misa en la Capilla de Casa Santa Marta el 11 de abril de 2016 (16). Sabía muy bien lo que estaba haciendo, porque el Salvador le había advertido continuamente. Sin embargo, fue obstinado en el mal.

San Juan relata que los discípulos se escandalizaron cuando Nuestro Señor se refirió a la Eucaristía por primera vez y en términos velados, afirmando que Su Cuerpo y Sangre eran comida y bebida.

Después de que el Salvador desafió a los Apóstoles (“¿Quieres irte también?”) Y la pronta respuesta de San Pedro llena de fe y amor, dijo estas terribles palabras: “¿No os he elegido a los doce, y uno de vosotros es un diablo?”  El mismo evangelista añade: “Ahora se refería a Judas Iscariote, hijo de Simón; porque éste estaba a punto de traicionarlo, siendo uno de los doce” (Juan 6: 71-72).

Con su traición ya consumada por el trato con el Sanedrín, Judas fue lo suficientemente duro de corazón como para asistir a la cena pascual con el Salvador y los otros apóstoles.

En él, Nuestro Señor anuncia Su Pasión y el terrible final del traidor: “El Hijo del Hombre a la verdad va, como está escrito de él; pero ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre será entregado! Mejor le fuera si ese hombre no había nacido. Y Judas que lo traicionó, respondiendo, dijo: “¿Soy yo, Rabí?” Él le dijo: “Tú lo has dicho” (Mateo 26: 24-25).

Cuando Nuestro Señor respondió a la pregunta de los santos Pedro y Juan sobre quién sería el traidor, mojó el pan en el vino y se lo dio a Judas. San Juan relata: “Y después del bocado, Satanás entró en él” (Juan 13:27). Por lo tanto, Nuestro Señor le permitió consumar su traición, dejando en claro que podía evitarla si así lo deseaba (Juan 13: 28-30).


Judas desesperado se ahorca

La traición muestra nuevamente la obstinación y dureza de corazón de Judas, así como su cinismo. Conduciendo a los soldados a arrestar a su Maestro, acordó con ellos que Jesús sería a quien besaría según la costumbre oriental.

Después de ese beso hipócrita, el Divino Maestro le dice al traidor: "Judas, ¿traicionas al Hijo del Hombre con un beso?" (Lucas 22:48).

Después de la condenación del Salvador, al darse cuenta de la enormidad de su crimen, Judas se sintió abrumado por el remordimiento, pero no la contrición. Desesperado, volvió a los sacerdotes judíos para devolver el precio de la traición, pero fue mal recibido ("¿Qué nos importa? Míralo tú"). Arrojó las monedas en el suelo del templo y fue a ahorcarse (Mat. 27: 3-5).

San Pedro completa las narraciones de los Evangelios diciendo que “se reventó por la mitad, y sus entrañas se derramaron” (Hch 1, 18).


"Mejor sería para él si ese hombre no hubiera nacido"

El periódico del Vaticano lo habría hecho mejor si hubiera publicado de manera destacada las propias palabras de Jesús sobre Judas en los Evangelios, así como textos de Padres y Doctores de la Iglesia, grandes exegetas y santos. Todos dan fe de la constante tradición e interpretación de las Escrituras de la Iglesia sobre la condena de Judas Iscariote.

Nuestro Señor dijo que guardaría a todos los que había recibido del Padre: “Ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición” (Juan 17: 11-12).

Estas palabras del Redentor no dejan lugar a dudas sobre el destino eterno del traidor. Si reorganizáramos las palabras de Nuestro Señor para mayor claridad, podría leerse: "El hijo de perdición... es el único perdido".


La condenación eterna de Judas, una verdad revelada

En un artículo publicado en 2003, el cardenal Avery Dulles encuentra difícil negar la condenación eterna de Judas:
“El Nuevo Testamento no nos dice con tantas palabras que una persona en particular está en el infierno. Pero varias declaraciones sobre Judas difícilmente pueden interpretarse de otra manera. Jesús dice que ha guardado a todos los que el Padre le dio, excepto al hijo de perdición (Juan 17:12). En otro momento, Jesús llama a Judas diablo (Juan 6:70), y una vez más dice de él: 'Mejor sería para ese hombre no haber nacido nunca' (Mateo 26:24; Marcos 14:21). Si Judas estuviera entre los salvos, estas declaraciones difícilmente podrían ser ciertas. Muchos santos y doctores de la Iglesia, incluidos San Agustín y Santo Tomás de Aquino, han tomado como una verdad revelada que Judas fue reprobado" (17).

La misericordia de Dios es para quienes le temen

En el Magnificat, la Santísima Virgen proclama: “Su misericordia es de generación en generación para los que le temen” (Lucas 1, 50).

En el Antiguo Testamento, el Señor afirmó Su misericordia para con los que le temen, lo alaban y guardan Sus mandamientos (Sal. 102: 17; Éxodo 20: 6; Deut. 5:10).

El temor de Dios, que “es el principio de la sabiduría” (Sal. 110: 10), es una reverencia filial por la majestad infinita de la Justicia Divina, un deseo de no ofenderlo y de no romper con su amistad. En definitiva, el miedo filial es fruto del amor de Dios. Sin él, no se puede adquirir sabiduría.

Por lo tanto, es completamente absurdo atribuir la salvación de Judas a la misericordia de Dios, porque él no dio ninguna prueba de arrepentimiento o temor de Dios. Al contrario, devorado por un estéril remordimiento por su vil traición, se ahorcó desesperado.


¿Estamos viendo una rehabilitación cainita de Judas?

Al defender a Judas el traidor, “el hijo de perdición” durante la Semana Santa, ¿pretendía el diario del Dicasterio de la Comunicación del Vaticano transmitir un mensaje? No es fácil saberlo. Sin embargo, la rehabilitación de Judas en varios artículos y un editorial resaltado con una reproducción en primera plana de un cuadro con tintes homosexuales del estudio del papa Francisco, huele a los Cainitas, la herejía gnóstica de la Iglesia primitiva denunciada por San Ireneo.

En esta nueva Pasión de la Iglesia, que Nuestra Señora de Fátima nos ayude a permanecer siempre a su lado, siempre fieles a su Divino Hijo, nunca huyendo de Él ni negándolo, por intensa que sea la persecución de Satanás y sus secuaces.


Notas al pie
1) Andrea Monda, “Giovedi Santo: Giuda e lo scandalo della misericordia”, L'Osservatore Romano, 1 de abril de 2021, https://www.osservatoreromano.va/it/news/2021-04/quo-074/giuda- e-lo-scandalo-br-della-misericordia.html
2) Varios autores, “Oggi in primo piano — Protagonisti del mistero pasquale: Pilato”, L'Osservatore Romano, 2 de abril de 2021, págs. 1-4, 6, https://media.osservatoreromano.va/media/osservatoreromano/ pdf / quo / 2021/04 / QUO_2021_075_0304.pdf .
3) Varios autores, "Oggi in primo piano — Protagonisti del mistero pasquale: il silenzio del sabato e l'annuncio delle donne", L'Osservatore Romano, 3 de abril de 2021, págs. 1-3, https: //media.osservatoreromano .va / media / osservatoreromano / pdf / quo / 2021/04 / QUO_2021_076_0404.pdf .
4) Misa de los Siete Dolores de Nuestra Señora (15 de septiembre).
5) L'Osservatore Romano, 29-30 de abril de 1935, 1, citado en JB Carol, OFM, et al., Mariología (Madrid: Biblioteca de Autores Cristianos, 1964), 766.
6) Monda, "Giovedi Santo: Giuda e lo scandalo della misericordia".
7) Gian Guido Vecchi, “Il Libro del papa: “Ho imparato da Giuda che la vergogna è anche una grazia”, Corriere Della Sera, 22 de noviembre de 2017. http://www.corriere.it/cultura/17_novembre_22/papa- francesco-saggio-rizzoli-lev-padre-nostro-6c9abd26-cfa7-11e7-a1da-9278adb4d756.shtml .
8) Andrea Tornielli, “El buen pastor que lleva a Judas sobre sus hombros”, La Stampa / Vatican Insider, 18 de junio de 2016, https://www.lastampa.it/vatican-insider/en/2016/06/18/news/ el-buen-pastor-que-lleva-a-judas-en-hombros-1.34989269 
9) Kathleen N. Hattrup, "Satanás paga mal, advierte al papa, llamándonos para encontrar el 'Pequeño Judas' que tenemos dentro", Aleteia, 8 de abril de 2020, https://aleteia.org/2020/04/08/satan -paga-mal-advierte-al-papa-llamándonos-para-encontrar-al-pequeño-judas-que-tenemos-dentro /.
10) Papa Francisco, Discurso Commemorativo del Santo Padre), “Pellegrinaggio del Santo Padre Francesco a Bozzolo (Diocesi de Cremona) ea Barbiana (Diocesi di Firenze) Visita alla Tomba di Don Primo Mazzolari”, Vaticano , 20 de junio de 2017, http: //www.vatican.va/content/francesco/it/speeches/2017/june/documents/papa-francesco_20170620_don-primo-mazzolari.html.
11) Primo Mazzolari, "Nostro fratello Giuda: L'omelia di don Primo Mazzolari per il Giovedì santo del 1958", L'Osservatore Romano, 1 de abril de 2021, p. 3, https://www.osservatoreromano.va/it/news/2021-04/quo-074/nostro-fratello-giuda.html.
12) Véase Giulia Ciarapica, “Il diavolo di Papini, così umano e così divino”, Il Foglio, 29 de julio de 2018, https://www.ilfoglio.it/cultura/2018/07/29/news/il-diavolo-di -papini-cosi-umano-e-cosi-divino-207335 / .
13) Josephine McKenna, "Papa: Judas un pecador, pero no peor que nadie". USA Today , 29 de octubre de 2014, http://www.usatoday.com/story/news/world/2014/10/29/pope-francis-judas-sinner/18123227/.
14) San Juan Crisóstomo, “Homilía 80 sobre Mateo” (Mat. 26: 6-7), consultado el 13 de abril de 2021. https://www.newadvent.org/fathers/200180.htm.
15) Tenebrae Responsories for Maundy Thursday, consultado el 15 de abril de 2021. https://www.cpdl.org/wiki/index.php/Tenebrae_Responsories_for_Maundy_Thursday_(Carlo_Gesualdo).
16) Papa Francisco, “Aggrappati alla lettera: Meditazione Mattutina Nella Cappella Della Domus Sanctae Marthae”, Vaticano, 11 de abril de 2016. http://www.vatican.va/content/francesco/it/cotidie/2016/documents/papa-francesco -cotidie_20160411_aggrappati-alla-lettera.html.
17) Avery Cardinal Dulles, “La población del infierno”, First Things, mayo de 2003. https://www.firstthings.com/article/2003/05/the-population-of-hell; John-Henry Westen, "¿Por qué hay una pintura de un Jesús desnudo ministrando a Judas en el estudio del papa Francisco?" LifeSiteNews, 7 de abril de 2021, https://www.lifesitenews.com/blogs/why-is-there-a-painting-of-a-nude-jesus-ministering-to-judas-in-pope-francis- estudiar .






No hay comentarios: