miércoles, 30 de enero de 2019

LA SATÁNICA CULTURA AZTECA

¿Sabías que la cultura azteca en México en los siglos XV y XVI, que los conquistadores católicos derrocaron físicamente, y que la aparición de Nuestra Señora de Guadalupe aplastó espiritualmente, fue posiblemente la cultura más perversa de la historia humana?

“Muchos pueblos primitivos han practicado sacrificios humanos ocasionales y algunos han practicado el canibalismo. Ninguno lo ha hecho nunca en una escala que se acerque remotamente a la de los aztecas. Nadie sabrá nunca cuántos sacrificaron; pero la ley del imperio requería mil sacrificios al dios tribal azteca Huitzilopochtli en cada ciudad con un templo, todos los años; y había 371 ciudades sujetas en el imperio azteca...

Huitzilopochtli
“Cada ciudad azteca tenía una plaza central, desde la cual se levantaba un alto templo piramidal, y cuatro puertas que se abrían sobre cuatro caminos que se acercaban a la ciudad en líneas rectas que se extendían por lo menos cinco millas, cada uno terminando en un lado del templo piramidal... Mes tras mes, año tras año, templo tras templo, las víctimas del sacrificio llegaron por los caminos hasta los escalones, subieron los escalones hasta la plataforma en la parte superior, y se inclinaron hacia atrás sobre grandes losas convexas de piedra pulida con un gancho alrededor. Un sacerdote con la cabeza y los brazos teñidos de negro, el pelo negro nunca cortado, todo apelmazado y enmarañado con sangre seca, y las prendas, alguna vez blancas, empapadas y teñidas con innumerables gotas de color carmesí. Un inmenso cuchillo con una hoja de medianoche de vidrio volcánico negro se levantaba y caía, cortando a la víctima. Su corazón era arrancado mientras aún latía y era levantado para que todos lo vieran, mientras que su cuerpo devastado era pateado sobre el borde de la plataforma del templo donde rebotaba y se deslizaba en contorsiones obscenas por los escalones hasta el fondo, cien pies más abajo. Más tarde, las extremidades del cuerpo eran comidas...”



“El primer historiador mexicano Ixtlilxochitl estimó que uno de cada cinco niños en México fue sacrificado... Un símbolo casi universal en la religión mexicana era la serpiente. Los sacrificios eran anunciados por los golpes prolongados de un inmenso tambor hecho con pieles de enormes serpientes, que se podían escuchar a dos millas de distancia. En ningún otro lugar de la historia de la humanidad, Satanás ha formalizado e institucionalizado su culto con tantos de sus propios títulos y símbolos reales”. (Warren H. Carroll, Nuestra Señora de Guadalupe y la conquista de la oscuridad , págs. 8-11)


Aquí hay una descripción de la dedicación azteca de 1487 de un nuevo templo piramidal a su dios falso, Huitzilopochtli:

“Tlacaelell decidió que este templo central debía dedicarse con el mayor sacrificio en masa de sus cincuenta y ocho años de dominio en el imperio azteca. Como siempre, se salió con la suya. En la memorable descripción de RC Padden: 'Mucho antes del amanecer del día de apertura, los legionarios prepararon a las víctimas, quienes fueron colocadas cerca de los escalones de la gran pirámide, a través de la ciudad, a lo largo de las calzadas, y hasta donde llegaba la vista. Para la persona que veía el espectáculo desde la azotea, parecía que las víctimas se estiraban en líneas hasta el final de la tierra. La mayoría de los desafortunados eran de provincias hostiles que habían sido tomados como esclavos. En la cima de la pirámide, se habían instalado cuatro losas, una al comienzo de cada escalera, donde Tlacaellel y los tres reyes de la Triple Alianza, debían comenzar la matanza como sacerdotes sacrificiales. Todos estaban listos; las filas de víctimas se extendían por millas, con grandes refugios en sus extremos, donde miles de humanos atrapados se agitaban como ganado, esperando su turno en la fila que estaba a punto de moverse. De repente, los reyes brillantemente arreglados se acercaron a la capilla [del falso dios] de Huitzilopochtli e hicieron reverencias. Cuando giraron para unirse a sus ayudantes en las cuatro losas, grandes tambores de piel de serpiente empezaron a palpitar, anunciando que las filas podrían comenzar a moverse” .


“Los sacerdotes despachaban a las víctimas y a medida que cada grupo se cansaba [de matar], otros sacerdotes se adelantaban para aliviar el 'trabajo' y mantener el ritmo. Años de práctica les habían dado una habilidad y velocidad casi increíble. La evidencia confiable indica que sólo tomaba quince segundos matar a cada víctima. Sangre y cuerpos caían en cascada en una corriente sin fin por los escalones del templo. Los corazones se ensamblaban en pilas y calaveras en interminables estanterías”.

“Este sangriento ritual se prolongó durante cuatro días y cuatro noches. Más de ochenta mil víctimas fueron asesinadas. Tlacaellel había ordenado a toda la alta nobleza de México que estuviera presente, observando desde cajas perfumadas cubiertas de rosas; pero, finalmente, la repetición de tantas muertes e incluso el miedo, dieron lugar a un horror abrumador, y la mayoría de los espectadores huyeron, junto con muchas personas de la ciudad. Incluso aquellos que podían esconderse de la vista de lo que estaba sucediendo ya no podían soportar el hedor. Pero Tlacaelel [el arquitecto del Imperio] a los ochenta y nueve años se mantuvo hasta el final, observando a las víctimas asesinadas a quince segundos por hombre, hasta que al último de los ochenta mil les arrancaron los corazones ante sus ojos devoradores”. (Warren H Carroll, Nuestra Señora de Guadalupe y la conquista de la oscuridad , pp. 8-11)

Tlacaelel

Quizás este fragmento de la historia, más que cualquier otro, ilustra la verdad de la enseñanza bíblica de que los dioses de los paganos son en realidad demonios.

Salmos 95: 5- “Porque todos los dioses de los gentiles son demonios ...”

1 Cor. 10: 20- “Pero las cosas que los paganos sacrifican, se sacrifican a los demonios, y no a Dios. Y no quisiera que te hicieras partícipe de los demonios”.

MostHolyFamilyMonastery




1 comentario:

Unknown dijo...

Cordialmente te recuerdo que un siglo o dos atrás tus santos no hicieron nada por las víctimas de la inquisición, quienes los ejecutaban de maneras atroces en nombre de Dios como si de sacrificios se tratarán, y que los conquistadores no pararon estás prácticas por ser satánicas sino por qué querían Las riquezas de los aztecas, además si eran tan satánicos los dioses aztecas como los conquistadores lograron disfrazar a sus santos con estos para así convertir a la población no será que si había aspectos positivos, pero los conquistadores los borraron de la historia para dejar mal visto ha los aztecas y que nadie los jusgara mal a ellos, por último lo diré bloqueame a tu Dios de papel pero un artículo de historia que pone en manifiesto a la cultura azteca, en la que se bañaban, había derechos para la clase obrera, tenían un calendario de cosechas increíble,entre otras cosas, como una cultura satánica sin más me parece un artículo carente de objetividad. PD tal vez no los aztecas pero fue en el nuevo mundo dónde se doméstico el cacao y el maíz. A si que te recomiendo te alejes de los pochoclos y los chocolates si no quieres cortejar a Satanás.