domingo, 19 de agosto de 2012

Conferencia internacional sobre sida ofrece foro para promoción de relaciones sexuales riesgosas



El debate fue más allá de la prevención del VIH/Sida y abarcó una agenda mayor que incluyó la liberalización y la aceptación social de la pornografía, los anticonceptivos y la promiscuidad sexual.

Por  Lisa Correnti

El Fondo de Población de la ONU se asoció a agrupaciones que defienden los derechos sexuales y reproductivos para impulsar un polémico programa de comportamiento sexual riesgoso en una importante conferencia internacional sobre sida, en Washington.

El acto de apertura de jornada denominado "Política de preservativos: embrollos, polémicas y pepinos", organizado por la Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF, por sus siglas en inglés) y copresidido por el Fondo de Población de la ONU, tuvo por objeto "reactivar" el uso de condones como método moral y efectivo para prevenir la propagación del VIH. La XIX Conferencia Internacional sobre el Sida convocó a más de veinte mil activistas en torno al tema: "Juntos cambiando el rumbo".

La reunión contó con panelistas de The Pleasure Project, Catholics for Choice (CFC) y el Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido (DDI). El debate fue más allá de la prevención del VIH/Sida y abarcó una agenda mayor que incluyó la liberalización y la aceptación social de la pornografía, los anticonceptivos y la promiscuidad sexual.

The Pleasure Project, subvencionado por el DDI, y DKT International (uno de los mayores proveedores de preservativos y de aborto farmacológico para los países en desarrollo) patrocinaron la reunión titulada "Todo lo que siempre quisiste saber sobre el sexo más seguro y placentero pero temías demasiado preguntar". Considerando las actuales campañas de sexo seguro como "excesivamente negativas" debido a su enfoque en la enfermedad, en el riesgo y en las consecuencias negativas, los organizadores de la reunión promovieron una estrategia con énfasis en el "placer" que busca "erotizar el sexo seguro".

En su discurso durante la reunión de la IPPF, el presidente de Catholics for Choice, Jon O´Brien, criticó a las agrupaciones fundadas en la fe que trabajan para combatir el VIH y el Sida pero no proveen preservativos. Esta agrupación desestima los programas basados en la abstinencia en su proyecto "Condoms4Life" ("Condones por la vida"). Una reunión de la CFC denominada "Buenos católicos usan preservativos" dio cabida a panelistas de Planned Parenthood y Concerned Clergy for Choice que promovieron "el uso de preservativos desde una perspectiva religiosa y ética".

Entre otras iniciativas de agrupaciones de derechos sexuales y reproductivos se buscó presionar para conseguir un cambio legislativo que elimine los estigmas que, según se dice, impiden el acceso al tratamiento, como ser la legalización de la prostitución, la despenalización de la sodomía, la liberalización de las leyes de inmigración para trabajadores sexuales y la distribución de agujas limpias para los consumidores de drogas.

Novedosas estrategias de comercialización para la promoción de preservativos impregnaron la sala de conferencias. El Fondo de Población de la ONU patrocinó la "Zona ¡Condonízate!" con el fabricante de preservativos Durex, Onusida y la Cruz Roja de las Bahamas, en la que se presentó una compañía de danza "de condonización" y se ofrecieron sesiones diarias de "diálogo" dirigidas a los jóvenes centradas en temas como la sodomía.

Edward C. Green, de la Universidad Johns Hopkins y ex director del Proyecto de Investigación sobre Prevención del Sida del Centro de Harvard para los Estudios sobre la Población y el Desarrollo, sostiene que el énfasis excesivo en los condones más que en el comportamiento es peligroso, especialmente en las poblaciones de alto riesgo.

"Existe una coherente asociación demostrada por nuestros mejores estudios, incluso por las "Encuestas Demográficas de Salud" financiadas por Estados Unidos, entre mayor disponibilidad y uso de condones y tasas mayores (no menores) de infección por VIH", dijo Green.

La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton habló en la sesión plenaria del lunes, y prometió que Estados Unidos se comprometería con el programa de la conferencia. A continuación, se apartó del tema para elogiar la reciente Cumbre de Planificación Familiar de Gates y el Reino Unido. "Toda mujer debería poder decidir cuándo, y si quiere, tener hijos, sea que tenga VIH o no", afirmó. Más adelante, haciendo eco de las palabras de Melinda Gates, añadió: "Debería ser "Sin Polémica".

Especialistas advierten que el plan de Gates de inyectar anticonceptivos a millones de mujeres pobres del sur de Asia y del África Subsahariana hace caso omiso de las investigaciones que vinculan el inyectable Depo-Provera con la propagación del VIH. La Dra. Denise Hunnell estima que el programa "puede duplicar las tasas de transmisión del VIH".

La ONU calcula que más de 34 millones de personas tienen VIH y que siete mil lo contraen cada día. La OMS estima que hubo 30 millones de muertes relacionadas con el sida desde 1981, y 1,7 millones solo en 2011.

Traducido por Luciana María Palazzo de Castellano

Fuente: CFAM / Catholic.net

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com