domingo, 1 de marzo de 2009

Declárase el día 25 de marzo de cada año como “Día del Niño por Nacer”


ARGENTINA - Decreto 1406/98


Bs. As., 7/12/98 - B.O.: 10/12/98

VISTO el artículo 75, incisos 22 y 23, de la Constitución Nacional, y

CONSIDERANDO:

Que la Declaración Universal de Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948, proclamó que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana, ratificando así la afirmación contenida en la Carta de las Naciones Unidas acerca de la fe de los pueblos en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de todo el género humano.

Que como una política de concreción efectiva de la protección universal de los derechos humanos, para todos los hombres y para todas las naciones, la comunidad internacional ha destacado al niño como un sujeto digno de una especial consideración, particularmente en la Declaración de los Derechos de Ginebra de 1924 sobre los Derechos del Niño, en la Declaración de los Derechos del Niño adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1959 y en la Convención sobre los Derechos del Niño aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989.

Que tal como se afirma en el Preámbulo de la Convención sobre los Derechos del Niño: “el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidado especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento”.
Que especialmente en su etapa prenatal, el niño es un ser de extrema fragilidad e indefensión, salvo la natural protección brindada por su madre.

Que el niño, tanto antes como después del nacimiento. “para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, debe crecer en el seno de la familia, en un ambiente de felicidad, amor y comprensión”, como lo señala la Convención sobre los Derechos del Niño, lo que incluye un especial cuidado de su salud tanto psíquica como física.

Que la vida, el mayor de los dones, tiene un valor inviolable y una dignidad irrepetible.

Que el derecho a la vida no es una cuestión de ideología, ni de religión, sino una emanación de la naturaleza humana.

Que la calidad de persona, como ente susceptible de adquirir derechos y contraer obligaciones, deviene de una prescripción constitucional y para nuestra Constitución y la Legislación Civil y Penal, la vida comienza en el momento de producirse la concepción.

Que debe reafirmarse públicamente el compromiso de este Gobierno con las causas de la humanidad, así como lo ha hecho en los Foros internacionales de El Cairo en 1994, Copenhague y Beijing en 1995 y Estambul en 1996 y, tomando en cuenta que habitualmente se designa un día en el calendario para conmemorar los hechos más relevantes del genero humano, se considera apropiado y necesario dedicar un día en el ámbito nacional al niño por nacer, con el objeto de invitar a la reflexión sobre el importante papel que representa la mujer embarazada en el destino de la humanidad, y el valor de la vida humana que porta en su seno.

Que se estima conveniente que el Día del Niño por Nacer se celebre el 25 de marzo de cada año, fecha en que la Cristiandad celebra al Anunciación a la Virgen María, en virtud de que el nacimiento más celebrado en el mundo por cristianos y no cristianos es el del Niño Jesús cuyo momento de concepción coincide con dicha fecha.

Que también en ese día se conmemora el Aniversario de la Encíclica Evangelium Vitae, que el Papa Juan Pablo II ha destinado a todos los hombres de buena voluntad.

Que el presente acto se dicta en ejercicio de las facultades conferidas por el artículo 99, inciso 1, de la Constitución Nacional.

Por ello,

EL PRESIDENTE DE LA NACION ARGENTINA

DECRETA:


Artículo 1° - Declárase el día 25 de marzo de cada año como “Día del Niño por Nacer”.

Art. 2° - Encomiéndase al señor Secretario de Culto de la Presidencia de la Nación, al señor Embajador de la República ante la Santa Sede y al señor Asesor Presidencial para la Protección de los Derechos de la Persona por Nacer, la organización de los eventos destinados a la difusión y celebración del “Día del Niño por Nacer” el próximo 25 de marzo de 1999.

Art. 3° - Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese.

MENEM. - Guido Di Tella.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

IR a la portada de Diario7 Blog

6 comentarios:

PIPI dijo...

Y LO TIENEN AL MONO MENEM EN EL BLOG???
NO SABÍAN QUE ESTE HIJO DE PUTA ES FÚLMINE????
VÁYANSE A LAS CONCHAS DE SUS RESPECTIVAS MADRES!!!!!

Anónimo dijo...

Querido Pipi: tienes razón al pensar que Menem fue funesto para nuestro país, pero no te desprestigies ni desprestigies tu comentario con palabrotas.

Anónimo dijo...

Vamos muchachos...
Uno mal hablado, el otro llamando "funesto " a Menem. ¿Dónde vivieron durante esa década?
Nunca hubo mayor liberad de prensa y de todas en general, estabilidad, paz en la república, alegría de vivir.
Por algo fue el más votado en las tres elecciones presidenciales a las que se presentó, en la última en 2003 ganándole al payaso K.
Un tipo que se bancó cuatro crisis económicas internacionales, que puso a Argentina en la portada del mundo, que fue mimado por estadistas y funcionarios de todos lados.
Entonces era un orgullo ser argentino. Vean ahora como quedamos luego de De la Rúa, Duhalde y Kirchner sobre todo, cualquiera de los dos que son uno y no más.
Y este kilombo que nos dejan los pinguinos, ¿quién creen que es el más capacitado para arreglarlo?
¿Duhalde, que nos dejó de herencia a K?
Como ejemplo agarren el celu y llamen a cualquiera, se comunicarán; prendan la CPU, suban al auto y viajen por cualquier ruta (pese a que las dejaron venir abajo en estos últimos años) y hagan memoria de los asaditos de los domingos que ahora se hacen con el bolson canino porque la plata nunca alcanza.
Que lástima que tantos argentinos creyeron la propaganda en contra que le hicieron todos los fracasados que le siguieron en el pode... De puro envidiosos y traidores. Si lo hubieran votado en 2003 estaríamos en el mejor lugar del mundo como país.

Hagan memoria...
Ojalá vuelva Menem, quiero vivir decentemente y dejarle a mis hijos un país digno.

Chau.
Toni

Anónimo dijo...

Miren, aunque el tipo haya sido una porquería en todo, la defensa de la vida que hizo lo hace perdonar todo.
Después vinieron los atorrantes que gobiernan a favor de los abortistas, los putos y los socios de negocios.
Toni tiene razón, vivíamos mejor antes con Menem.
Marta Calcedo

Anónimo dijo...

Pipi: Quisiera que fundaras tu postura, y Anònimo tambièn. Menem intentò la uniòn de los argentinos a costa de los màs viejos rencores. Se abrazò con Rojas, hizo un gobierno moral. Se opuso a todos los paìses del mundo en el Encuentro sobre la Explosiòn Demogràfica, y se uniò al Vaticano, estableciò, como ya dijeron el Dìa del Niño por nacer y lo incorporò a la Constituciòn. ¡A ver si durante su gobierno se iban a animar a plantear la uniòn homosexual, el aborto y la eutanasia! Tuvo gestiòn. Sabìa gobernar. El pueblo lo querìa. Nunca perdiò. ¿Saben que se estàn equivocando y se manejaron con las imàgenes que les brindaron la prensa homosexual, zurda y degenerada? ¿Saben ustedes que no votàndolo votaron a Kirchner por elevaciòn, aunque sea? Entonces, por favor, sean reflexivos, ESTUDIEN Y RAZONEN y, por favor, no se manejen por imàgenes, ni emociones y mucho menos por odios.
Gorrion

Anónimo dijo...

Hola chicos, me parece que Menem nos dio una vida digna a costa de vender al pais, algo asi me contaron porque yo no se mucho ni de politica ni de historia, fue algo asi como gastar toda la polvora de un chispaso lo que hizo, creo que teniamos los ferrocarriles, la linea telefonica, aerolineas, teniamos un lindo potencial, la verdad no quiero hablar mucho porque se poco, pero creo que estamos pagando las consecuencias de quedarnos sin entradas economicas...igual lo felicito por haber decretado el 25 de marzo como homenaje al niño por nacer, creo en la vida y en los derechos dentro del vientre, le doy la derecha en esa.