viernes, 16 de marzo de 2012

¿Cómo terminar con la negatividad en tu vida?

La negatividad es una idea contagiosa y nociva que se reparte de distintas formas entre un grupo de personas. Aquí cuatro fórmulas para dejarla atrás.

¿Cuántas veces al día dices “no puedo”? ¿Cuántas veces al día lo escuchas de otras personas?
¿Has tenido alguna vez las ganas de hacer algo nuevo y diferente, y has frenado tu impulso porque otra persona te dijo que no era posible hacerlo?

Esto nos sucede todo el tiempo y también se lo hacemos a quienes están cerca de nosotros, ya sean familia, amigos o compañeros de trabajo.

Incluso da la impresión de que hay personas que son súper buenas para lograr quitarnos nuestro impulso, y creo que yo era una de ellas hasta que terminó de caerme la teja de que al hacérselo a otros no estaba nada más que perpetuando esa espiral de negatividad para los otros y para mí.

Meditar es uno de los caminos aconsejables para alejar la negatividad.

Y es que la negatividad se transmite y se contagia a distintos niveles y se permea al resto de nuestras vidas como una idea nociva que limita nuestras capacidades. Así lo afirma por ejemplo el filósofo Dan Dennet durante una conferencia en TED el 2002 llamada “Los Memes peligrosos”, conceptos que están vivos y que se transmiten y reproducen dentro de nuestras mentes.

Por la parte física también existen avances realizados por el Hearth Math Institute (Instituto de matemática del corazón) que en más de 18 años de investigación descubrió que existen neuronas en el corazón que generan un campo electromagnético de más de un metro alrededor de nosotros que además de tener patrones más constantes y armónicos con los pensamientos y emociones positivas, también pueden entrelazarse de persona a persona, y transmitiendo su frecuencia a otros.

Estas son dos razones del por qué es necesario terminar con la negatividad, para terminar este espiral, porque si constantemente enganchamos en ese tipo de conversaciones y en ese tipo de energía, solo estaremos perpetuando nuestro propio sufrimiento.

Aquí entonces le propongo algunos cuatro métodos para poder practicar el cortar ese espiral, y terminar con la negatividad.

1) Meditar: El meditar nos permite conectarnos con nuestra esencia y nuestra verdad interna y mientras más la practiquemos, más fácil se nos hace el poder volver a ese punto en el día a día y en cualquier situación.

2) Ser conscientes de la conversación: El estar atento a lo que la otra persona nos dice, y no estar pensando automáticamente en qué le responderemos a nuestro interlocutor, nos permite el poder reemplazar la idea negativa por una positiva, y nos permite elegir las emociones que queremos sentir mientras interactuamos con la persona, equilibrando nuestra vibración y no cayendo en la energía de la negatividad y reducir el estrés.

3) Tener confianza en uno mismo: Si logramos enfocarnos en nuestros logros más que en nuestros fracasos y obtener un nivel de confianza en nuestras capacidades podremos tener una mejor respuesta ante la carga negativa de nuestros alrededores.

4) Crear un ritual de inicio: El lugar donde se instalan los memes o ideas es en el subconsciente, y un ritual es la mejor forma de hablarle directamente a esta parte de nosotros. Por eso usar un ritual de inicio en algo que creemos completamente importante nos permite comenzar los procesos de forma más transparente y positiva en nuestra mente.

Obviamente todo esto requiere práctica y puede que no funcione a la primera, tal como en el primer día de gimnasio no vas a correr una maratón, así es que mientras más emplees una de estas fórmulas, mejor resultado tendrás.

www.guioteca.com

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com