miércoles, 1 de febrero de 2012

El maltrato a los animales: Preludio de violencia social



Así lo afirmó el médico psiquiatra Antonio Arellano, argumentando que hay antecedentes de personas -adolescentes inclusive- que han cometido asesinatos en serie o grotescos, que al investigarlos más a fondo se descubre que en un principio eran maltratadores de animales.

Por Eggly Cuesta Márquez


Ningún animal mata por placer, sino siempre para sobrevivir; en cambio, el humano es el único que quiebra esta "ley de la selva", matando simplemente por placer. Son sadomasoquistas que gozan del sentimiento de poder. No manda el instinto de vida, sino el de muerte: el placer de ser mayor y más poderoso que el prójimo, y el goce por lastimar (fragmento extraído de Mascotass.com)

El maltrato a animales, se conoce como el preludio de la violencia social. Así lo afirmó el médico psiquiatra Antonio Arellano, argumentando que hay antecedentes de personas -adolescentes inclusive- que han cometido asesinatos en serie o grotescos, que al investigarlos más a fondo se descubre que en un principio eran maltratadores de animales, es decir habían decapitado gatos o les gustaba hacerles daño a los perros.

Al ir descubriendo los casos de maltrato y crueldad a animales que han ocurrido, no se puede apartar la interrogante de qué es lo que impulsa este tipo de acciones tan atroces y si hay un detonante latente en la sociedad.

En este sentido, el doctor Arellano indicó que para explicar este tipo de acciones o conductas, han surgido muchas teorías. Una de ellas, es la que se centra en el antropocentrismo, "teoría que pone al ser humano como el centro del universo, creencia que viene arraigada en la cultura. Y si el ser humano es el centro de todo, es decir, una raza superior a los demás seres vivos que hay en el planeta, entonces éste se sentirá con derecho -de una u otra manera- de maltratar a sus inferiores".

Detrás del maltrato

- Por lo generan detrás del maltrato a animales hay un trastorno disocial de la personalidad, también conocido como trastorno antisocial. Con el cual no se quiere decir que la persona que maltrata está loca, sino que posee ciertas conductas y patrones de comportamientos que están fuera de la norma socialmente establecidas. Personas que a la larga terminan siendo delincuentes, porque no tienen sentimientos de culpa. Ellos no se sienten mal por hacer sufrir a terceros.

Explicó que también este tipo de ensañamiento contra los animales es reflejo de un abuso, sobre todo cuando el maltratador es un niño o adolescente. "Muchas veces quienes están empezando púberes han sido víctimas de abuso o maltratos por parte de familiares, cuidadores o terceros, y ellos, como una forma de expresar el maltrato como conducta aprendida, y al no poder devolver el mismo a su cuidador o padres, tienden a expresar esa agresividad o rabia con los animalitos, simplemente porque estos no puede defenderse".

Individualizar

Según el especialista en psiquiatría, es importante que no se generalicen los maltratos. Para Arellano, lo más recomendable en este tipo de situaciones es el individualizar cada uno de los casos de maltrato.

"Primero hay que ver en qué contexto se da, porque todos los casos son diferentes. Ver cómo está la estructura de personalidad, si es ya un adolescente establecido o si es un niño, y analizar que está pasando con la crianza de ese púber y por qué éste maneja niveles de agresión tan altos, al punto de tener que expresar esa agresividad con los animales", destacó.

Reiteró además, que cuando el trasfondo de este tipo de agresiones en animales a manos de menores de edad es el maltrato, ellos tratarán de imitar ese mismo maltrato físico que reciben, así como la frustración y rabia con sus hermanos o los animales. "Lo peligroso de esto es que se vuelvan patrones de conductas repetitivas, y si nadie interviene, estos niños que empiezan a maltratar animales, seguirán luego llevando este tipo de comportamiento a la parte social, maltratando así a compañeros de clase, miembros de la familia e incluso a sus padres".

Desinhibidor

Por último, el doctor Arellano indicó que a la hora indagar en el por qué de los maltratos a animales, no se puede dejar a un lado el papel desinhibidor que juegan las bebidas alcohólicas y las sustancias psicotrópicas.

"Quien está bajo los efectos de alguna droga o bebida alcohólica, pierden esa conciencia moral que es la que les dice que es lo que no debe hacerse. Y cuando una persona se desinhibe, siente que lo puede hacer todo y cuando eso pasa fácilmente puede tener ese tipo de conductas, puede atentar contra un animal sin remordimiento o sentimiento de culpa", dijo.

Evaluar al maltratador

Quien atenta contra un animal no puede estar bien psicológicamente. Ese es la conclusión a la que llegó la médico veterinario Solange Bolívar, representante del Colegio de Médicos Veterinarios en el estado Táchira al momento de ser abordada sobre el tema de maltrato y crueldad hacia los animales.

Ella enfatiza como indispensable, el evaluar a quienes llevan a cabo este tipo de acciones, pues hay un gran posibilidad de que tenga problemas psicológico a nivel de psicopatía, la cual presenta como un primer vínculo la agresión y violencia contra los animales.

El dato

Según un reportaje publicado en el portal web www.mascotas.com, sobre el por qué se maltratan los animales, las primeras instancias de crueldad hacia los animales tienen lugar temprano en la vida del maltratador. "Una de las cosas más peligrosas que le pueden pasar a un niño es matar o torturar a un animal y salirse con la suya".

Casi todos los niños atraviesan una etapa de crueldad "inocente", en la cual pueden lastimar insectos u otros animales pequeños en el proceso de explorar el mundo y descubrir sus habilidades.

Sin embargo, la mayoría de los niños, con la guía adecuada de sus padres y maestros, se tornan sensibles al hecho de que los animales pueden sentir dolor y sufrir. Algunos, sin embargo, parecen quedarse encerrados en este patrón de crueldad que puede durar toda la vida.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com