jueves, 7 de julio de 2011

USA-Anticonceptivos: El escándalo Bayer




La FDA volverá a evaluar los riesgos de los anticonceptivos que reportan a Bayer enormes ganancias a costa de la salud de las mujeres.


Por Juan Bacigaluppi





La Food and Drug Administration (FDA), máxima autoridad en la aprobación de productos medicinales en USA anunció, el 31 de mayo, que volverá a evaluar los riesgos para la salud de las mujeres derivados del consumo de las píldoras anticonceptivas fabricadas con la hormona sintética drospirenona.

Lo cierto es que el gigante alemán de la industria farmacéutica Bayer, enfrenta ya 7.000 demandas judiciales por los efectos secundarios del anticonceptivo hormonal Yaz, que contiene drospirenona. Bayer fabrica también las píldoras anticonceptivas Yasmine, Safyral y Beyaz, y sus genéricos: todas ellas con drospirenona como principio activo.

Las acciones legales contra Bayer se originan en que los anticonceptivos fabricados con drospirenona han producido a miles de mujeres coágulos de sangre (trombos), ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y enfermedades de la vesícula biliar.

Además, Bayer amplió el mercado de su producto Yaz publicitando que no era sólo para la “prevención” del embarazo, sino que también era apto para tratar los síntomas del síndrome premenstrual y el acné.

El 24 de septiembre pasado murió, víctima de infarto provocado por un trombo pulmonar, Michael Pfleger, un adolescente que consumió Yaz como tratamiento para el acné. Su madre, Joan Cummins, presentó una demanda contra Bayer el 10 de mayo.

La FDA señaló en su comunicado del 31 de mayo que “todas las píldoras anticonceptivas suponen riesgo de coágulos de sangre", pero dos estudios publicados en el British Medical Journal afirman que los anticonceptivos que contienen drospirenona presentan entre dos a tres veces mayor riesgo de trombosis que otros anticonceptivos que contienen levonorgestrel.

La agencia dijo, además, que iba a realizar un estudio sobre 800.000 mujeres con el fin de resolver las conclusiones contradictorias sobre los anticonceptivos que contienen drospirenona. Aún no se sabe la fecha en la que se presentarán las conclusiones de la investigación.

En marzo último, otro producto “anticonceptivo” de Bayer, comercializado bajo el nombre de Dianette (en algunos lugares Diane) cobró en el Reino Unido su segunda víctima mortal, una chica de 17 años. El principio activo de Dianette es el acetato de ciproterona. El British Medical Journal, publicó que los mismos riesgos de trombosis de las píldoras que contienen drospirenona, pueden darse en las que contienen acetato de desogestrel y también en las que tienen como principio activo ciproterona.

Recordemos que en la mayoría de los países del mundo la aprobación de productos medicinales por la FDA es reconocida automáticamente por las agencias nacionales que autorizan medicamentos. Algunos países han desactivado sus organismos de control de medicamentos y se guían únicamente en los dictámenes de la agencia norteamericana.

Pero, en el caso de suspender o prohibir la venta de un anticonceptivo, ésta se hace efectiva en los países del “primer mundo”, no así en los países menos desarrollados. Cuando los laboratorios Schering -luego comprados por Bayer- fabricaban el anticonceptivo Yasmin, cuya venta fue prohibida en el Reino Unido, la píldora se siguió comercializando en el “tercer mundo”.

Fuentes Propias; Life Site, Noticias Globales 1085.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com