jueves, 18 de junio de 2009

Una multitud celebró Corpus Christi en Rafaela


Una multitud de fieles provenientes de todas las parroquias de la diócesis de Rafaela (que abarca los departamentos Castellanos, San Cristóbal y Nueve de Julio) participó el pasado sábado de la misa de Corpus Christi que fue presidida por el obispo, monseñor Carlos María Franzini.

La celebración tuvo lugar frente a la catedral San Rafael y fue seguida por la tradicional procesión alrededor de la plaza 25 de Mayo.

En su homilía, el prelado señaló que la celebración coincide con tres acontecimientos que son iluminados y sostenidos por el Misterio Eucarístico: la declaración del Año Sacerdotal, la colecta de Caritas y las elecciones.

En primer lugar, destacó que el Papa haya destinado “un año especialmente dedicado a dar gracias a Dios por el don del sacerdocio ministerial, don inestimable que Jesús ha querido dejar a su Iglesia, junto con la Eucaristía. Se trata de un misterio grande y desconcertante que el Señor haya querido quedar sacramentalmente presente en medio y al frente de su pueblo a través de estas pobres ‘vasijas de barro’ que somos los pastores. Tanto más desconcertante para nosotros cuanto más conocemos nuestras miserias e incoherencias”. No obstante, manifestó su confianza en “la certeza de que los pecados de unos pocos, maliciosamente ampliados por sectores interesados, no llegan a desdibujar la generosa entrega de multitud de pastores que desde hace veinte siglos han dado -y siguen dando- su vida por el rebaño…”.

En referencia a la Colecta nacional de Caritas, que se realizó ese fin de semana, afirmó: “Caritas es la Iglesia que se organiza y va al encuentro del Señor que nos espera en cualquier hermano que pasa necesidad. La colecta es -o debería ser- una expresión más del empeño firme y perseverante de toda la comunidad cristiana por responder solidariamente a las necesidades de los hermanos pobres, débiles y sufrientes. Por ello en este día eucarístico en que somos invitados a mirar con ojos de fe al Señor presente en el Pan consagrado, también somos invitados a reconocer con mirada creyente al mismo Señor que nos dice: ‘…tuve hambre y ustedes me dieron de comer…”

Pero aclaró que “esta disposición solidaria no puede reducirse a un gesto aislado, por más generoso que éste sea”, sino que “la ocasión de la Colecta debe llevarnos a revisar nuestro compromiso permanente con los más pobres, sobre todo a través de la silenciosa y perseverante tarea que realiza Caritas en nuestras comunidades… Manifestar públicamente nuestra devoción al Señor Sacramentado nos compromete a gestos igualmente públicos de compromiso solidario...”

Finalmente, en relación con las próximas elecciones, expresó: “Nutridos en la Eucaristía, memorial de la Pascua, sacramento de la comunión con Dios y los hermanos, nos sentimos urgidos a construir la patria terrena según los valores del Evangelio. Y en esta construcción ocupa un lugar privilegiado el fortalecimiento de las instituciones republicanas y el ejercicio de las responsabilidades democráticas que a todos nos incumben. Por ello hemos de asumir con plena responsabilidad ciudadana nuestra elección de aquellos candidatos que por su trayectoria personal y por los valores que sostienen sean los que juzgamos más apropiados para responder a las necesidades presentes y futuras de la patria”.

Asimismo, sostuvo que “el compromiso ciudadano expresa la genuina devoción eucarística. Pidamos al Señor Sacramentado sabiduría y prudencia en el ejercicio de nuestra responsabilidad cívica, para hacer cada uno su propio aporte al afianzamiento de las instituciones de la República, mediante el diálogo respetuoso, la construcción común y una activa participación en la vida social y política de nuestra querida patria…”.

Un envío de AICA

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

IR a la portada de Diario7 Blog

No hay comentarios: