miércoles, 15 de diciembre de 2010

Un proyecto sin sentido

En la Cámara de diputados se ha presentado un nuevo proyecto cuyo autor es el diputado Basteiro, que pretende retirar del salón de los pasos perdidos la imagen de la Santísima Virgen en su advocación de Nuestra Señora de Luján, nada menos que la Patrona de la Patria.


Por Juan Carlos Landó

En los fundamentos el autor del proyecto de marras pretende trazar un cuadro de la evolución del sentimiento religioso del Estado Argentino, e identificar su elucubración con el sentir de nuestro pueblo.

Desarrolla su argumentación partiendo de la tradición colonial, mentando lo que llama épocas preconstitucionales, pasando luego por la Constitución Nacional hasta llegar a la actualidad.

Sostiene en el curso de su razonamiento que, a través de nuestra evolución histórica hemos pasado de tener un estado confesional a tener otro que él denomina laico.

Afirma que el crecimiento poblacional y el ingreso a la vida política, en cantidades relevantes, de ciudadanos y ciudadanas de diversas creencias religiosas e incluso de quienes no profesan ninguna fe hacen que la presencia de la imagen sagrada resulte lesiva para quienes no son católicos.

Si seguimos su línea argumental nos encontraremos con que cita como antecedentes a las leyes de educación común, matrimonio civil, divorcio vincular y el así llamado matrimonio igualitario..

Hasta aquí los fundamentos de Basteiro para impulsar su proyecto que pretende ser antidiscriminatorio.

Veamos qué hay de verdad en los dichos de Basteiro

En primer lugar es cierto que en la época de la colonia y los primeros tiempos de la organización nacional la religión católica tenía una posición de dominio casi excluyente en nuestro país, al punto que tanto los padres de nuestra Patria, Belgrano y San Martín hicieron durante sus campañas militares, pública profesión de fe católica, cuanto los caudillos federales, cuyos nombres no se les caen de la boca a los seguidores del oficialismo proclamaban en todo momento su catolicismo, Rosas siempre se dijo creyente, mientras Facundo Quiroga llevaba en su bandera lema RELIGIÓN O MUERTE.

Siempre hubo, sin embargo, en ese tiempo personas que sin ser católicos profesos alcanzaron notorios cargos en sus gobiernos Brown o Luis Bernet, a título de ejemplo.

Recordemos que don Juan Manuel atacaba a los opositores calificándolos de “Pícaros logistas, salvajes unitarios y pelafustanes,”

Una vez alcanzada la organización definitiva, es verdad que el Estado asumió algunas funciones que hasta ese entonces ejercía la Iglesia Católica, y que al amparo del generoso artículo 14 de nuestra Ley Fundamental, que garantiza la libertad de cultos, se incorporaron al país hombres y mujeres de variada fe, pero ello no puede interpretarse como un cambio en el sentir nacional.

En realidad el Estado Argentino es un estado laico, pero el legislador confunde estado laico con estado agnóstico, en el primero se deslindan ámbitos de competencia jurídica, mientras que en el segundo se intenta proscribir toda manifestación religiosa del ámbito público.

En cuanto a la ley de educación común ésta establecía claramente en su articulado que las escuelas debían permanecer abiertas para que luego de las horas de clase los ministros de las religiones pudiesen enseñar en ellas su doctrina.

Si hablamos del sentimiento de veneración mariana veremos que la teología luterana habla de Santísima Virgen Jungfrau María, significa Virgen María y la acepta como figura primera del cristianismo, por su parte el Islam cree en la filiación divina de Jesús, Yusaf para ellos, y en su madre Bibi Miriam, Virgen María
Con respecto a los hebreos, ellos tienen otra posición pero a nadie se le ocurre impedirles que manifiesten su fe ni privarles del uso público sus símbolos religiosos.

Si sumamos los a los católicos, evangélicos. Anglicanos e islamitas encontraremos cual es el sentir de la mayoría del pueblo respecto de la Santísima Virgen, quien lo dude que me muestre algo o alguien que tenga mayor poder de convocatoria popular, si no lo creen no tienen más que ver las multitudes que se movilizan a lo largo y ancho de todo el país cada vez que hay que venerarla.

El señor diputado debería recordar que una cosa es el pueblo, otra el estado que ambos son la Nación que es permanente mientras que los gobiernos son circunstanciales y transitorios por naturaleza.

Puede ocurrir que temporalmente tengamos un gobierno agnóstico, pero el pueblo argentino y la Nación Argentina no lo son.

En realidad el proyecto so color de combatir la discriminación y no ofender a quienes no son católicos lo que hace es discriminar a la mayoría inmensa del pueblo creyente.

Veamos un poco lo que pasa en otros lados.

En Estados Unidos los parlamentos abren sus sesiones con una oración, generalmente a cargo de un pastor, y nadie se ofende. En Méjico la Constitución prohibió por años toda manifestación pública de fe religiosa, y un día el Santo Padre visitó el país y la religiosidad del pueblo barrió con la dictadura del PRI.

Quisiera recordarle respetuosamente al señor diputado que en la España republicana Primo de Rivera decía “Los españoles corremos todos tras los curas, la mitad con una vela, y la otra mitad con una estaca”. Y el comunista español Santiago Carrillo cuenta, en sus memorias, que durante una conversación que tuvo con Stalin el tirano soviético hizo burla de la Virgen y él le espetó “Camarada secretario general, de Dios di lo que quieras, pero no te metas con la Virgen”

Del análisis, tanto de nuestra evolución histórica cuanto de la política comparada, se desprende que al revés de lo que dice el autor del proyecto la presencia de la imagen de la Santísima Virgen lejos constituir un acto discriminatorio es prenda de unión, ya que por lo que acabo de exponer queda demostrado que la inmensa mayoría de los que integramos nuestro pueblo la reconocemos como madre común y nos hermanamos en el amor que le profesamos.

Por eso es un sin sentido pretender imponer la ideología de una minoría fanática y prejuiciosa sobre una mayoría que sólo quiere ver a su Madre en el lugar donde se sientan los representantes de sus hijos.

En suma al señor diputado no le dimos mandato para esto. Sus representados le exigimos si es el demócrata que dice ser que respete el sentir de la mayoría del pueblo.

Espero que estas líneas sirvan para alertar mis conciudadanos y que nos movilicemos para defender a nuestra Madre.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

2 comentarios:

Anónimo dijo...

YO LE DIRIA AL DIPUTADO BASTEIRO, QUE SI RECUERDA DE DONDE SALIO EL, DE HACER PAROS HUELGAS, ETC EN AEROLINEAS, SE DEDIQUE A TRATAR DE ARREGLAR EL DESASTRE QQUE ES ESA COMPAÑIA QUE FUE UN ORGULLO PARA LOS ARGENTINO, Y NO A SACAR LA VIRGE DE UN PASILLO DEL CONGRESO, QUE NO SEA PAVO Y SE DEDIQUE A TRABAJAR Y NO INVENTAR COSAS QUE MOLESTA AL PUEBLO ARGENTINO QUE EN SU 80% ES CRISTIANO.

Anónimo dijo...

Buen comienzo