lunes, 26 de diciembre de 2011

Encargaron a un jurista un estudio que dice que Grassi es inocente




El pedido lo realizó la Conferencia Episcopal. El análisis realizado por el reconocido penalista Marcelo Sancinetti concluyó que el sacerdote no es responsable de los cargos de abuso sexual contra menores.




La Conferencia Episcopal Argentina le encargó al jurista Marcelo Sancinetti, uno de los más reputados penalistas del país, un análisis de la causa de Julio César Grassi, que concluyó que el sacerdote es inocente de los cargos de abuso sexual contra menores a su cargo, por los que fue condenado a 15 años de prisión.

Así lo revelaron fuentes judiciales, que precisaron que la tarea fue encomendada durante el mandato del cardenal Jorge Bergoglio y se tradujo en dos libros, uno vinculado con los "hechos referidos a HOJ" y el otro con los "referidos a OA", las iniciales de las dos presuntas víctimas de Grassi.

El abogado querellante en la causa, Juan Pablo Gallego, confirmó la existencia de esos trabajos y denunció que fueron "allegados a distintos escritorios de magistrados" de la Suprema Corte bonaerense, "con el fin evidentemente de provocar presión a la hora de decidir" sobre la condena al sacerdote.

En declaraciones al canal digital 360 TV, Gallego describió que se trata de "un libro muy bien ilustrado... que indica que no están dispuestos a aceptar ningún fallo del Estado Secular y que la justicia kirchnerista es la justicia más parcial desde el regreso de la democracia".

"Las presiones que se han ejercido y se ejercen sobre la justicia, hoy sobre la corte provincial que se apresta a decidir, hablan de un poder que no sabemos hasta donde llega. Pero hay recursos ingentes e interminables para defenderlo", añadió.

Esta agencia pudo constatar la existencia de ambos libros, titulados "Estudios sobre el 'caso Grassi'", sin pie de imprenta visible, fechado en "Buenos Aires, 2010" y con la aclaración de que se trata de una "versión provisional, sujeta a modificaciones y complementaciones", elaborada a modo de "edición privada para los comitentes: la Conferencia Episcopal Argentina".

La contratapa de uno de esos volúmenes aclara textualmente: "La Conferencia Episcopal Argentina encomienda la realización de un dictamen al profesor Marcelo A. Sancinetti, consistente en un estudio del procedimiento en el que fue perseguido penalmente, enjuiciado y condenado respecto de dos hechos de abuso sexual (referidos a un denunciante) y absuelto por muchos otros (referidos a otros dos denunciantes), el Reverendo Padre Julio César Grassi".
"El cometido fue entendido en el sentido de que se emitiese una opinión objetiva y según el leal saber y entender del jurista -es decir, una opinión científicamente fundamentable, según los principios del Estado de Derecho y las normas de Derecho penal material y procesal aplicables al caso- sobre la regularidad del procedimiento que concluyó en el juicio", explica el documento.

El texto manifiesta la voluntad de conocer "especialmente acerca de si la sentencia parcialmente condenatoria y parcialmente absolutoria, confirmada en la instancia de casación, es consistente tanto en lo uno como en lo otro, incluido en este cometido especialmente la valoración de la prueba".

Sancinetti, uno de los juristas "de nota" más reconocidos en el fuero penal de la Argentina, había realizado un trabajo similar sobre la situación del fallecido empresario Alfredo Yabrán, y defendió en el proceso de juicio político al ex juez de la Corte Suprema Antonio Boggiano, un hombre de fuertes lazos con la Iglesia Católica.

En febrero pasado, la procuradora general ante la Suprema Corte bonaerense, María del Carmen Falbo, emitió un dictamen -que trascendió en los últimos días- en el que aconsejó al máximo tribunal provincial condenar a Grassi por todos los hechos por los que había sido acusado, y no sólo por los dos por los que fue condenado.

La Suprema Corte debe pronunciarse sobre el fallo condenatorio, pero no tiene plazos establecidos para ello.

DyN

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com