viernes, 14 de octubre de 2011

¡Que la columna no revele tu edad!

A partir de los 30 años, la columna comienza un progresivo envejecimiento que puede manifestarse de varias formas. En la siguiente nota, las claves para estar atentos a su desgaste y consejos para prevenirlo.  

Esta patología se ha vuelto tan común que actualmente ocupa el segundo lugar dentro de las causas más frecuentes de consultas médicas en Chile. ¿Cómo se ha llegado a esta condición? Según Enzo Mantelli, traumatólogo de Clínica Santa María, todo está en la calidad de vida de las personas. "La mejor forma de prevenir los dolores de la columna es realizar actividad deportiva al menos tres veces por semana en forma permanente", puesto que así se mantiene la musculatura en buenas condiciones. Además, evitar el cigarrillo es otro factor a considerar, dado que al fumar baja el nivel de oxígeno en la sangre, y eso desgasta más rápido los discos de la columna.

SU IMPORTANCIA: La columna es el estuche óseo que contiene la médula espinal y los nervios que de ella salen, y que transmiten los impulsos eléctricos motores desde el cerebro a todo el cuerpo, y los impulsos sensitivos en el sentido inverso. Además es la estructura ósea que conecta el cráneo con las 4 extremidades.

"La columna comienza a sufrir cambios de desgaste o envejecimiento entre los 30 y 35 años de edad, y si uno no se cuida presentará con alta probabilidad dolores y rigidez", afirma el especialista.

La principal causa de las enfermedades relacionadas la columna vertebral se explica por factores genéticos. Las personas heredan la calidad de los discos de sus padres, por lo tanto si ellos tienen discos intervertebrales de mala calidad, lo más probable es que sus hijos también los tengan.

Las enfermedades más clásicas que afectan a la columna son las derivadas del proceso de desgaste o envejecimiento de ésta. Entre ellas están los discos intervertebrales (hernias del núcleo pulposos, protrusiones discales o disrupciones discales) y de las articulaciones de la parte posterior de las vértebras de la columna (artrosis, sinovitis, osteoartritis).

Además de la fuerte influencia genética, hacer ciertos esfuerzos de forma incorrecta o adoptar una mala postura también determinan la condición de la columna vertebral. Para ello, Enzo Mantelli entrega una serie de consejos útiles:

Más que la forma correcta de caminar, hay que preocuparse de realizar los esfuerzos en forma adecuada, utilizando para agacharse y levantar peso del suelo la flexión de las piernas, y no flectar la columna.

EN EL AMBIENTE LABORAL tener en cuenta las siguientes precauciones:

Para quienes trabajen frente a un computador, nunca se debe separar la espalda del respaldo de la silla.

El monitor debe de estar al frente de uno, se debe tener un cajón de unos 20 cms de altura en el suelo, alternando cada 10 minutos el pie que se coloca sobre él.

Cada 50 a 60 minutos levantarse de la silla, y realizar algunos ejercicios simples por algunos minutos. Después retomar la actividad frente al computador.

Los ejercicios más importantes para fortalecer la columna son los que mantienen en buenas condiciones los músculos abdominales y dorsales. Para ello, se pueden realizar los abdominales básicos y acciones para mantener la musculatura de la espalda.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com