jueves, 18 de agosto de 2011

En la Jornada Mundial de la Juventud ¿Sobre qué estamos apoyados?

 
La Jornada Mundial de la Juventud es un gran evento religioso y cultural que cada tres años reúne a jóvenes de todo el mundo durante una semana. El objetivo es compartir con los jóvenes de hoy el mensaje de Cristo, y crear un ámbito abierto y de convivencia para reflexionar juntos sobre los temas fundamentales de la existencia.
 
Por el Pbro. José Martínez Colín

1) Para saber

Es el evento más internacional y multitudinario que organiza la Iglesia Católica en todo el mundo. El Papa convoca a los jóvenes del planeta, elige el lugar del siguiente encuentro y el tema. También orienta el modo de prepararlo y desarrollarlo, y preside la celebración de la Santa Misa en presencia de obispos de todo el mundo.
Los objetivos prioritarios de la Jornada son la evangelización, la comunión eclesial con el Santo Padre y la peregrinación en la fe.
Ya se han organizado varias: en Roma, en Buenos Aires, en Polonia, en Estados Unidos de América, en Filipinas, en París, en Canadá, en Alemania, y la última fue en Australia. Ahora se está llevando a cabo en Madrid del 16 al 21 de agosto.

2) Para pensar

El Papa Benedicto XVI ha escogido como lema de estas jornadas una frase tomada de la epístola de San Pablo a los Colosenses: “Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe” (col 2, 7).
Esas palabras recuerdan el ejemplo con el que concluye nuestro Señor Jesucristo el llamado Sermón de la montaña: “Por tanto, todo el que oye estas palabras mías y las pone en práctica, es como un hombre prudente que edificó su casa sobre roca: cayó la lluvia, llegaron las riadas, soplaron los vientos e irrumpieron contra aquella casa, pero no se cayó porque estaba cimentada sobre roca.
Pero todo el que oye estas palabras mías y no las pone en práctica es como un hombre necio que edificó su casa sobre arena: cayó la lluvia, llegaron las riadas, soplaron los vientos e irrumpieron contra aquella casa, y cayó y fue tremenda su ruina. Y sucedió que, cuando terminó Jesús estos discursos, las multitudes quedaron admiradas de su doctrina, pues les enseñaba como quien tiene potestad y no como los escribas” (Mt 7, 24-29).
¿Sobre qué queremos construir nuestra vida? El Papa nos advierte que muy a menudo se prefiere construir sobre las arenas de las ideologías, del poder, del éxito y del dinero pensando encontrar en ellos la respuesta a nuestros deseos de felicidad. Pero ¿cuál ha de ser la roca firme para apoyarnos? Benedicto XVI nos da la respuesta: “¡Cristo es la roca de nuestra vida! Con él no habrá que temer ninguna adversidad, dificultad o molestia.
Si pensamos cuál es el origen de nuestros temores, podemos encontrar que tal vez no estamos edificados en Cristo.

3) Para vivir

Aún cabe otra pregunta: ¿de qué manera puedo hacer para edificar mi vida en Cristo? El Papa nos sugiere tres prácticas muy concretas para vivir: “Conocedle mediante la lectura de los Evangelios y del Catecismo de la Iglesia Católica; hablad con Él en la oración”.
Son tres prácticas que están al alcance de todos. A través de esa lectura o de la oración podremos ir profundizando y fortaleciendo nuestra relación con Cristo, y no habrá vientos ni torrentes que nos hagan temblar o caer. Y no solo ello, sino que también seremos apoyo firme para aquellos que flaquean.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com