miércoles, 24 de agosto de 2011

Cómo combatir la fatiga ocular causada por la computadora


Después de pasarnos ochos horas o más delante de la pantalla de la computadora, muchos volvemos a casa con cara de sueño y un insoportable dolor de cabeza, pero se puede evitar.

Por Mónica Haro



En la era digital, la mayoría de la gente pasa el día trabajando en línea, sentado frente a la computadora. Y eso significa mirar fijamente, durante horas, una pantalla brillante y retroiluminada.

Los especialistas señalan que nos hemos acostumbrado a utilizar, tanto en casa como en el trabajo, toda clase de dispositivos electrónicos (e-books, tabletas, computadoras y terminales móviles) para recibir y leer informaciones, que percibimos a través de nuestros ojos, sin prestar atención al efecto que esto puede tener en la salud visual.

Los síntomas más comunes: ojos rojos, irritados, dolor de cabeza, dolor en el cuello, visión borrosa, sensación de quemazón, la dificultad al percibir los caracteres en la pantalla, molestias en la nuca y columna vertebral, problemas que pueden incluso generar cefaleas y vértigos en algunos casos. Por desgracia, no desaparecen con llegar a casa y, como seguro que no estás dispuesto a desterrar al olvido a tu iPad o a tu televisión de 60 pulgadas, más vale que empieces a considerar la opción de dar a tus ojos un descanso.

Para empezar, ten en cuenta las siguientes recomendaciones del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas:

- Evita tener el monitor muy cerca, debe estar colocado en un ángulo de 90 grados, a la altura de los ojos o un poquito por debajo y siempre frente a nosotros.

- Usa un protector de pantalla o unos lentes especiales, y no permitas que la luz de la calle o interior se refleje en el monitor. Mantén la pantalla siempre limpia de cualquier tipo de molestia.

- Calibra la pantalla y ajusta el brillo del monitor a uno que no sea tan brillante. Muchos monitores incluyen esta opción en el menú de configuración. No tengas miedo de explorar las opciones hasta encontrar lo más adecuado para ti.

- Evita las zonas de trabajo con muchos contrastantes de luz. Deja siempre una luz encendida, no trabajes a oscuras. Si es necesario, mueve las fuente de luz para encontrar un buen equilibrio. Piensa en cómo se siente físicamente tratando de ver la pantalla, entornando los ojos y forzando la vista si hay demasiada luz.

- Realiza descansos periódicos y parpadea.

- Ajusta el tamaño de la letra. Evita la letra pequeña y leer letras blancas sobre fondo negro.

- Evita movimientos constantes de cabeza.

- De vez en cuanto, fija la mirada en un objeto distante al monitor. Es un pequeño ejercicio que ayudará a relajar tus ojos.

- ¿Has oído hablar de la regla '20-20-20'? Sugiere que cada 20 minutos busques un objeto a 20 metros de distancia y lo mires durante 20 segundos.

- Parpadea con frecuencia para que los ojos estén bien hidratados y no se resequen.

- Pon un cactus cerca, absorbe las radiaciones que desprende el monitor.

- Descansa 5 minutos por cada 20 minutos o media hora que estés frente al monitor.

- Mantén tu espalda erguida y evita encorvarte. Esto evitara que tu espina dorsal se tense, y que luego puedas sufrir, dolores de espalda, o cuello.

- No fumes frente al monitor y evita usar calefacción o aire acondicionado, que secan el ambiente y el ojo.

- Truco casero: Usa un vaporizador o difusor con algunas gotas de aceite esencial, ya sea de manzanilla o algún cítrico.

- Si a pesar de todo, el trabajo te absorbe y no eres capaz de darte cuenta de lo fatigado que estás, pon una alarma en el móvil que te recuerda que debes levantarse, dar un paseo, y alejarte de la computadora, tus ojos te lo agradecerán.

Por supuesto, también puedes invertir en salud y hacerte con alguno de estos kits antifatiga: un filtro de pantalla polarizado por una o dos caras (aunque muchos ya lo incorporan), una lámpara de sobremesa flexible y orientable que neutralice el brillo de la pantalla con un filtro polarizador como los de las lentes de un fotógrafo profesional, un monitor LCD con panel de anti-reflejo o una pantalla mate. Las opciones actuales son infinitas, solo tienes que preguntar en tiendas especializadas.

Aunque lo más importante es seguir las recomendaciones médicas y no saltarse las revisiones.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com