lunes, 6 de julio de 2009

Emociones y gripe


Bioética desde la sabiduría popular
La sabiduría vedica observa que para la prevención de la enfermedad lo principal es buscar el equilibrio de la mente.
En "La Peste", decía Camus, se ve más claro la grandeza y la bajeza de la condición humana y la necesidad de limpiar.

Por el P. Leonardo Belderrain

“Las opiniones de los especialistas (más allá de la información parcial de los medios) van desde sostener que la gripe A no existe (que es una variación de la gripe de todos los años con un porcentaje ínfimo de casos mortales) y que se usa para evitar la quiebra de los laboratorios, hasta los que predicen una peste imparable”. (Tucho, presidente de la sociedad argentina de teología). Pareciera que se ve la realidad según el miedo que se tiene y hay miedos reales que nos alertan y los hay paranoicos.

La sabiduría vedica observa que para la prevención de la enfermedad lo principal es buscar el equilibrio de la mente.

Si la mente está saturada de impresiones y pensamientos le resta capacidad de resistencia al cuerpo y lo predispone a la enfermedad. Si la mente esta clara, calma meditativa y armoniosa, la resistencia del cuerpo es mayor. Incluso está demostrado por el doctor Simenton que los padres que meditan con sus niños, participando con ellos en rituales, es mucho menor la propensión a la gripe.

John Curtis, Maestro de Reiki, es un clásico de la psicosomática que explica cómo algunas enfermedades tienen que ver con las energías que convocamos, y superamos la crisis que genera cuando se logra recuperar los valores que estaban en juego antes que se diera la enfermedad.

En general, muchos libros de autoayuda sirven para tomar consciencia de la relación que existe entre las emociones y los estados y enfermedades somáticas.

Sin embargo, en muchos artículos hay cierto determinismo y reducción unilateral. La causalidad de los males por las disposiciones anímicas es poco confiable si se desconocen otros factores como por ejemplo el genético y la situación familiar

Curtis ve a la gripe y otras enfermedades de la siguiente manera:
Resfriados y gripe: Puede subyacer en la base de esta dolencia un conflicto crónico subiendo a la superficie. Es una manera que tiene el cuerpo de purificarse, liberándose de productos químicos de la comida, bebida, aire etc. que se ingiere. El tejido enfermo se toma la oportunidad para descansar y dejar que el cuerpo se regenere.
La enfermedad es también un problema político, y las tendencias ideológicas parecen demostrarlo ya que para las derechas el problema más serio es que no se crece económicamente si uno se enferma y para la izquierda es la injusticia y lo mal que se distribuye la riqueza lo que produce la enfermedad.

Las gripes pueden llevarnos en la crisis a pensar cómo crecer económicamente compartiendo más. El “lavarnos las manos” reiteradamente es emblemático y deberíamos concientizarnos para hacerlo desde lo físico y no desde lo espiritual, desterrar la idea del "sálvese quien pueda" y buscar ser solidario con cada próximo necesitado.

Deberíamos interrogarnos en este momento si podemos aprender con la crisis de la gripe a crecer en comunión y participación.

En "La Peste", decía Camus, se ve más claro la grandeza y la bajeza de la condición humana y la necesidad de limpiar.

También podemos reflexionar sobre otro tipo de circunstancias/enfermedades:
Accidentes: Todo puede ocurrir por una razón, ¡hasta los accidentes! A veces ocurren para hacernos reflexionar sobre el curso que esta tomando nuestra vida. Los eventos "mala suerte" tienen siempre un significado mas profundo.

Alergias: Puede acarrear una reacción desproporcionada de nuestro cuerpo a un elemento que se considera como un invasor. Luchar contra un enemigo de nuestra propia creación es un acto de agresión, una lucha subconsciente contra una parte de nuestra vida que nos asusta o no deseamos. La resistencia es lo contrario al amor ya que amar significa aceptar. La sustancia que desencadena la alergia puede verse como un símbolo del aspecto de la vida contra lo que se está luchando o intentando evitar. Examinar los aspectos de la vida en lo que se esta en conflicto puede ser también la posibilidad de sanar y resolver la crisis. La vulnerabilidad a las enfermedades esta marcada por:
- la marginación afectiva
- el complejo de insignificancia
- la dependencia
- el odio hacia sus progenitores y hacia sí mismo por el apego adictivo, y
- los inevitables sentimientos de culpa

Revertir estos procesos crea enclaves de salud.

Dolores de espalda:
La espalda suele representar temas de apoyo. Problemas de espalda podría estar indicando un exceso de una responsabilidad no registrada en el plano conciente. Se considera que no se recibe el apoyo que uno merece.
Dolores en la parte superior de la espalda pueden representar una falta de apoyo emocional una falta de entrega emocional de otro significativo.
Dolores en la parte central de la espalda pueden verse relacionados con sentimientos de culpabilidad en el pasado.
En la zona lumbar, pueden ser correlativos a sentimientos de faltas de apoyo material u económico. Puede tratarse de un miedo al futuro relacionado con el dinero.
Abrir el corazón al amor y al apoyo del Universo en lugar de cargar con pesos indebidos suele ser el concejo de la sabiduría popular.

Presión Alta: Una presión alta es el resultado de la sangre presionando sobre las paredes de las arterias durante las diferentes fases de bombeo del corazón. Puede darse cuando uno no expresa sus sentimientos y emociones durante un largo periodo de tiempo. Se vive constantemente al borde del conflicto, sin llegar a conclusiones, bajo una presión constante. Al contrario, una presión baja es consecuencia de evadir problemas. Ocurre cuando se sufre una falta de energía vital y uno no es capaz de manifestarse. También puede indicar un intento de evadir o no reconocer la vida sexual y afectiva.
Se suele recomendar observar las emociones dentro de uno. No juzgarse rápidamente. Se trata de ser honesto y afrontar los problemas en pos de una nueva calma (presión alta) o una nueva energía (presión baja). Las ganas de cambiar puede alertarnos si tenemos pena (nostalgia por una perdida de lo valiosa) tristeza (dolor acumulado por ideas displacenteras en relación con datos reales o imaginarios) depresión (acumulación de ideas disconformes con uno mismo).

Bulimia o Bulimia Nerviosa: Esta enfermad puede estar ligada a sentimientos que revelan una necesidad de vivir, ser amado y recibir "alimento emocional". Puede haber una sensación de vacío que se intenta llenar desesperadamente. Puede que uno se sienta inseguro y con miedo a la perdida. Se trabaja sobre el estatus inmunológico que se posee aceptando lo que uno es, así se acepta mejor lo que los otros nos pueden dar y se comprende mas fácilmente lo que nos merecíamos. Hay una fuente sin límites de amor y la salud deviene cuando se descubre que el alimento espiritual ya está dentro de uno.

Cáncer: Rabia que te consume, un deseo de auto-destrucción. La energía vital no nutre el chakra base al ser bloqueada por sentimientos de remordimientos, miedo y rabia interna proveniente de temas arraigados relacionados con el ego que no han sido perdonados. Cuando el perdón sea total, se favorece la sanación.

Estreñimiento: Muchas veces está relacionado con la avaricia, el no querer "soltar" (normalmente posesiones materiales). También puede convivir con creencias negativas. Cuando uno deja de reprimir por miedo los resultados afloran a la superficie.
Se tiene que aprender a soltar. Se debe aprender a que la vida fluya y se reconozca que es otro el hacedor y uno encuentra la seguridad y la riqueza que se busca si se entra en comunión con esa fuente inagotable. Lo que verdaderamente sustenta viene de Dios y no de fuentes externas.

Diabetes: Indica un deseo de ser amado, combinado con una inhabilidad para dejarse amar. El resultado es "hiperacidez" o sea, los que no aman, se vuelven ácidos. Falta el dulzor de la vida y se añora el amor que no se puede dar.
Se trata de no esperar esa pareja ideal imaginaria y dejar que el amor llegue de todas partes. Soltar el pasado y reconocer que el amor, el disfrute y el afecto son elementos fundamentales de la vida.

Cansancio (Síndrome del Cansancio Crónico): Posiblemente causado por un bloqueo en el chakra garganta. Se siente una falta total de motivación y una seguridad que todo irá mal. Suele darse en adictos al trabajo.
Se necesita estimularnos y ponernos metas, sin quedarnos anclado en pensamientos angustiosos sobre el presente o el pasado.

Problemas cardíacos: Indica una falta de compasión o el hacer cosas sin mucha convicción. Un exceso de emociones y una necesidad de luchar por la supervivencia también son indicaciones de este tipo de dolencia.
En las crisis de las enfermedades nos preguntamos si el corazón y la cabeza o en otras palabras las emociones y el intelecto están en equilibrio. Para esta postura aunque parezca simplista si se vive en contacto con el corazón no se tiene problemas del corazón.

Tabaquismo: Los pulmones simbolizan la idea de libertad y comunicación que se intenta crear fumando. Pero como esas creaciones no son reales, terminan esfumándose con el mismo humo que se ha producido.
Darse cuenta de lo que realmente se quiere y concretar proyectos a corto plazo habla de mucha salud psíquica. La verdadera comunicación solo puede ocurrir en un ambiente de claridad, y no rodeado por una cortina de humo.

Úlceras: Las úlceras pueden darse con sentimientos de miedo y una fuerte convicción de que no se es valioso. Lo que nos corroe por dentro puede relacionarse con la rabia no expresada y pensamientos negativos que literalmente "pudren por dentro".

Se necesita entrar en contacto con la fuente de nuestro estrés y rabia para canalizar esos sentimientos de una manera positiva. Quien sabe al finalizar esta gripe y el habernos recluido en casa nos ayude a salir de nuevo a lo público con un alma más solidaria y empresaria. La diferencia entre un hombre normal y un chaman, decía Naranjo. Es que el hombre común se enferma y se recupera como puede en cambio el chaman sabe que se enferma por algo y que cuando se sane habrá crecido humanamente. Esta mañana pensé decirle a las personas que vienen a limpiar la capilla que no vengan por que se reducían nuestros ingresos con la gripe y que además, no seguiríamos con la construcción del sum parroquial. Me quede un ratito en silencio vi ellos estaban más expuestos que yo y dije sí y confié. Al instante alguien golpeó la puerta y me dijo que era un albañil, que la Virgen le había concedido un pedido y como promesa me venía a ofrecer con su empresa terminarme el sum. Pude decir en aquel momento: feliz gripe..., qué hermosas oportunidades son las enfermedades para crecer ver que valores estaban desjerarquizados y ser más solidarios.

Sun Tse en su obra “Los trece artículos sobre el arte de la guerra”, aconsejaba:
“Por más críticas que puedan ser la situación y las circunstancias en que te encuentres, no desesperes de nada; justamente en las ocasiones en que hay que temerlo todo, no hay que temer nada; cuando uno está rodeado de todos los peligros no hay que temer ninguno; cuando se carece de todos los recursos hay que contar con todos; cuando a uno lo sorprenden hay que sorprender al enemigo mismo.”

...comenzando por el propio, dentro de uno mismo.

Deberíamos atender más a la sabiduría popular que nos enseña una vida longeva con calidad, con esta simple receta:
“Vida sana y ordenada,
tomar muy pocos remedios,
no tomarse nada en serio,
y no enojarse por nada.
Disfrutar el silencio del alba
que da el sentido al canto ,
compartir sueños y llantos,
ir por donde indica el alma.
Comida muy moderada,
alegría y distracción ,
no tener nunca aprensión,
salir al campo un buen rato,
amigos, mucho trato,
y continua ocupación”


John Curtis. Este artículo está traducido de http://www.meanwell.com.au/html/body_illness.htm y es un enfoque alternativo a la "razón" de las enfermedades o en otras palabras, la relación entre nuestros pensamientos y emociones y las manifestaciones físicas de los mismos.
En inglés, la palabra "enfermedad" es "disease". La palabra "ease" significa "estar a gusto" por lo cual "dis-ease" es "disgusto". Muy a menudo, las enfermedades físicas son el resultado de un "disgusto" presente en el conjunto mente/cuerpo/espíritu de la persona.


(*)Dr. Leonardo Belderrain, Bioeticista,
Capilla Santa Elena, Parque Pereyra Iraola.
Leonardobelderrain@ciudad.com.ar

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

IR a la portada de Diario7 Blog