sábado, 26 de noviembre de 2011

Cambia “radicalmente” el perfil del enfermo de sida: el drogadicto deja paso al gay joven con buen nivel educacional

“Ahora es un paciente joven, hombre, que mantiene relaciones sexuales con otro hombre”, afirma presidente del Congreso Nacional de Gesida. En España se infectan tres mil personas al año y la causa es “la reducción de la percepción de riesgo”, advierte

El tratamiento con nuevos medicamentos que mejoran la calidad de vida del paciente e impiden que la persona infectada por VIH alcance la fase final y más deteriorada de la enfermedad, el sida, ha provocado también un bajar la guardia en la prevención.

De esta manera, la consecuencia de la “reducción de la percepción del riesgo” de la enfermedad, que ya no es una patología mortal sino crónica, ha sido que la infección por VIH no ha disminuido en España cuando se cumple el treinta aniversario del descubrimiento del sida.

Así lo afrimó el presidente del comité organizador del III Congreso Nacional del Grupo de Estudios de Sida (Gesida) y director del plan andaluz contra esta enfermedad, Fernando Lozano, tras la celebración del encuentro en Sevilla.

Los médicos participantes en el congreso advirtieron de que en España se infectan por VIH tres mil personas al año, y pusieron el énfasis en la necesidad de prestar una mayor atención a la prevención.

Desde el descubrimiento de la enfermedad identificada en 1981 en Estados Unidos, se han notificado oficialmente 79.363 casos de contagio en España.

El drogadicto deja paso al joven gay

Lozano explicó que el perfil del enfermo de Sida “ha cambiado radicalmente” desde la segunda mitad de los años noventa. Si antes era un usuario de droga por vía parenteral, “ahora es un paciente joven, hombre, que mantiene relaciones sexuales con otro hombre, con un nivel de educación muy superior a los afectados hace treinta años”.

También advirtió de que en el caso de la mujer “el diagnóstico oculto y tardío” de esta infección fomenta su transmisión, según información publicada por el Comité Independiente Anti-Sida.

Por su parte, Pere Domingo, del Hospital de la Santa Cruz y San Pablo de Barcelona y presidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), admitió “el fracaso” de los estamentos institucionales y sociales en la menor prevención de esta enfermedad contagiosa, en especial de los pacientes, ya que un 30% de los contagiados ignoran esta condición y causan el 70% de las nuevas transmisiones.

También Lozano coincidió con Domingo en este aspecto y matizó que este “fracaso” es aún mayor si se tiene en cuenta que “la prevención es la estrategia fundamental en la lucha contra el sida hasta que dispongamos de una vacuna; no hay otra, es la prioritaria”.

Un tercer experto que opinó sobre la necesidad de incrementar la prevención es José Alcamí, del Instituto de Salud Carlos III y coordinador de la Red Española de Investigación en SIDA (RIS), que agrupa a 35 centros de investigación y más de trescientos científicos en España.

Alcamí insistió en que “estamos asistiendo, con preocupación, a una bajada en las medidas de prevención, quizá porque ya no se percibe la infección por VIH como una enfermedad mortal”.

Explicó que el sida es la única enfermedad infecciosa que se trata durante toda la vida y la primera infección a la que se ha enfrentado una sociedad tecnológicamente desarrollada.

Respecto a la vacuna contra el VIH admitió que, de momento, es “la historia de un fracaso” y que “a corto plazo no va a haber vacuna” contra este virus, aunque matizó que “ya conocemos muy bien por qué han fracasado los ensayos”.

“Ahora soy optimista porque ahora comprendemos mejor qué es lo que tenemos que conseguir y se han puesto las neuronas y los dólares para conseguir la vacuna”, concluyó.

ForumLibertas

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com