miércoles, 7 de septiembre de 2011

Infiltrado de Satanás dentro de la Iglesia: Un cura pide cerrar los seminarios para “eliminar la pedofilia”





“Para luchar contra los abusos sexuales contra los chicos por parte de los curas pedófilos, hay que comenzar por cerrar los seminarios menores de la Iglesia porque el problema comienza allí” afirmó Antonio Mazzi, sacerdote italiano “progresista” e identificado con la izquierda.




Antonio Mazzi
, de 81 años, uno de los sacerdotes más mediáticos de Italia, de perfil “progresista” y a contramano de la línea conservadora y tradicional del Vaticano, eligió un escenario que multiplica aún más las polémicas para lanzar su propuesta: una fiesta del Partido Democrático en Pesaro. El PD es el principal partido de la oposición de centroizquierda.

“Las respuestas de la Iglesia en mérito a los casos de pedofilia que han emergido en los últimos tiempos, no me han convencido”, dijo don Mazzi desde el palco durante un debate convocado bajo el título “La vida: instrucciones para el uso”.

“La preparación de los jóvenes no hay que hacerla en los seminarios menores. La fórmula del ‘criadero en el gallinero’ no está al paso con los tiempos. Quien quiere ser cura debe estudiar en su casa, haciendo de tanto en tanto verificaciones y controles con su director espiritual”, agregó el sacerdote y encendió la polémica.

“Cuando termina la adolescencia, el seminario menor ‘es un lugar que castra, no es un lugar natural’. Hay que buscar un lugar ‘más relacionado con la realidad’ para quien quiere convertirse en sacerdote, para que hasta los 19 o los 20 años pueda también vivir ‘el aspecto afectivo y sexual’ de la vida”.

El descarriado sacerdote planteó que “es necesario hacer otro Concilio Vaticano para poner arriba de la mesa los grandes problemas de la Iglesia: la situación de los sacerdotes, del matrimonio de los curas, del diálogo con las otras religiones”.

“Este Papa no llamará nunca a un nuevo Concilio, pero yo espero que los grandes temas puedan ser debatidos porque son los de este siglo XXI”, afirmó.

“Creo que los jóvenes deben estar en un ‘ambiente más normal’, como la propia familia. En cambio, el ambiente de los seminarios menores resulta artificial, cerrado, es el ámbito propicio para que se desvíe a una personalidad que se está desarrollando”, sentencio el apostata.

El padre Roberto Zammerini, rector del Pontificio Seminario Romano Menor, el más importante de la Iglesia Católica porque está bajo la directa autoridad del Papa, respondió ayer a Don Mazzi.

“Las condiciones de los seminarios menores se han adaptado a los tiempos –salió a explicar el religioso– No estamos en los años 40. Los muchachos, de entre 14 y 18 años, no viven en un ambiente cerrado, como encarcelados”.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com