sábado, 19 de marzo de 2016

¿Tu perro es zurdo o diestro? Descubrirlo tiene su importancia

Los perros pueden ser zurdos o diestros, y esta lateralidad influye en su carácter, creatividad e incluso posible agresividad, según algunos científicos

Por EVA SAN MARTÍN

Como las personas, los perros también pueden ser zurdos o diestros. Saberlo puede tener su importancia. Diversas investigaciones relacionan distintas pautas del carácter del can con el hecho de que utilice más su pata izquierda o derecha, entre ellas, la posibilidad de que se convierta en un perro guía para invidentes, su posible comportamiento agresivo e, incluso, su creatividad. Este artículo recoge, además, un sencillo test para saber si el perro es zurdo o diestro, y la opinión de educadores caninos sobre estos hallazgos.

¿Tu perro es zurdo o diestro?

Perros y gatos también son zurdos, diestros o ambidiestros, al igual que las personas. Las personas no son las únicas que sentimos preferencia por utilizar más la mano derecha o, por el contrario, la izquierda. Perros y gatos también pueden ser zurdos o diestros, afirman los expertos.
Como las personas con nuestras manos, hay canes más hábiles con su pata delantera derecha y otros que lo son más con la izquierda. Pero, mientras que el porcentaje de diestros humanos (el 90%) es muy superior al de zurdos (el 10%), entre los canes la lateralidad está mejor distribuida. La mitad de los perros son diestros y la otra mitad, zurdos, según un estudio de la Universidad de Manchester. El porcentaje de canes ambidiestros resulta poco relevante, según estos científicos.
Descubrir si nuestro perro es zurdo o diestro, sin embargo, puede tener su importancia. ¿El motivo? Cada vez más investigaciones relacionan distintas pautas del carácter del can con el hecho de que este sea diestro o zurdo. Incluso la creatividad canina podría estar condicionada con la mayor habilidad del animal con una parte u otra de su cuerpo.
"Al igual que ocurre en las personas, los perros también nacen siendo diestros o zurdos", afirma el etólogo veterinario Paul McGreevy, de la Universidad de Sidney (Australia) quien ha estudiado las implicaciones que esta preferencia puede tener en las habilidades caninas.
"Y la lateralidad puede afectar a la capacidad de un perro de adquirir determinadas habilidades, como el hecho de convertirse en un perro guía; algo más fácil, en principio, para un can diestro", explica este veterinario, cuyos estudios han sido publicados en la revista científica 'Journal Veterinary Behavior'.

Perros zurdos y perros diestros, ¿son diferentes?

Los perros diestros suelen ser más eficaces en las pruebas para ejercer como guías de personas invidentes. La parte izquierda del cerebro del perro gestiona los sentimientos agradables del animal, entre ellos, el amor y la afectividad en el perro. Por el contrario, la mitad derecha del cerebro canino se encarga de los sentimientos considerados negativos, como la agresividad del perro, el miedo y la depresión.
Esta distinta funcionalidad del cerebro canino explica, por ejemplo, que la cola del perro se agite con mayor frecuencia hacia su lado derecho, cuando el animal está contento. Y que, por el contrario, "cuando el can se siente amenazado, mueva más su cola hacia el extremo izquierdo", explican los biólogos Stephen Leaver y Thomas Reimchen, de la Universidad de Victoria, en Canadá.
Del mismo modo, el distinto trabajo de los hemisferios cerebrales podría influir en algunas habilidades caninas. "Los perros diestros resultan ser más fáciles de educar con el fin de convertirse en grandes perros guía", explica McGreevy, capaces de ayudar a invidentes y otras personas con discapacidad en su día a día.
No obstante, los canes zurdos también parecen jugar con ventaja en otro campo: el de la creatividad. De este modo, los perros zurdos parecen ser más rápidos para encontrar soluciones imaginativas a los problemas que se les presenta.

Perros zurdos, ¿son más agresivos?

La posible agresividad de algunos perros también podría estar relacionada con su mayor habilidad para utilizar un lado u otro del cerebro.
Puesto que los canes pueden ser zurdos o diestros, un equipo de investigadores de la Universidad de Adelaide, en Australia, quiso saber el impacto que esta lateralidad podía tener en el carácter del animal.
Para ello, sometieron a un total de 73 canes al llamado Cuestionario de Valoración e Investigación del Comportamiento Canino (C-BARQ, por sus siglas en inglés), uno de los exámenes más conocidos y cuidadosos para evaluar las conductas del perro. ¿Qué hallaron? "Mientras que no existen diferencias en el temperamento, los perros zurdos muestran una ligera mayor predisposición a desarrollar comportamientos algo más agresivos", concluye Luke Schneider, coordinador de este estudio.
La posible conexión entre agresividad y lateralidad en los perros es una cuestión que, sin embargo, despierta cierta polémica; y muchos educadores caninos se muestran cautos. "Mi experiencia me dice que existen tantos factores que pueden influir en la agresividad del can, que afirmar que los perros zurdos tienden a ser más agresivos es aventurarse un poco", opina el educador canino Ricardo Antón, autor del blog Educando a mi perro.
Este punto de vista es compartido por el etólogo canino Salvador López, autor del blog Lobo Descafeinado, quien aún añade una dosis mayor de incredulidad. "Los estudios para determinar si los perros son zurdos, diestros o ambidiestros son curiosos; pero, en mi opinión, poco relevantes para ser aplicados en la educación y entendimiento del can", dice.
El carácter de un perro no solo es factor de su genética, recuerdan los educadores caninos, sino de muchos condicionantes que pueden llegar a ser mucho más importantes. "Lo que determina la manera de ser de un can son factores como el entorno, su desarrollo y su educación; no si es el can es zurdo o diestro", zanja López.

¿Tú perro es zurdo? Test rápido para descubrirlo

Al igual que los humanos, los perros pueden ser diestros, zurdos o (pocos) ambidiestros. Pero, ¿cómo reconocerlos? El educador canino Ricardo Antón ofrece una solución rápida y sencilla para averiguarlo.

"Se le da al perro un juguete relleno de comida (tipo kong), y se comprueba qué pata utiliza primero para atraparlo", explica. El experimento, para que sea representativo, habría que repetirlo, al menos, 100 veces a lo largo de varios días.
¿Más trucos para saber si el perro es diestro o zurdo? "Observar cuál de las patas usa el can para coger algo de debajo de un mueble, por ejemplo", añade Antón. Y se contabiliza, de nuevo, las veces que utiliza cada extremidad, para obtener un resultado fiable.