lunes, 13 de agosto de 2012

El omega-3 marino, un buen aliado para la prevención de infartos



Se encuentra presente principalmente en el pescado. Esta sustancia tiene contribuye a la regulación de los niveles de colesterol y triglicéridos, dos importantes factores de riesgo tanto del infarto agudo de miocardio, como del accidente cerebrovascular.

Su ingesta se recomienda en las personas que ya presentan patologías o factores de riesgo, aunque también en la población sana.

Debido a sus efectos benéficos que protegen la salud cardiovascular y contribuyen a disminuir el riesgo de infarto, los especialistas recomiendan cada vez más el consumo de omega-3 marino, una sustancia presente principalmente en el pescado -en algunos más que en otros- que trabaja regulando el colesterol y los triglicéridos.

La recomendación se extiende tanto para las personas que presentan alguna patología -desde colesterol elevado hasta enfermedades cardíacas- pero también para aquellas mujeres y esos hombres sanos que quieren cuidar su salud. Por supuesto, dependiendo del caso, la cantidad de omega-3 marino que debe consumirse varía.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el aceite de pescado contiene ácidos grasos omega-3 que protegen tanto del Infarto Agudo de Miocardio, aunque también de la posibilidad de sufrir un accidente cerebrovascular, fundamentalmente porque evita la formación de coágulos sanguíneos.

Por eso, se aconseja comer 2 raciones o porciones de pescado a la semana, aunque también existe la posibilidad de reemplazar esa dosis de omega-3 a través de cápsulas de aceite de pescado.

"En nuestro país, como en el resto del mundo, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte. En el caso del infarto, el tiempo que se tarda en auxiliar al paciente es vital ya que casi un tercio de las personas que sufren un infarto de miocardio muere antes de recibir atención médica", sostuvo el doctor Ricardo Iglesias, médico cardiólogo, ex-presidente de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA).

"La buena noticia es que está demostrado que a mayor consumo de omega-3 marino, menor es el riesgo coronario porque esta sustancia inhibe la síntesis de colesterol LDL o 'malo', y de triglicéridos; pero además reduce el nivel de estos lípidos en la sangre", agregó Iglesias, fellow del American College of Cardiology.

Sin embargo, el especialista destacó que para cuidar la salud cardiovascular hace falta conjugar la ingesta de omega-3 marino con otras medidas como la cesación tabáquica, la realización de actividad física y la puesta en marcha de un plan de alimentación saludable.

En la misma línea, al ser consultado por PRO-SALUD News el doctor Gerardo Elikir, médico cardiólogo especialista en Lípidos y Aterosclerosis, refirió: "Recomiendo la ingesta de omega-3 marino porque contribuye a mejorar la salud cardiovascular. Sin lugar a dudas es una herramienta más".

Por su parte, también en diálogo con esta agencia, el doctor Constante Bilotta, médico cardiólogo, miembro del Programa de Prevención de Infarto en la Argentina (PROPIA) comentó: "El consumo de omega-3 marino puede recomendarse en cualquier población y a cualquier edad, en primer lugar porque no puede hacerle mal a nadie; y en segundo porque tanto en niños como en jóvenes, adultos o ancianos ejerce un efecto protector sobre la pared del endotelio vascular".

¿Qué es el Omega-3?

Los omega-3 de origen marino son ácidos grasos EPA y DHA, imprescindibles para el normal crecimiento, desarrollo y óptima función del cerebro, corazón y otros sistemas.

A diferencia de las grasas saturadas y de las trans, el omega-3 es beneficioso para la salud. Este tipo de ácido graso se denomina esencial, porque no puede ser sintetizado por el organismo, razón por la cual hay que consumirlo "externamente".

La mayor concentración de omega-3 se encuentra en el aceite de pescado (sardinas, salmón, atún, caballa, trucha y otros), y pueden incorporarse por la alimentación (consumiendo pescado) o mediante suplementos (cápsulas) de aceite de pescado.

En cuanto a los omega-3 de origen vegetal como la chía, como su composición es diferente necesitan metabolizarse en el organismo y tienen un menor efecto.


Número de matrícula de los especialistas consultados:

-Dr. Ricardo Iglesias: M.N. 58.310

-Dr. Gerardo Elikir: M.N. 93.018

-Dr. Constante Bilotta: M.P. 15.513

PRO-SALUD News

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com