miércoles, 1 de agosto de 2012

Científicos crean compuesto químico que devuelve visión a animales ciegos

Podría ayudar a las personas que sufren ceguera por fallas en las estructuras fotosensibles del ojo.

Por Cecilia Yáñez

Una nueva esperanza para las personas ciegas se estudia actualmente en los laboratorios de tres grandes universidades de Estados Unidos y Alemania. La investigación podría devolver la visión a quienes quedaron ciegos, producto de una retinosis pigmentosa o por degeneración macular.

El primero es un mal degenerativo, en el que las células nerviosas del ojo se vuelven insensible a la luz y el segundo, un trastorno que ocurre por la edad y que es la principal causa de ceguera en los adultos mayores. En ambos casos, las estructuras encargadas de percibir la luz y transformarla en imágenes, falla.

Pensando en estas enfermedades, expertos de las universidades de California en Berkeley, de Washington y de Munich crearon un sencillo compuesto químico, que fue capaz de devolver la fotosensibilidad de las estructuras del ojo a un grupo de roedores ciegos. El compuesto funciona con la misma lógica con que un anestésico “duerme” por un período de tiempo las vías del dolor. Pero en este caso, en lugar de dormir , “despierta” las zonas que son sensibles a la luz. Se trata de un fotointerruptor bautizado como AAQ y que fue inyectado directamente sobre la cavidad vítrea del ojo de ratas de laboratorio, logrando devolverles la fotosensibilidad, es decir, que vieran.

“Nuestra molécula es sensible a la luz, así es que usted puede encender y apagar la actividad neuronal”, dijo a la revista Neurona Richard Kramer, investigador de la U. de California.

Aunque el efecto químico de la sustancia desapareció en un par de horas, ofrece una alternativa más segura a los otros enfoques experimentales que se estudian actualmente para recuperar la visión, como la terapia con células madre o de genes que cambian de forma permanente la retina. También, es menos invasiva que la implantación de chips sensibles a la luz en el ojo.

AAQ tiene la ventaja de ser simple, variable en cuanto a la cantidad que se aplica, se puede combinar con otras terapias o interrumpir el tratamiento en cualquier momento. Ahora, los científicos trabajan en mejorar esta sustancia para que tenga una mayor duración y así iniciar las pruebas en humanos.

Según el coautor del estudio, Russell van Gelder, oftalmólogo y académico de la U. de Washington en Seattle, este es un gran avance en el campo de la restauración de la visión. “Todavía tenemos que demostrar que estos compuestos son seguros y funcionan en las personas de la forma en que funcionan en ratones, pero estos resultados muestran que esta clase de compuestos restaura la sensibilidad a la luz en las retinas de pacientes ciegos por una enfermedad genética”, dijo.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com