sábado, 8 de enero de 2011

Al empezar el año: La teoría de las ventanas rotas

   
Una sociedad puede descomponerse al no darle importancia a las faltas de respeto, a los valores universales, al darle entrada a la corrupción, o a las faltas de educación. Lo mismo que se vive en la sociedad puede pasar en el hogar.


Por el Pbro. José Martínez Colín

1) Para saber

En la Universidad de Stanford, en los Estados Unidos, se realizó un experimento de psicología social. Dejaron abandonados en la calle, dos autos idénticos, misma marca, modelo y color. Uno en el Bronx, una zona pobre y conflictiva de Nueva York, y otro en Palo Alto, una zona rica y tranquila de California. Dos autos idénticos abandonados, dos barrios con poblaciones muy diferentes y un equipo de especialistas en psicología social estudiando las conductas de la gente en cada sitio.
Como era de esperarse, el abandonado en el Bronx comenzó a ser maltratado en pocas horas. Perdió las llantas, motor, espejos, radio, etc. Todo lo aprovechable se lo llevaron, y lo que no, lo destruyeron. En cambio el auto abandonado en Palo Alto se mantuvo intacto.
Es común atribuir a la pobreza las causas del delito. Sin embargo, el experimento no finalizó ahí. Los investigadores decidieron romper un vidrio del automóvil de Palo Alto. El resultado fue que se desató lo mismo que en el Bronx y el robo, violencia y vandalismo redujeron el vehículo al mismo estado que el del barrio pobre. ¿Por qué el vidrio roto cambió todo?

2) Para pensar

Un vidrio roto en un auto abandonado transmite una idea de deterioro, de desinterés, de despreocupación que va rompiendo códigos de convivencia, como de ausencia de ley, de reglas, como que todo vale nada. Cada nuevo ataque que sufre el auto reafirma y multiplica esa idea, hasta que la escalada de actos, cada vez peores, se vuelve incontenible, desembocando en una violencia irracional.
En experimentos posteriores (James Q. Wilson y George Kelling) desarrollaron la 'teoría de las ventanas rotas', concluyendo que el delito es mayor en las zonas donde el descuido, la suciedad, el desorden y el maltrato son mayores.
Si se rompe el vidrio de una ventana en un edificio y nadie lo repara, pronto estarán rotos todos los demás. Si una comunidad exhibe signos de deterioro, y esto es algo que parece no importarle a nadie, entonces allí se generará el delito. Si se cometen 'esas pequeñas faltas' como estacionarse en lugar prohibido, exceder el límite de velocidad, tirar basura en la calle o pasarse una luz roja y estas pequeñas faltas no son sancionadas, entonces comenzarán a desarrollarse faltas mayores y luego delitos cada vez más graves.

3) Para vivir

Una sociedad puede descomponerse al no darle importancia a las faltas de respeto, a los valores universales, al darle entrada a la corrupción, o a las faltas de educación.
Lo mismo que se vive en la sociedad puede pasar en el hogar. Si un padre de familia deja que su casa tenga algunos desperfectos, como falta de pintura de las paredes en mal estado, malos hábitos de limpieza, malos hábitos alimenticios, malas palabras, falta de respeto entre los miembros de la familia, etc., etc., entonces poco a poco se caerá en un descuido de las relaciones interpersonales y comenzarán a crear malas relaciones con la sociedad en general y si no se llegan a cometerse delitos, si se ha dañado gravemente la unidad armónica que debería vivirse en la familia, provocando no pocas veces un doloroso rompimiento.
El inicio de año es un buen momento para procurar cuidar esos detalles que, aunque parecen pequeños, tienen su importancia en el vivir diario.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

No hay comentarios: