sábado, 10 de diciembre de 2011

Nigeria dice NO a los homosexuales







Nigeria endureció las penas para quienes hagan ostentación pública de su condición homosexual y para los que faciliten y ayuden estas uniones antinaturales.





Entre otras, las situaciones que pueden ser penadas severamente hasta con diez o catorce años de cárcel cualquier muestra de “afecto” en público entre gays. Las situaciones penadas pueden ser: Pertenecer a un grupo o ser dueño de un club gay, también penado con cárcel; “matrimonios” homosexuales, la pena se amplía de cinco a 14 años.

El Senado nigeriano ha aprobado un proyecto de ley que endurece la legislación existente contra los homosexuales. Este proyecto, que debe ser aprobado por la cámara de representantes y firmado por el presidente Goodluck Jonathan, prevé 14 años de cárcel para los homosexuales que se “casen”. Hasta la fecha, el “matrimonio” homosexual estaba penado con cinco años de prisión.

Aquellos que faciliten y ayuden estas uniones (los testigos del “enlace” o todo aquel que asista a la pareja) podrán ser condenados a 10 años de prisión, al igual que los "miembros de asociaciones o propietarios de clubes gays (...) y aquellos que directa o indirectamente monten espectáculos públicos de relaciones amorosas entre personas del mismo sexo", indica el proyecto de ley.

Críticas

"La ley ampliará los castigos ya draconianos de Nigeria por conductas consentidas entre personas del mismo sexo y establece precedentes que amenazarían todos los derechos a la privacidad, la igualdad, la libertad de expresión y de asociación en Nigeria", ha declarado Erwin van der Borght, director del programa africano de Amnistía Internacional, a AP.

Muchos ven la norma como un camino fácil del Gobierno del país más poblado de áfrica para ganar puntos en una sociedad profundamente religiosa e intolerante con la homosexualidad. En el norte musulmán, los homosexuales pueden ser condenados a la lapidación.

"Nunca he oído de una sola pareja homosexual en Nigeria que solicite tener derecho al matrimonio", ha dicho el activista Unoma Azuah, en declaraciones recogidas por The Guardian. "Por eso estoy realmente perplejo de por qué nuestros gobernantes ven este debate más relevante que el terrorismo, la corrupción la falta de infraestructuras o la educación. Todo esto me recuerda el proverbio que dice 'Aquel que tiene la casa en llamas, no va por ahí cazando ratas'".

La amenaza de Reino unido

El primer ministro británico, David Cameron, ha advertido que su gobierno podría suspender la ayuda económica que ayude a los países que no reconozcan los derechos de los homosexuales.

"Nuestros valores son nuestros valores", le ha respondido este martes el presidente del senado nigeriano, David Mark, durante el debate.

"Si un país no quiere darnos ayuda porque preservamos nuestros valores, este país puede guardarse su ayuda", ha dicho.

"Ningún país tiene el derecho de interferir en el modo en que hacemos nuestras leyes porque nosotros no interferimos en cómo los otros hacen las suyas", ha proseguido.

Durante un debate público el pasado octubre, militantes homosexuales se manifestaron ante el Parlamento, afirmando que este proyecto infringía sus “derechos fundamentales”.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com