miércoles, 16 de mayo de 2018

SACERDOTE EXPLICA CÓMO SE ESCRIBIÓ REALMENTE AMORIS LAETITIA PARA "NORMALIZAR" LA HOMOSEXUALIDAD

El verdadero problema es la sodomía y la normalización -incluso bendición- de este comportamiento llamado por el Catecismo "intrínsecamente desordenado". En lo que sigue, trataré de "conectar los puntos" para aclarar el panorama por completo.

Análisis

Lo dije desde el principio, cuando Amoris Laetitia se publicó por primera vez, con su infame Capítulo 8 que permite a la conciencia individual triunfar sobre la ley moral objetiva y así eliminar efectivamente la noción de mal moral intrínseco: el verdadero
 problema no es la Sagrada Comunión para los divorciados y vueltos a casar. Después de todo, el Papa Francisco ya había simplificado el proceso de anulación, para permitir que las declaraciones de nulidad, que en general eran fáciles de lograr, fueran aún más fáciles. El verdadero problema es acerca de la sodomía y la normalización -incluso bendición- de este comportamiento llamado por el Catecismo "intrínsecamente desordenado". En lo que sigue, trataré de "conectar los puntos" para aclarar el panorama por completo.


Recuerde que no. 50 del primer borrador del documento para el primer sínodo sobre la familia en octubre de 2014 declaró que "Los homosexuales tienen dones y cualidades para ofrecer a la comunidad cristiana" y luego preguntó si nuestras comunidades son "capaces de aceptar y valorar su orientación sexual", implicando que aquellos que practican comportamientos homosexuales tienen "dones y cualidades" especiales por encima de todos los demás y que su atracción hacia el mismo sexo -llamada por el Catecismo "objetivamente desordenada"- debe ser aceptada y valorada" (1).

Aunque este lenguaje nunca apareció en Amoris Laetitia (AL), es muy revelador el hecho de que fue insertado en un documento de trabajo preliminar con la aprobación del Papa Francisco y luego fue leído a los obispos reunidos en su presencia. Este lenguaje proporciona una clave para entender cómo se ha interpretado el Capítulo 8 de AL, para permitir que no solo los que están en segundo matrimonio civil (y cometen adulterio) sean admitidos en la Sagrada Comunión, sino también aquellos en uniones con el mismo sexo (y que practican la sodomía) siempre y cuando estén "acompañados" por un sacerdote, participen en el "discernimiento" y sigan su "conciencia" (2).

Esta agenda homosexualista continuó siendo impulsada por aquellos que participaron en un "sínodo secreto" celebrado en mayo de 2015 en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, cuyo propósito fue persuadir a los que participaron en el entonces segundo sínodo en la familia a aceptar las uniones del mismo sexo, prescindir del término "intrínsecamente malvado" e introducir una "teología del amor" controvertida. (3) 

El corresponsal del Registro Católico Nacional Edward Pentin informó sobre esta asamblea:

"Alrededor de 50 participantes, incluidos obispos, teólogos y representantes de los medios, participaron en la reunión, a invitación de los presidentes de las conferencias episcopales de Alemania, Suiza y Francia: el cardenal Reinhard Marx, el obispo Markus Büchel y el arzobispo Georges Pontier. Uno de los temas clave discutidos en la reunión a puertas cerradas fue cómo la Iglesia podría dar la bienvenida a aquellos en "uniones estables del mismo sexo" y, según informes, "nadie se opuso a que dichas uniones sean reconocidas como válidas por la Iglesia".(4)

Esta agenda se realizó durante el segundo Sínodo sobre la Familia en octubre de 2015 por el arzobispo de Chicago, Blase Cupich, quien había sido escogido por el Papa Francisco para ser un delegado papal en el sínodo. Cuando los periodistas de la Ciudad del Vaticano le preguntaron sobre la Sagrada Comunión para los divorciados y vueltos a casar, Cupich dijo que "esto era posible si habían tomado una decisión con buena conciencia" y enfatizó que "la conciencia es inviolable y debemos respetar eso cuando se toman decisiones."

Luego se le preguntó a Cupich acerca de las parejas homosexuales que algunos sacerdotes "acompañaban" al recibir la Sagrada Comunión, a lo que él respondió: "Los homosexuales también son seres humanos; tienen una conciencia, y mi papel como pastor es ayudarlos a discernir cuál es la voluntad de Dios al observar las enseñanzas morales objetivas de la Iglesia". 


Y continuó diciendo que "al mismo tiempo, su rol de pastor es ayudar a través de un período de discernimiento, para comprender a lo que Dios los está llamando en ese momento, por lo que es para todos". Y añadió: "Tenemos que asegurarnos de no encasillar a un grupo como si no fueran parte de la familia humana, como si hubiera un conjunto diferente de reglas para ellos. Eso sería un gran error". (5)

En otras palabras, si los que viven en relaciones adúlteras pueden, con la ayuda de sus pastores, "discernir de acuerdo con su conciencia, que deben recibir la Sagrada Comunión", entonces, lo mismo puede hacerse para las parejas del mismo sexo que se dedican a la sodomía. 


No hay necesidad de arrepentirse verdaderamente y decidir firmemente a enmendar la vida de uno, a "ir y no pecar más"; uno puede continuar en el comportamiento gravemente pecaminoso y aún recibir la Eucaristía. (6) Por lo tanto, reina la "conciencia" y ​​el orden moral objetivo ya no existe.

Digno de mención es que después de haber hecho estas declaraciones, que fueron ampliamente citadas por los medios de comunicación de todo el mundo, el Papa Francisco elevó a Blase Cupich al Colegio de Cardenales.

Prelados de alto nivel que apoyan el nuevo paradigma


Esta misma interpretación del Capítulo 8 de AL ha sido confirmada por una serie de otros prelados de alto nivel, algunos de los cuales son cardenales muy cercanos al Papa Francisco, en los meses y años posteriores a la publicación de AL. Aquí hay algunos ejemplos dignos de mención:

Recordemos que fue el cardenal alemán Walter Kasper, en un consistorio de cardenales convocado por el Papa Francisco en febrero de 2014, quien inicialmente propuso permitir que los divorciados y vueltos a casar recibieran la Sagrada Comunión (la "propuesta de Kasper"). Poco después del lanzamiento de AL, Kasper dejó constancia diciendo que "parece claro que puede haber situaciones de divorcio y vuelta a casar, donde en el camino de la inclusión, la absolución y la comunión se vuelven posibles"; y que la exhortación "supera un enfoque casuístico rígido y da lugar a la libertad de conciencia cristiana". (7)

Ah, sí, y el llamamiento a la conciencia individual como el árbitro final de la propia conducta puede igualmente aplicarse a aquellos en las relaciones del mismo sexo, para permitirles ser admitidos en la Eucaristía. Kasper dice en un nuevo folleto que escribió, "El mensaje de Amoris Laetitia: Una discusión fraterna"

"El Papa no deja lugar a dudas sobre el hecho de que los matrimonios civiles, las uniones de hecho, los nuevos matrimonios después de un divorcio (Amoris Laetitia 291) y las uniones entre personas homosexuales (Amoris Laetitia 250s) no corresponden a la concepción cristiana del matrimonio"; sin embargo, dice Kasper, "el Papa insiste en que algunos de estos socios pueden comprender de manera parcial y análoga algunos elementos del matrimonio cristiano" (Amoris Laetitia 292). (8)

El cardenal austríaco Christoph Schoenborn, a quien el Papa Francisco ha llamado un "intérprete autorizado" de Amoris Laetitia, considera que AL permite la Sagrada Comunión para los divorciados y vueltos a casar civilmente. (9)
En una entrevista durante el Sínodo sobre la Familia (2015) hizo un llamado para "el reconocimiento de elementos positivos de las uniones homosexuales", diciendo: "Podemos y debemos respetar la decisión de formar una unión con una persona del mismo sexo, y buscar medios bajo la ley civil para proteger su convivencia con leyes que aseguren dicha protección". Schoenborn pasó a criticar a "moralistas intransigentes" entre sus compañeros obispos, a quienes acusó de tener una "obsesión" con intrinsece malum [intrínsecos males]. (10)


En 2006, la catedral de Schoenborn en Viena ofreció una bendición para las parejas no casadas en el Día de San Valentín que incluía parejas homosexuales; y en 2016, el boletín en la catedral de Schoenborn mostraba una fotografía de dos hombres y un niño adoptado, presentándolos como "familia" y como "pareja casada". (11)


En una entrevista en 2016, el cardenal alemán Reinhardt Marx, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana y uno de los nueve consejeros cardenales del Papa Francisco, dijo que "no se puede decir que las relaciones entre personas del mismo sexo no tengan valor"; que "la Iglesia debería apoyar la regulación de tales relaciones" y que "la iglesia no puede estar en contra de ella". (12) Y en una entrevista en enero de 2018, Marx dijo que la Iglesia en su enseñanza sobre la moralidad sexual no puede aplicar "Rigorismo ciego"; que "es difícil decir desde el exterior si alguien está en estado de pecado mortal", un principio que dijo que aplica no solo a hombres y mujeres en "situaciones irregulares", sino también a aquellos en relaciones homosexuales, porque no se tiene "respeto por una decisión tomada en libertad" y a la luz de la propia "conciencia". (13)

En una entrevista el 10 de enero de este año, el obispo Franz-Josef Bode, vicepresidente de la Conferencia Episcopal Alemana, escandalizó al mundo cuando llamó a la bendición de las parejas homosexuales: "Tenemos que reflexionar sobre la cuestión de cómo evaluar, de manera diferenciada, una relación entre dos personas homosexuales... ¿No hay tanto positivo, bueno y correcto para que tengamos que ser más justos?" (14)

Y unas semanas más tarde, las noticias en todo el mundo citaban al Cardenal Marx apoyando a su colega el Obispo Bode al pedir bendiciones para parejas del mismo sexo, diciendo que la decisión debería ser tomada por "el pastor en el terreno y el individuo bajo cuidado pastoral", (15) y que tal bendición "se podría realizar públicamente en una forma litúrgica". (16)

Entonces, los miembros de la jerarquía de la Iglesia, aunque reconocen que las uniones homosexuales no son el "ideal", ahora han pasado de considerar "los elementos positivos de tales relaciones y bendecirlos", y (como parece) van a componer un nuevo rito litúrgico que (al menos por ahora) reconoce que si bien esto no es "matrimonio" en el sentido técnico, es una forma alternativa legítima de una relación que debemos "valorar".

Lo que se pierde aquí es que al bendecir las uniones entre personas del mismo sexo, en realidad se está bendiciendo el comportamiento gravemente pecaminoso y "intrínsecamente desordenado" que lo acompaña; un pecado que, de acuerdo con la palabra revelada de Dios y la enseñanza constante de la Iglesia a lo largo del años, "clama al Cielo por venganza". (17) 


Como el arzobispo Charles Chaput de Filadelfia notó sabiamente en respuesta a esta propuesta de bendición: "Cualquier tal 'rito de bendición' cooperaría en un acto moralmente prohibido"; además, bendecir tal relación en realidad sería poco caritativo porque alentaría a las personas a continuar viviendo en un estado de grave pecado que les perjudica espiritualmente. Chaput continuó diciendo: "No hay amor, no hay caridad, sin verdad, así como no hay verdadera misericordia separada de un marco de justicia informado y guiado por la verdad". (18)

Gerhard Cardinal Mueller, ex Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ha reconocido estos intentos de redefinir las enseñanzas morales perennes de la Iglesia al afirmar que representan un "desarrollo de la doctrina" y un "cambio de paradigma", por lo que realmente son : la herejía del modernismo. (19) 


El columnista del New York Times, Ross Douthat concluyó casi lo mismo, señalando que con Amoris Laetitia, el Papa Francisco y otros quieren que la enseñanza moral de la Iglesia se adapte a las normas culturales modernas. (20)

El verdadero objetivo de Amoris Laetitia


Llámalo modernismo, llámalo corrupción de doctrina, llámalo por el nombre que creas conveniente. Considero que la aprobación moral para el comportamiento homosexual es el verdadero objetivo de Amoris Laetitia , y que ésta es precisamente la razón por la cual la enseñanza de Humanae Vitae y la Ley Natural debe ser dejada de lado, que es: que por el diseño de Dios, existe un vínculo inseparable entre los significados unitivo y procreativo del acto matrimonial, y que el significado unitivo está subordinado al fin primario: la procreación

Como John Kippley, fundador de la Pareja de Pareja, ha argumentado, si el significado procreativo puede eliminarse del acto matrimonial, entonces uno queda efectivamente sin argumentos contra la sodomía. Y aquellos que promueven la agenda de la sodomía, lo saben.

Saben que también deben descartar la noción de complementariedad física y emocional de los sexos, (21) así como también el concepto de mal moral intrínseco, que en realidad significa que deben anular todo el orden moral


Esto explica por qué ahora están pidiendo que se elimine el lenguaje en el Catecismo que afirma que la atracción entre personas del mismo sexo es "objetivamente desordenada" (22) y que "los actos homosexuales son actos de depravación grave" que son "intrínsecamente desordenados y contrarios a la ley natural" precisamente porque "cierran el acto sexual al don de la vida y no proceden de una genuina complementariedad afectiva y sexual". (23)

Esto también explica por qué durante más de un año hemos escuchado hablar de "reexaminar" la enseñanza de la encíclica de 1968 del Papa Pablo VI. Aquellos que desean arrojar Humanae Vitae al cubo de basura ahora muestran su mano
Por ejemplo, el P. Maurizio Chiodi, quien fue nombrado recientemente por el Papa Francisco en la Academia Pontificia de la Vida. 


Aunque San Juan Pablo II en su encíclica de 1993 Veritatis Splendor (n.° 80) incluye específicamente la anticoncepción en una lista de "actos que son intrínsecamente malvados", el p. Chiodi, en una conferencia del 14 de diciembre de 2017 en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, "Humanae Vitae a la luz de AL", argumentó todo lo contrario: que según el lenguaje de Amoris Laetitia en materia de "conciencia", "un método artificial para la regulación de los nacimientos podría reconocerse como un acto de responsabilidad que se lleva a cabo, no para rechazar radicalmente el regalo de un niño, sino porque en esas situaciones la responsabilidad llama a la pareja y a la familia a otras formas de bienvenida y hospitalidad". En su argumento, Chiodi dice que Amoris Laetitia no hace una "referencia explícita" a la anticoncepción como "intrínsecamente malvada", y agregó que "hubiera sido muy fácil hacerlo dado Veritatis Splendor". (24)

Chiodi ha sido seguido por el Cardenal Kasper, quien en su nuevo folleto, "El Mensaje de Amoris Laetitia: Una Discusión Fraternal", implica que AL abre la puerta para el uso de la anticoncepción. Kasper dice que en su exhortación el Papa solo "alienta el uso del método de observar los ciclos de fertilidad natural" y "no dice nada sobre otros métodos de planificación familiar y evita todas las definiciones casuísticas". (25)

Más argumentos para permitir la exclusión del fin procreativo de la actividad sexual seguramente vendrán de aquellos que buscan la aprobación de la conducta homosexual, porque saben que no pueden tener éxito mientras las enseñanzas de Humanae Vitae y la Ley Natural resistan.

En la humilde opinión de este escritor, el hecho de que los cardenales y obispos de la Iglesia argumentan que no solo los divorciados y vueltos a casar, sino también los que están en uniones homosexuales, deberían ser admitidos en la Sagrada Comunión, y que la enseñanza de Humanae Vitae debería dejarse de lado, revela que han perdido la virtud teológica de la Fe


Las palabras de la Epístola a los Hebreos describen acertadamente su triste estado:

"4- Porque en el caso de los que fueron una vez iluminados, que probaron del don celestial y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, 5- que gustaron la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, 6- pero después cayeron, es imposible renovarlos otra vez para arrepentimiento, puesto que de nuevo crucifican para sí mismos al Hijo de Dios y le exponen a la ignominia pública. 7- Porque la tierra que bebe la lluvia que con frecuencia cae sobre ella y produce vegetación útil a aquellos por los cuales es cultivada, recibe bendición de Dios; 8- pero si produce espinos y abrojos no vale nada, está próxima a ser maldecida, y termina por ser quemada"

(Hebreos 6: 4-8).

¿Cómo deberían los fieles, obispos, sacerdotes, religiosos y laicos, responder a estos malvados ataques contra Dios y su hermoso plan para la expresión auténtica del amor, la transmisión de la vida humana, la santidad del matrimonio y la familia? 


Este año se cumple el 50 ° aniversario de la Humanae Vitae, y por lo tanto ofrece una oportunidad de oro para celebrar y dar a conocer mejor la enseñanza en de la encíclica histórica de 1968 de Paulo VI. También tenemos el Magisterio de San Juan Pablo II para aprovechar, no solo Veritatis Splendor, sino su "Teología del Cuerpo". 

Este año, asistidos por la gracia del Espíritu Santo y la intercesión de Nuestra Señora, proclamemos valientemente el esplendor de la verdad de esta enseñanza, y por lo tanto, debemos preparar una defensa fuerte e inquebrantable contra cualquiera y todos los que la atacan.

______________


1) https://www.lifesitenews.com/news/reporters-criticize-vatican-for-dropping-welcoming-language-in-new-english (16 de octubre de 2014).

2) Ver AL nos. 300-305, y la nota al pie 351.

3) https://www.lifesitenews.com/news/new-academy-for-life-member-uses-amoris-to-say-some-circumstances-require-c (8 de enero de 2017).

4) http://www.ncregister.com/daily-news/confidential-meeting-seeks-to-sway-synod-to-accept-same-sex-unions (26 de mayo de 2015).

5) http://www.ncregister.com/daily-news/abp-cupich-conscience-decides-whether-divorced-remarried-and-homosexual-cou (16 de octubre de 2016). En su discurso del 9 de febrero de 2018 en el St. Edmund's College en Cambridge, Inglaterra, "Revolución de la misericordia del Papa Francisco: Amoris Laetitia como un nuevo paradigma de la catolicidad", el cardenal Cupich insistió en que "la voz de la conciencia"... podría muy bien afirmar la necesidad de vivir a cierta distancia de la comprensión que la Iglesia tiene del ideal, una comprensión de la "conciencia" que puede aplicarse igualmente a los divorciados y civilmente casados ​​que se involucran en una conducta adúltera, y a aquellos en uniones del mismo sexo comprometidos en la sodomía.

6) Como sacerdote y confesor, si un penitente me dice que está sexualmente activo en un matrimonio inválido o en una relación con personas del mismo sexo, pero insiste en que planea continuar con sus actos pecaminosos, me veo obligado a intentar llevarlo por el buen camino, decirle que su opinión subjetiva con respecto a su conducta no puede invalidar la ley moral objetiva y la enseñanza clara de Cristo; y que tengo que seguir mi conciencia y retener la absolución si él no está dispuesto a resolver firmemente la enmienda de su vida. Si el penitente persiste en decir que no cree que esté cometiendo un pecado, tendría que decirle: "Entonces no tengo nada de qué absolverte"; y luego preguntarle: "¿Por qué estás aquí en el confesionario pidiendo que te absuelvan de una conducta que no crees que sea pecaminosa?"

7) https://www.lifesitenews.com/news/cardinal-kasper-seems-clear-exhortation-allows-communion-for-divorced-remar (18 de abril de 2016).

8) https://www.lifesitenews.com/news/cardinal-kasper-homosexual-unions-are-analogous-to-christian-marriage (14 de marzo de 2018). En el folleto, Kasper compara tales uniones irregulares con la relación entre la Iglesia Católica y los grupos cristianos no católicos, a quienes el Vaticano II dice que contienen "elementos de santificación y verdad" de la Iglesia. Kasper insiste en que "al igual que fuera de la Iglesia Católica hay elementos de la verdadera Iglesia, en las uniones mencionadas anteriormente puede haber elementos presentes del matrimonio cristiano, aunque no cumplan por completo, el ideal". NB: Christoph Cardinal Schoenborn hizo este mismo argumento en el Sínodo de la Familia 2014 - ver la nota a pie de página 10 a continuación.

9) https://www.lifesitenews.com/news/pope-says-schonborn-interpretation-on-communion-for-remarried-is-the-final (6 de abril de 2016). Esta posición no es nueva para Schoenborn. En el Retiro Internacional para Sacerdotes celebrado en Ars, Francia en 2009 durante el Año Sacerdotal proclamado por el Papa Benedicto XVI, el Cardenal Schoenborn pronunció la mayoría de las meditaciones diarias, que fueron, en general, muy inspiradoras. Pero cuando el retiro llegó a su fin, el Cardenal anunció que usaría su última charla de retiro para abordar "temas de interés" e invitó a los sacerdotes a enviar preguntas. Durante su charla final, Schoenborn abordó el tema de la Comunión para aquellos divorciados y civilmente casados. Para sorpresa de los 1.200 sacerdotes presentes, procedió a decirles que era su práctica permitir que esas parejas recibieran la Eucaristía si permanecían fieles y comprometidos el uno con el otro durante muchos años.

10) https://www.lifesitenews.com/news/cardinal-schoenborn-at-synod-church-should-embrace-positive-elements-of-gay (14 de septiembre de 2015). Este artículo señala que en el Sínodo de 2015, Schoenborn "propuso una clave interpretativa" para revolucionar el enfoque de la Iglesia sobre la vida familiar y la ética sexual al observar la constitución dogmática del Vaticano II sobre la Iglesia, Lumen Gentium, que dice: "Aunque muchos elementos de santificación y de verdad se encuentran fuera de su estructura visible. Estos elementos, como obsequios pertenecientes a la Iglesia de Cristo, son fuerzas que impulsan hacia la unidad católica" [LG 8]. Schoenborn argumenta que "Porque el matrimonio es una Iglesia en miniatura", y así como la Iglesia busca encontrar elementos de verdad en diferentes religiones, se deduce que "¿quiénes somos para juzgar y decir que no hay elementos de verdad y santificación en ellos [estilos de vida sexuales no maritales]?"

11) https://onepeterfive.com/schonborns-vienna-cathedral-bulletin-depicts-homosexual-couple-adopted-son/ (6 de octubre de 2016).

12) https://www.lifesitenews.com/opinion/cardinal-reinhard-marx-vs.-cardinal-and-saint-peter-damian-do-homosexual-un (28 de enero de 2016).

13) https://onepeterfive.com/push-for-greater-acceptance-of-homosexual-unions-continues-in-german-church/ (19 de enero de 2018). Esta entrevista apareció en la revista católica alemana Herder Korrespondenz, y el sitio web oficial de los Obispos alemanes informó inmediatamente sobre la declaración de Marx.

14) Ibid.

15) http://catholicherald.co.uk/news/2018/02/04/cardinal-marx-suggests-church-should-bless-gay-couples/ (4 de febrero de 2018).

16) https://www.lifesitenews.com/news/one-of-popes-9-advisor-cardinals-proposes-liturgical-blessings-of-homosexua (4 de febrero de 2018).

17) Cf. Génesis 18:20; Catecismo de la Iglesia Católica, no. 1867.

18) https://www.lifesitenews.com/news/german-cardinal- liturgical-blessing-for-gay-unions-truly-seems-sacrilegious (8 de febrero de 2018).

19) https://www.firstthings.com/web-exclusives/2018/02/development-or-corruption (20 de febrero de 2018).

20) Véase el nuevo libro de Douthat, Para cambiar la Iglesia: Papa Francisco y el futuro del catolicismo (Simon & Schuster, 2018).

21) CCC 2333.

22) CCC 2368.

23) CCC 2357.

24) https://www.lifesitenews.com/news/new-academy-for-life-member-uses-amoris-to-say-some-circumstances-require-c (8 de enero de 2017). Como Diane Montagna relata en este artículo, "La presentación del p. Chiodi fue presentada por uno de los principales organizadores de la serie de conferencias, el padre jesuita argentino Humberto Miguel Yáñez. P. Yáñez es el Director del Departamento de Teología Moral de la Universidad Gregoriana. Yanez es conocido por estar cerca del Papa Francisco, y de hecho Bergoglio era el superior religioso de Yánez como un joven jesuita. En mayo de 2015, el padre Yáñez participó en el "sínodo secreto" en el Gregoriano "(como se discutió anteriormente).

25) https://www.lifesitenews.com/news/cardinal-kasper-homosexual-unions-are-analogous-to-christian-marriage (14 de marzo de 2018).


Nota del editor: Este análisis ha sido escrito por un sacerdote que pidió que se publicara de forma anónima, ante su preocupación de ser sancionado por elevar sus preocupaciones por Amoris Laetitia. 

Traducción Cris Yozia

www.lifesitenews.com

No hay comentarios: