domingo, 1 de abril de 2018

BERGOGLIO Y SU PLAN PARA DESTRUIR A LA IGLESIA CATÓLICA



Bueno, aquí tenemos otro "leak" que lo dice todo sobre lo que piensa y quiere Bergoglio para la Iglesia de Jesucristo, y a pesar de que no sea suya, la maneja a su antojo pervirtiendo sus enseñanzas.

La función de este supuesto Papa debería ser guardar el depósito de la fe, en integridad, y transmitirlo a los fieles, pero ya se ve que su desviación es cada vez más explícita y desvergonzada


Aunque es verdad: sigue sin dar la cara, sus ideas no las transmite sino a través de sus lacayos, aquí y allá, de forma que nadie pueda afirmar: "Francisco ha dicho que se puede bendecir a los adúlteros", o cualquier otra barbaridad, porque esa no es su estrategia, sino derivar estas afirmaciones a los curas infieles, -los pioneros fueron los alemanes-, en una alarde de hipocresía maquiavélica, al tiempo que siembra sus homilías de lenguaje católicamente correcto para tomar el pelo a los bobos.
 

Ya, partir de este momento, nadie, con un mínimo de sentido común y ganas de conocer la verdad podrá engañarse.

Los católicos para quienes el Papa es el Papa, haga lo que haga y diga lo que diga, y lo siguen como perritos falderos, van a tener que aceptar, como él, la bendición de parejas adúlteras y homosexuales, la ordenación de sacerdotisas y como si todo esto fuera poco, que nos digan que el aborto no es un pecado, es decir, traicionar el Magisterio de la Iglesia y seguir con su vida de practicantes incoherentes.

Según lifesitenews:

El padre Daniel Duigou, un ex periodista que ahora es párroco de Saint-Merry en París, ha dicho en una entrevista televidada (26 de marzo) que el Papa Francisco aprobó el hecho de que Duigou esté "bendiciendo" a las parejas homosexuales. Duigou fue recibido recientemente por Francisco durante 45 minutos.

Durante la reunión, Francisco preguntó a Duigou si estaba bendiciendo a las parejas "divorciadas y vueltas a casar".

Duigou lo afirmó, y agregó: "También bendigo a las parejas homosexuales".

De acuerdo con Duigou, Francisco respondió que una bendición significa que Dios piensa bien de las personas y agregó que Dios piensa bien de todas las personas.

A la pregunta de si Francisco está a favor de bendecir a los homosexuales, Duigou respondió: "Absolutamente. No se trata de casarse con ellos"


Cuando se le preguntó si esta es la posición oficial de la Iglesia, el padre Duigou respondió que es la posición que el Papa presentó durante una entrevista en un vuelo

Duigou puede haberse referido al famoso "¿Quién soy yo para juzgar" del Papa en un vuelo de 2013?

Pero también podría haberse referido a una entrevista en 2016, durante el vuelo de regreso del Papa de su visita a Georgia y Azerbaiyán. El Papa dijo a los periodistas que había invitado a una pareja homosexual a visitarlo en el Vaticano. El Papa Francisco se refirió a una mujer que "se sentía como un hombre" pero "físicamente era una mujer joven". Después de una cirugía de cambio de sexo a sus veinte años, el Papa dijo: "se casó".
Refiriéndose a la mujer que se mutiló y tomó hormonas para aparecer como un hombre, el Papa dijo: "Me escribió una carta diciendo que, para él, sería un consuelo venir a verme con su esposa. Los recibí y estuvieron muy felices".

Más tarde en la entrevista, el sacerdote francés dijo que era probable que en el futuro haya hombres casados ​​que serán sacerdotes y sacerdotisas. Cuando se le preguntó si habría sacerdotes casados, él respondió "¡Pero por supuesto!" . Y dirigiéndose a la posibilidad de ordenar mujeres sacerdotes, dijo: "¿Por qué no ordenaremos mañana o en dos días a las mujeres? Esto sería una señal extraordinaria del lado de la Iglesia ".

Con respecto a la pregunta de si el aborto es un pecado, Duigou respondió: "No. Hay situaciones que hacen que si el niño no es querido, el niño corre peligro. Hay casos extremos- explicó -y puede haber muchos casos extremos donde podría ser preferible abortar".

El entrevistador le dijo al padre Duigou que su propio tío abuelo era un sacerdote tradicionalista con "sotana y todo" y que probablemente acusaría a Duigou de traicionar a la Iglesia.


Duigou, cuando se le preguntó cómo respondería a tal reclamo, respondió: "Diría que vive en el siglo XIX y no en el XXI". Duigou dijo que "la Iglesia está involucrada en una evolución que no debe temerse. Uno tiene que abrirse a uno mismo", agregó. 



No hay comentarios: