martes, 18 de octubre de 2016

MARIHUANA: EL ACEITE VS. EL CONSUMO



Por Claudio Izaguirre

Cuando se habla del aceite de marihuana no se refiere ni a la marihuana fumada, ni a la marihuana cocinada. El aceite de marihuana nada tiene que ver con lo que se ha visto hasta hoy en las calles.

El aceite de marihuana se extrae de plantas con cantidad importante de CBD (Cannabidiol), imposible de conseguir con la especie que desean despenalizar desde el Congreso Nacional.

Las plantas que contienen THC (tetrahidrocannabinol), que hoy se pretende despenalizar, es creadora de paranoicos, psicóticos y esquizofrénicos, siendo la que está presente en infinidad de desgracias de la que da cuenta la prensa de nuestro país, donde se ven homicidios, empalamientos y actos inimaginables que ni siquiera salen a la luz.

El aceite de CBD (cannabidiol) se obtiene de un tipo de planta de marihuana genéticamente elaborada, donde el THC es exiguo la que ha dado buen resultado en esclerosis refractaria evitando en un 50% las convulsiones. El enfermo, no deja de tomar los medicamentos convencionales, sino que agrega éste aceite que se suministra en muy pequeñas dosis.

El término refractario resulta del rechazo del paciente a los medicamentos convencionales, por lo cual se agrega éste aceite que es imposible obtener de plantas con alto contenido de THC.

Hoy los consumidores de marihuana pretenden aprovechar éste beneficio que se ha encontrado en las plantas, para mostrar supuestos favores que THC jamás otorgará, sin embargo han logrado confundir deliberadamente a algunos Diputados Nacionales con el objeto de obtener libertades para una sustancia que enloquece a los afectados consumidores de drogas ilícitas.

Claudio Izaguirre
Presidente
Asociación Antidrogas de la República Argentina