viernes, 16 de septiembre de 2016

PIDEN QUE SE PROHÍBA EL MISOPROSTOL

Después de que las militantes de Nuevo Encuentro les enseñaron a los alumnos del colegio Pellegrini a abortar con pastillas, un par de diputadas insistieron con la necesidad de prohibir este fármaco abortivo para proteger la salud de todos los argentinos.

El proyecto de ley (expte. 122/2016) que intenta prohibir la “producción, distribución, comercialización y venta” del misoprostol, sigue durmiendo en la Comisión de Salud de la cámara de diputados a pesar de que las puntanas Ivana Bianchi y Berta Arenas lo presentaron este año por quinta vez.

Tras el escándalo en el Pellegrini las diputadas de Compromiso Federal enviaron una nota a la presidente de Salud, la abortista Carolina Gaillard, para que ponga en tratamiento su proyecto. Le pidieron, además, que convoque a especialistas para que expongan sobre las consecuencias de utilizar esta droga.

En la carta dirigida a Gaillard las legisladoras destacan que este medicamento usado como abortivo “puede generar hemorragias letales”.

La medicación, sugerida con ligereza a los alumnos del Pellegrini, puede producir un aborto incompleto con serias complicaciones para la gestante que requerirá hospitalización y cirugía, y arriesgará, cuando menos, su fertilidad. Si el intento de aborto falla, es muy probable que el bebé nazca con malformaciones severas. Por ello y “atendiendo a la necesidad de proteger la salud de los habitantes de nuestro país”, como señala en los fundamentos de su proyecto, Bianchi viene pidiendo desde el 2008 su prohibición.

Ahora espera que la entrerriana Carolina Gaillard lo saque del cajón.

NOTIVIDA
Editores: Lic. Mónica del Río y Pbro. Dr. Juan C. Sanahuja