miércoles, 24 de agosto de 2016

LA LUNA LLENA GENERA EFECTOS "EXTRAÑOS" EN LA SALUD Y EL COMPORTAMIENTO


Los efectos “extraños” de la Luna duran seis días, según los astrónomos de la NASA, y estos se revelan en la salud y el comportamiento humano, así como en el de los animales y plantas, según algunos estudios científicos.

Por Anastasia Gubin

Los resultados de las influencias cósmicas resultan significativos y sorprendentes, pese a que la mayoría de los análisis han considerado solo un día de Luna llena en sus registros.


La Luna llena y los ataques de animales en la ciudad 

Una interesante publicación de diciembre de 2010 analizó al número de pacientes que acudieron a un servicio de urgencias entre 1997 y 1999 después de haber sido mordidos por un animal, y reveló que “la incidencia de mordeduras de animales aumentaron significativamente en el momento de la Luna llena”. Una opción que se sugirió es que durante el plenilunio las personas sacaban a pasear más a sus mascotas.

El documento fue publicado por Chanchal Bhattacharjee, del departamento de Accidentes y Emergencia de Bradford, y de la Escuela de Salud de la Universidad de Bradford, en conjunto a otros especialistas.

Luna llena en la salud humana

Un análisis del número de admisiones hospitalarias por problemas gastrointestinales descubrió “una amplia variación en el número de ingresos a lo largo del ciclo lunar”, con un notable aumento durante la Luna llena.

“Esta diferencia se debió principalmente a una mayor incidencia de hemorragia en los hombres y hemorragia por varices en Luna llena”, según la publicación de la revista Nursing Practice en 2004, realizada por los investigadores liderados por Eva María Román y el Dr. Germán Soriano, del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Barcelona, España.

Otra curiosidad de nuestro satélite se observó en otro estudio, publicado en 1991 en la revista Sage, que indica que al seleccionar al azar a 20 mujeres con retraso del desarrollo, los investigadores descubrieron que el registro de mala conducta durante la luna llena “fue significativamente mayor que la media en cualquier otro día del período lunar”. El siguiente nivel más alto fue para los tres días anteriores al día de la luna llena”, según William E. Hicks-Caskesy, de la Universidad de East Tennessee.

A continuación, una investigación del Departamento de Medicina, en el Patna Medical College, en India, realizada por el profesor y doctor Chandeshwar Prasad Thakur, destacó un “aumento significativo de toxicidad aguda” en los pacientes durante la Luna Llena, período llamado tradicionalmente día Purnima, de acuerdo a la publicación en la Revista de Medicina Británica y Estadounidense.

Otra investigación recibida por la revista Oxford Journal en 2000, analizó las estadísticas de consulta primaria de medicina general para descubrir qué tan real era el efecto de la luna llena sobre el comportamiento humano, llamado ‘Transilvania hipótesis“, que ha ocupado la mente de los investigadores desde hace siglos.

El resultado indicó que efectivamente había “una diferencia estadísticamente significativa, aunque pequeña”, considerando los casos de medicina general, con una diferencia media entre los dos extremos de Luna Nueva y Llena del 3,6%.

“No podemos especular en cuanto a cuál puede ser la naturaleza de estos problemas relacionados con la Luna, ni en cuanto a los mecanismos que sustentan este tipo de comportamiento. Sin embargo, hemos confirmado que no parecen estar relacionados con la ansiedad y la depresión”, destacó en dicho documento Richard D Neal y Malcolm Colledge, del Centro de Investigación en Atención Primaria, del Instituto Nuffield para la Salud de la Universidad de Leeds, Reino Unido.

A su vez el investigador Selim Benbadis, del departamento de Neurocirugía de la Universidad de Florida del Sur, describió que durante un período de 3 años “para las convulsiones no epilépticas, hubo un aumento en la luna llena, y para las convulsiones epilépticas, un aumento en el Cuarto menguante”, de acuerdo a la revista Epilepsy Behavior, en su publicación de 2004.

Por otro lado, en relación a los nacimientos, al analizar quinientos mil bebés vivos en la ciudad de Nueva York durante 3 años, otro estudio observó que son superiores en cantidad los ocurridos antes de la Luna llena.

La Luna y la menstruación

Al analizar 826 mujeres que tuvieron un ciclo menstrual normal, de edades comprendidas entre los 16 y los 25 años, en la Acta Obstetricia et Gynecologica Scandinavica, se registró que “una mayor proporción de las menstruaciones se produjo alrededor de la Luna Nueva (28,3%)”, más que en todo el ciclo restante. El estudio también reveló diferencias hormonales entre Luna Nueva y Luna Llena.

Existe el dicho femenino que cuando la menstruación llega durante la Luna llena, esta es mucho más abundante, intensa o prolongada.

La Luna llena en la agricultura

Geoffrey Barney en su libro Black Kettle andFullMoon hace un relato de las influencias de la Luna llena en las costumbres humanas de Australia. Los campesinos de Tasmania, explica el autor, solían plantar solo en Luna menguante. La Luna llena no se consideraba propicia.

Análisis proporcionados por Biodinámica, equipo de agricultores que recomienda sembrar y plantar de acuerdo a las fases de la Luna y su paso por los signos del Zodíaco, en algunos terrenos consideran a la Luna Llena no apropiada para sembrar, por efectos de mayor absorción de agua, que podrían dañar las semillas, quedando más expuestas a hongos o podredumbre.

El agricultor Charles Dowding experimentó la plantación durante los días del Zodíaco, recomendada como apropiada en las zanahorias y en los restantes días, y no descubrió ninguna diferencia, excepto que en la cosecha final, señaló: “Encontré un aumento del 20 por ciento en el rendimiento total de las zanahorias del día de la raíz (plantadas durante un día de signo Tierra del Zodíaco), antes de la luna llena”.

La Gran Epoca