miércoles, 27 de julio de 2016

PARTIDO REPUBLICANO DE EEUU ADOPTA LA PLATAFORMA MÁS PRO-VIDA QUE HAYA EXISTIDO JAMÁS


Las políticas pro vida que en conjunto se han denominado “Protecting Human Life" (Protegiendo la Vida Humana), son parte ahora de los principios y las políticas del partido Republicano en un eventual próximo gobierno. Están enmarcadas en el esfuerzo para revertir el fracaso de las políticas del gobierno de Barack Obama y Hillary Clinton en todas las áreas, lo que incluye el apoyo total que le han dado al aborto legal dentro y fuera de su país.

Todos los que protegemos y defendemos la vida humana desde la concepción a la muerte natural no sólo debemos leerlas sino compartirlas con los amigos porque hay personas en Estados Unidos que piensan que es posible un gobierno que no se base en el ataque a la vida humana.

Reproducimos una traducción no oficial más abajo y el texto completo lo puede aquí whole platform.

Protegiendo la vida humana

La garantía constitucional de que nadie puede "ser privado de la vida, la libertad o la propiedad" tiene reminiscencias de la Declaración de la Proclamación de la Independencia en la que "todos" están "dotados por su Creador" con el derecho inalienable a la vida. De acuerdo con ello, ratificamos la santidad de la vida humana y aseveramos que el niño por nacer tiene el derecho fundamental a la vida que no puede ser violado.

Apoyamos una Enmienda Constitucional y un conjunto de leyes en el tema de la vida humana para dejar en claro que la protección de la Decimocuarta Enmienda se aplica también a los niños antes de nacer. Nos oponemos al uso de fondos públicos para realizar o promover el aborto o para financiar organizaciones, como Planned Parenthood, en la medida que estas promueven abortos selectivos y comercializan órganos de fetos abortados en lugar de prestar atención sanitaria.

Instamos a todos los Estados y el Congreso para que adquirir, transferir o vender tejidos fetales de abortos electivos para la investigación sea un crimen, y hacemos un llamado al Congreso para promulgar una prohibición total de venta alguna de órganos de fetos abortados. Mientras tanto, hacemos un llamado al Congreso para prohibir la práctica de engaño a las mujeres en los llamados formularios de consentimiento de recolección de partes fetales, un hecho revelado por una investigación de 2015. No vamos a financiar o subvencionar la asistencia sanitaria que incluye la cobertura del aborto.

Apoyamos la designación de jueces que respeten los valores tradicionales de la familia y la santidad de la vida humana inocente. Estamos en contra de la retención o retiro de la atención o tratamiento, incluyendo comida y agua, de personas con discapacidad, recién nacidos, ancianos o los más enfermos, así como nos oponemos a la eutanasia y al suicidio asistido.

Afirmamos nuestra obligación moral de ayudar, en lugar de penalizar a las mujeres que se enfrentan a un embarazo no planeado. Con el fin de alentar a las mujeres que escogen la vida para enfrentar (las condiciones de) un embarazo no planeado, apoyamos una legislación que requiere la responsabilidad financiera por el niño sea igualmente a cargo de la madre y el padre en su concepción hasta que el niño alcance la edad adulta.

La no exigencia del padre a ser igualmente responsables por el niño coloca una carga desigual en la madre, creando una dificultad financiera y social de la madre y el niño. Rendimos homenaje a los millones de estadounidenses que abren su corazón, casas e iglesias a las madres necesitadas y mujeres que huyen de los abusos. Agradecemos y alentamos a los proveedores de asesoramiento, servicios médicos, y asistencia para la adopción por empoderar a las mujeres que escogen la vida y viven la experiencia de un embarazo no planificado.

Apoyamos la financiación de servicios de ultrasonido y asistencia para la adopción. Saludamos a los muchos estados que ahora protegen a las mujeres y niñas a través de leyes que exigen el consentimiento informado, consentimiento de los padres, los períodos de espera (para tomar una decisión informada), y regulan a las clínicas (de abortos). Condenamos la decisión activista del Tribunal Supremo en el caso Whole Woman’s Health vs. Hellerstedt que destruye el sentido común de las leyes de Texas que establecen normas básicas de seguridad y salud en las clínicas de aborto.

Elogiamos a la Cámara de Representantes por dirigir el esfuerzo para reforzar la aplicación de la Ley de Protección de Niños Nacidos Vivos al aprobar la Ley de Protección de Niños Nacidos Vivos Sobrevivientes a un Aborto, que impone apropiadas sanciones civiles y penales a los proveedores de atención médica que no proporcionen tratamiento y atención a un bebé que sobrevive a un aborto, incluyendo la inducción temprana del parto, porque ya decidieron la muerte de ese bebé.

Nos oponemos firmemente el infanticidio. Más de una docena de estados han aprobado Leyes de Protección del Niño por Nacer por su Capacidad de Sentir Dolor, que prohíbe el aborto después de veinte semanas, momento en el que la investigación médica actual ha demostrado que los bebés por nacer pueden sentir un dolor insoportable durante un aborto, y hacemos un llamado al Congreso para que apruebe la versión federal.

No sólo es una buena legislación, sino que cuenta con el apoyo de la mayoría del pueblo estadounidense. Apoyamos los esfuerzos estatales y federales en contra de las formas más crueles de aborto, especialmente los procedimientos de aborto por desmembración, en los que los miembros de los bebés por nacer son literalmente arrancados uno por uno.

Hacemos un llamado al Congreso para prohibir abortos por selección de sexo y abortos en base a discapacidad - la discriminación en su forma más letal. Estamos en contra de la investigación con células madre embrionarias. Estamos en contra de la financiación federal de la investigación con células madre embrionarias.

Apoyamos la investigación con células madre adultas y exhortamos a la restauración del banco nacional de células madre de placentas creado por el presidente George H. W. Bush, pero abolido por su sucesor demócrata, el presidente Bill Clinton. Estamos en contra de la financiación federal para la extracción de órganos de embriones y el llamado a la prohibición de la clonación humana.

El Partido Demócrata tiene una posición extrema a favor del aborto. Los demócratas le otorgan un apoyo casi ilimitado al aborto, y su estridente oposición a poner las restricciones más básicas al aborto, los han puesto dramáticamente fuera de sintonía con el pueblo estadounidense.

Debido a su oposición a los procedimientos de seguridad más simples en las clínicas de aborto, al apoyo del financiamiento del aborto con dinero de todos los contribuyentes y al rechazo a dar recursos a los centros de protección a la mujer embarazada que ofrecen alternativas al aborto, el viejo mantra de (Hillary) Clinton de "seguro, legal y poco frecuente" se ha reducido sólo a "legal".

Estamos orgullosos de ser el partido que protege la vida humana y ofrece soluciones reales para las mujeres.


lapop.org