viernes, 3 de junio de 2016

HITO MEDICO: MUJER DA A LUZ GRACIAS A OVARIO CONGELADO DURANTE SU INFANCIA




A la mujer, de 27 años, se le extrajo un ovario cuando tenía 13 años y estaba a punto de iniciar un tratamiento particularmente invasivo por anemia falciforme.

Su otro ovario quedó dañado a consecuencia del tratamiento, lo que significa que muy difícilmente hubiera podido concebir si no se hubiera realizado el trasplante.
Los expertos esperan que el procedimiento eventualmente pueda ayudar a otros pacientes.

La mujer dio a luz a un niño en perfecto estado de salud en noviembre de 2014, pero los detalles del caso sólo fueron publicados hace unos meses en la revista académica Human Reproduction.

Trasplante de médula

La mujer, quien solicitó permanecer en el anonimato, fue diagnosticada con anemia falciforme a la edad de 5 años.

Emigró de la República del Congo a Bélgica, donde los doctores decidieron que su enfermedad era tan severa que necesitaba un trasplante de médula.

Pero antes de iniciar el procedimiento necesitaban someterla a quimioterapia para desactivar su sistema inmunológico y evitar que rechazara el tejido, proporcionado por su hermano.

La quimioterapia, sin embargo, puede destruir las funciones ováricas, así que le removieron el ovario izquierdo y congelaron fragmentos de tejido.

En ese momento ella empezaba a mostrar los primeros signos de pubertad, pero todavía no había empezado a menstruar. El ovario que le quedó falló cuando cumplió los 15.

Diez años después la mujer decidió que quería tener un bebé, por lo que los médicos injertaron cuatro fragmentos de su ovario descongelados en el ovario restante y 11 fragmentos en otros sitios en su cuerpo.

Un varón

La paciente empezó a menstruar espontáneamente cinco meses después y quedó embarazada, de forma natural, a la edad de 27.

La ginecóloga que lideró el tratamiento para restaurar su fertilidad, Dra. Isabelle Demeestere, dijo que esperaba que a partir de ahora el procedimiento ayudara a otras jóvenes amenazadas de insuficiencia ovárica, especialmente dado el creciente número de sobrevivientes de enfermedades hematológicas diagnosticadas en la infancia.

"Sin embargo, el éxito de este procedimiento requiere de más investigación en pre-púberes muy jóvenes, pues nuestra paciente ya había empezado la pubertad aunque aún no estaba menstruando", explicó Demeestere.

La especialista también advirtió que el procedimiento sólo era deseable para pacientes con un muy alto riego de insuficiencia ovárica, dados los riesgos de dañar el ovario sano extirpado o de reintroducir células malignas durante el trasplante.

Pero el profesor Adam Balem, presidente de la Sociedad Británica de Fertilidad, celebró la noticia.

"Uno esperaría que los ovarios jóvenes contengan muchos óvulos, así que la duda es si esos óvulos pueden madurar o no al remover el tejido ovárico a tan tierna edad, congelarlo y reimplantarlo", le dijo a la BBC.

"Pero esto parece probar el concepto… es información muy importante", agregó.