lunes, 9 de mayo de 2016

HACER EJERCICIO ES BUENO, INCLUSO EN LAS CIUDADES CONTAMINADAS




Incluso en las ciudades con un aire muy contaminado, los beneficios de salud de caminar o montar bicicleta superan a los riesgos de respirar un aire sucio, plantea un estudio reciente.



Los investigadores usaron simulaciones de computadora para comparar los riesgos y beneficios de caminar o montar bicicleta en una variedad de niveles de contaminación atmosférica. En la mayoría de ciudades del mundo, los riesgos por la contaminación atmosférica no cancelan los efectos positivos de montar bicicleta y caminar, encontró el estudio.

Apenas un 1 por ciento de las ciudades tienen niveles de contaminación atmosférica suficientemente altos como para anular los beneficios de montar bicicleta 30 minutos cada día, apuntaron los investigadores.

"Nuestro modelo indica que en Londres los beneficios de salud de los desplazamientos activos siempre superan el riesgo de la contaminación. Incluso en Delhi, una de las ciudades más contaminadas del mundo, con unos niveles de contaminación 10 veces más altos que los de Londres, las personas tendrían que montar bicicleta más de cinco horas por semana para que los riesgos de la contaminación superaran a los beneficios de salud", apuntó el líder del estudio, el Dr. Marko Tainiio, de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra.

"Pero debemos recordar que una pequeña minoría de trabajadores en las ciudades más contaminadas, como los mensajeros que van en bicicleta, podrían verse expuestos a niveles de contaminación atmosférica suficientemente altos como para anular los beneficios de salud de la actividad física", añadió Tainiio en un comunicado de prensa de la universidad.

El autor principal del estudio, James Woodcock, dijo que "aunque esta investigación demuestra los beneficios de la actividad física a pesar de la calidad del aire, no es un argumento a favor de la inacción con respecto a la lucha contra la contaminación. Ofrece más respaldo a la inversión en la infraestructura para lograr que la gente salga del coche y camine o monte en bicicleta, lo que en sí mismo puede reducir los niveles de contaminación al mismo tiempo que respalda a la actividad física".

El ejercicio regular reduce el riesgo de enfermedad cardiaca, diabetes y varios tipos de cáncer, y una forma de que las personas mejoren sus niveles de actividad física es a través de los "desplazamientos activos", como caminar y montar bicicleta, apuntaron los autores del estudio.

El estudio aparece en la edición del 5 de mayo de la revista Preventive Medicine.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
FUENTE: University of Cambridge