miércoles, 23 de marzo de 2016

Los mentirosos


En la vida nos topamos con mitómanos a diario y aunque ya los conocemos les permitimos que nos mientan por diversos factores.

¿Cómo descubrir a una persona mitómana?

Si queremos descubrir a una persona que nos está mintiendo, solo debemos preguntarle 3 palabras claves "verdad" (cómo), "seguridad" (qué) y "asertividad" (cuándo)

1.- ¿Es verdad lo que me dices?  ¿Qué?
2.- ¿Estás seguro(a)?  ¿Cómo?
3.- ¿Me lo podrías probar?  ¿Cuándo?

Si el mitómano no te conoce bien, empezará a dudar de la seguridad de sus mentiras y empezará a manotear, gesticular y hasta a la agresión verbal; si te conoce, te empezará la clásica "Si no me crees, allá tú", y se retirará.

No debemos seguirle el juego a los mitómanos en especial a los que viven cerca de nosotros pues caeremos en su mismo mundo de mentiras del que muy probablemente estemos tentados a sentir, qué se siente mentirles a los que nos rodean, y tengamos problemas por ello; por el contrario debemos decirles que tarde o temprano sus mentiras les van a hacer daño. Recuerda la frase "las mentiras son como escupir al cielo, tarde o temprano te caen en la cara".

Hay ciertas edades en las que se miente más, no llegando a ser un comportamiento patógeno sino más bien un síntoma social y son:

- Las mujeres de entre 14 y 17 años tienden a fantasear y decir mentiras de una manera inconsciente pero frecuente (47%)

- Los hombres empiezan a decir mentiras de entre 12 y 18 años también de una manera inconsciente pero también frecuente (53%)

- La mujer de entre 15 a los 26 años dice mentiras de una forma ya consciente pero menos frecuente (63%)

- El hombre de entre 18 a los 36 años sus mentiras son conscientes y frecuentes (67%)

- La mujer de entre los 26 a los 40 años sus mentiras son conscientes y frecuentes, añadiendo el manipuleo de los que las rodean (65%)

- El hombre tiende de los 37 a los 50 años a mentir de forma de excusa y persecución de creerse sus propias mentiras de forma ocasional, pero metódica y muy de forma consciente (47%). Aquí hay un cambio, trata de con sus mentiras meterse en el círculo de los jóvenes viviendo realidades paralelas a su vida (47%)

- La mujer de entre los 40 a los 55 años sus mentiras siguen siendo manipuladoras pero tratan de ser vistas agradables, tratando de que con sus mentiras verse más joven frente a los que la escuchan, llegando al ridículo y el menoscabo de los que la escuchan (47%)

- Los hombres de entre los 50 a los 60 años tratan de conseguir con sus mentiras adoración de sus escuchas, también surge un grupo que necesitan de comprensión para sus melomanías y su hipocondrés, siendo reducido pero notable (45-35%)

- Por último el grupo de mujeres de 55 a 70 o más que tienen una gama de mentiras que van desde manipuleo a fantasear con cosas muy cotidianas hasta hipocondríacas y melómanas, consuetudinarias y patógenas conscientes. Recuerda este tipo de mujeres, más bien parece ya una forma patógena y como tal hay que tratarlas, no como a los diferentes grupos de mujeres más jóvenes.

Recuerda "uno de cada tres dramas familiares empiezan con una mentira"