lunes, 13 de agosto de 2012

Comportamiento Humano: Un fenómeno llamado “Multitasking”



La persona “Multitasking” es una persona útil, emprendedora, con motor propio, con grandes motivaciones. Conocer nuestro límite nos ayudará a hacer bien las cosas sin estallar en un caos.

Por el Licenciado Jorge Nelson Poma

Es muy común observar personas que parecen siempre estar cansadas y constantemente están suspirando, en contraposición a lo señalado, nos encontramos con seres totalmente opuestos, parecen no detenerse nunca. A veces escuchamos decir de ellos “Que pilas que tiene” o se le aconseja “Baja un cambio”. En el marco de esta última caracterología temperamental se encuentran aquellas personalidades que hoy nos interesa conocer: “La Multitasking”.

De origen latino: de “Multi” se entiende por diversas o variadas acciones u objetos, por ejemplo si mencionamos las empresas multinacionales, nos estamos refiriendo a empresas que trascienden las propias fronteras del país de origen y opera en una diversidad de países, entonces tomamos “Multi” como referente a varios. Multifacético o varias caras, multidisciplinar o varias disciplinas, etc.

Para aquellos que no dominan el inglés: si nos referimos a “Task”, estaremos hablando de hacer, especialmente relacionado al comportamiento humano individual o a la o las funciones de un grupo social. Si nos referimos a la “Task Force” desplegada por los ingleses en Malvinas en 1982, se hace franca referencia a una “Fuerza de Tarea”, vale decir una organización que posee misiones y funciones variadas, en este caso de carácter militar pero también se refiere al ámbito civil, como por ejemplo “El señor gobernador vino con su Task Force” por sus asesores y personal operativo y ejecutivo, vale decir, todo refiere al hacer.

Entonces el término de referencia, compuesto por cierto de origen latino – sajón, si está destinado a lo individual, involucra a todo aquello que se hace simultáneamente o intercaladamente como por ejemplo: atender el teléfono, mientras trabaja en su computador, haciéndole señas a su compañero para que apague el fuego de la cafetera, etc.

Este comportamiento relativamente moderno, surge por la mayor demanda operativa que se exige especialmente en el ámbito laboral ya sea de la empresa o los quehaceres domésticos que también es un ámbito laboral, aunque algunos denigrantes de la mujer suelen referirse a que “Mi mujer no trabaja”, pero esto no es el objeto principal de este ensayo.

Este fenómeno a mi entender se produce mucho más en mujeres que en hombres, a qué se debe? Tal vez al temperamento femenino que todo lo quiere bien, tal como su instinto maternal lo manda? Es posible, pero también he conocido mujeres “Aplastadas” en no hacer nada o aquellos que expresan ante una demanda “Mañana lo haremos”, ese aplastamiento en la operatividad de las personas está fuera de esta caracterología.

Siempre recuerdo el axioma “La industria mató a la poesía”, deducimos entonces que el descomunal desarrollo producido en las últimas décadas da nacimiento a nuevos fenómenos del comportamiento humano que exige derivaciones entre las que contamos con la persona multitarea o “Multitasking”.

Mi madre (Q.E.P.D.) decía constantemente que no le alcanzaba un día de 24 hs, claro tuvo 8 hijos, trabajaba de Profesora frente a nuestra casa natal, durante el “Recreo largo” como se denominaba hace medio siglo atrás, corría a su casa a hacer la comida, poner la ropa en el lavarropa o antes lavado a mano, hacer parte de la limpieza, etc., pero todo lo hacía con cierta torpeza, luego: se le quemaba la comida, arruinaba la ropa que se olvidó en lavandina, la limpieza un verdadero desastre y descuido con sus alumnos. Pobre madre mía, en realidad, estaba sola sin ayuda de nadie.

Sin embargo conozco personas que hacen muchas cosas simultáneamente y no se equivocan, tienen esa capacidad increíble de atender varias cosas y hacerlas bien, creo que habla de un nivel de inteligencia superior.

Permanentemente asumimos algunos de nosotros que “Tenemos sólo dos o tres neuronas funcionando simultáneamente” (2), una que sostiene las funciones corporales involuntarias como respirar, el latido del corazón, etc., otra para hacer lo que estoy realizando como tarea principal como por ejemplo trabajar en el computador, pero si tengo la radio encendida ya no puedo pensar bien y si alguien me interrumpe menos.

Será cuestión de temperamento? De capacidad intelectual tal vez? Como es posible que 7 mujeres reunidas hablen simultáneamente y todas se entienden? Acaso posee un sistema multicanal (3) que el hombre no tiene? Para mí, un verdadero misterio.

El asunto es que cuando leo o investigo a los Lamas Tibetanos, me llama la atención la paz y tranquilidad con que toman todo. La meditación de cada cosa de la vida, nos preguntamos los occidentales, acaso estor seres estos no pertenecen a nuestro mundo?

Llegamos del trabajo, tomamos el diario, encendemos la TV, preguntamos qué hay de comer, nos servimos una copa, hablamos apurados con los niños, los tres hijos o nietos simultáneamente quieren contarnos sus cosas cotidianas, en una palabra es un caos.

Mientras en el Tíbet, se sientan los Lamas con el Dalai Lama para alimentarse. Todo es silencio y tomando cada uno un pedazo de Té con Sampa (4) o simplemente un pedazo de pan, lo miran concentrados y comienza la meditación, como por ejemplo: pensamos en quien a labrado la tierra, en el sembrador del trigo, aquel que llevara a cabo la cosecha, el que estacionó el producto, quien amasó y horneó el pan, a quienes hicieron posible que esté en su mesa, a todos agradeció y delicadamente lo va ingiriendo.

En tanto los occidentales masticamos apurados, tragamos y hablamos, casi nos ahogamos, quien nos corre? No sé pero estamos siempre apurados, es así que la obesidad aumenta y no he visto un solo Lama Tibetano que no tenga un cuerpo en línea.

Tiene que ver el “Multitasking” en esto? Creería que sí que es una consecuencia de ello, pero hasta acá mi propio pensamiento. Me agradaría expresar profesionalmente que produce el ser “Multitasking”: stress? Cansancio? Hartazgo? Se vuelve torpe?, ya sea un médico o psicoanalista con incumbencia profesional nos podrá informar al respecto: investiguemos entonces.

Según Eduardo Chaktoura, es psicólogo y periodista, quien se ocupa de efectuar el análisis de algunas curiosidades de actualidad, también escribió un artículo (1). En el cual hace referencia a personalidades con incumbencia profesional al respecto y que transcribo textualmente.

"Habitualmente creemos que podemos hacer muchas cosas diferentes simultáneamente, pero en realidad lo que ocurre en nuestro cerebro es que vamos rotando la atención rápidamente de un objetivo al otro. Y en este proceder automático es cuando solemos cometer errores o promover ciertas disfunciones o trastornos", prioriza el doctor Gustavo Vázquez, médico psiquiatra, coordinador del área de Neurociencias de la Universidad de Palermo.”
"Quien lleva una vida sobrecargada - precisa el psicólogo Martín Reynoso, investigador en el Instituto de Neurología Cognitiva (Ineco) -, seguramente promueva un aumento en la segregación de cortisol, el que se presume puede dañar zonas del hipocampo, sector asociado al aprendizaje y la memoria."
“Una investigación de la Universidad de Stanford, publicada en 2011, prueba la teoría de que las personas multitarea disminuyen sus capacidades de rendimiento. Si bien reconoce que están mejor entrenadas para cambiar de foco rápidamente, el estudio alerta: "Cuando este tipo de personas tiene toda la información delante de sus ojos, no puede separar las cosas en su cerebro y se equivoca".
“Por citar cuestiones básicas, esta es una de las formas de entender por qué podemos salar el café o el bizcochuelo, enviar un mensaje antes de tiempo y arrepentirnos de lo escrito o equivocarnos de destinatario, confundir la maniobra o el recorrido o, lo que es mucho peor, accidentarnos de la manera menos pensada. Los avances tecnológicos han incrementado en forma notable la exposición a estímulos que requieren de respuestas rápidas. ¿Cuántas páginas solemos tener abiertas al mismo tiempo?
"Con la superposición de tantos estímulos en permanente exposición, la activación fisiológica del organismo puede llevar al desborde y agotamiento, dando lugar a los fenómenos característicos del estrés - explica el psiquiatra Juan Manuel Bulacio, experto en estrés y ansiedad -. "Cuando los estímulos superan la capacidad de respuesta del organismo y el esfuerzo de éste no alcanza o es sostenido por un tiempo excesivo, el estrés es la consecuencia natural y de él derivan la aparición de distintos cuadros físicos (desde cefaleas, contracturas musculares hasta alteraciones gastrointestinales, cardiovasculares, autoinmunes.), psíquicos (desde el insomnio, irritabilidad, agotamiento, hasta la aparición de cuadros ansiosos o depresivos) y sociales (dificultades vinculares, pobre rendimiento laboral o académico)".
"En la distinción de estímulos - explica el Dr. Bulacio -, intervienen los significados que el individuo le otorga a cada experiencia de percepción. Esta significación depende del instinto, de los aprendizajes socioculturales, de la experiencia personal, etcétera, todos factores que constituyen nuestras creencias. Son precisamente éstas las que seleccionan, valoran, jerarquizan y descartan". Más allá del contenido y significado de nuestras elecciones, de no aprender a filtrar estímulos en nuestro cerebro se desataría un caos.”
Concluyo entonces que todos tenemos un límite, unos más y otros menos, creo que la capacidad intelectual, la motivación y el temperamento marcan la diferencia. La persona “Multitasking” es una persona útil, emprendedora, con motor propio, con grandes motivaciones. Conocer nuestro límite nos ayudará a hacer bien las cosas sin estallar en un caos.
Hilando fino o en sintonía fina como se utiliza hoy, hasta hacer el amor apurado y pensando que hay que hacer después, raya en un estado de locura a mi entender, que ojala pudiéramos erradicar. Es tan importante ser educado en este punto para ahorrar energía, tiempo, esfuerzo, discusiones estériles y tantas cosas más, que produciríamos más cuestiones positivas que nos ayuden a movernos en esta vida cotidiana Siglo XXI.
Por lo señalado advertimos que muchas veces nos preguntamos la diferencia entre la vorágine de la vida o el éxtasis de la vida. En qué estado haríamos mejor las cosas? Obviamente que el éxtasis de la vida nos permitiría elaborar las cosas pensadamente en paz y armonía: qué difícil es eso, ya casi no se conoce.
Antiguamente los grandes artistas, ya sean pintores de renombre, compositores, escritores, etc., eran sostenidos por familias pudientes o monarcas, señores feudales o lo que fuera, de ello se derivaron obras maravillosas como las hay a miles. Elaboradas con todo el tiempo del mundo porque su dedicación era exclusiva a la obra, el resto le era provisto por un marco de contención que le proveía todo lo necesario para el bienestar.
Si hablamos de la vorágine de la vida, entonces es la “Locura” es la que hace, el caos es el que trabaja, el stress es el que habla y se enoja, ya quedó el pensamiento contaminado en resolver, cueste lo que cueste o con el menor daño posible, las cuestiones cotidianas, es la vorágine de la vida la que atrajo o la creadora de la persona multitarea o “Multitasking”.
En lo que a algunos de nosotros respecta, ocurre que las mejores decisiones que tomamos en la vida cotidiana, las hemos resuelto pensando mientras nadábamos, andábamos en bicicleta o durante nuestra caminata diaria, también a veces durmiendo, nos despertamos con una solución a lo que nos aquejaba, esa experiencia personal creo que es buena para compartir porque es una terapia y perdón porque así le saco trabajo a los profesionales terapeutas.
En lo laboral, muchos de nosotros nos levantamos muy temprano y nuestro rendimiento es fabuloso en la soledad y sin interrupciones, surge el mayor rendimiento laboral, intelectual, organizativo, etc., luego en las relaciones interpersonales nos sentimos bloqueados en el pensamiento y sin la libertad de hacer lo que necesitamos hacer sin afectar al otro, lo cual nos produce mal carácter que debemos dominar y controlar.
Esta es una opinión más del “Comportamiento Humano – Un fenómeno llamado Multitasking” que creo útil para el incremento de nuestro acervo cultural y sin ser el dueño de la verdad los saludo cordialmente.

Licenciado Jorge Nelson Poma.

(1)       Publicado en la Revista de la Nación de fecha 2 de junio del 2012 - “Multitasking: la manía de estar en todo”.
(2)       No es literal.
(3)       Sistema que provee varias comunicaciones simultáneas sin interferencias mutuas.
(4)       Sampa: Cebada con la cual se hace una crema de harina que se mezcla con té, leche, o incluso mojones de yak salados (que sirven para hacer fuego).

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com