miércoles, 15 de agosto de 2012

Cómo controlar el acceso de los niños a Internet



Aunque se trata de un tema de preocupación, pocos activan softwares que reducen los riegos que pueden correr los niños en la web. Una ecuación en la cual la educación no queda de lado.

Por Uriel Bederman

El acceso de los niños al abanico de ofertas que despliega Internet es una cuestión que preocupa a muchos padres. Sitios de videos, casillas de email, sites variopintos –entre ellos los prohibidos para menores con contenido violento y/o pornográfico- y, sobre todo, redes sociales y servicios de mensajería, son los focos de atención en estas arenas virtuales.

Los principales riesgos de esta participación van desde la divulgación de información privada, pasando por el spam presente en sus diversas facetas, hasta eventuales encuentros programados con desconocidos que se contactan a través de salas de chat, foros y demás servicios de mensajería.

Por tanto, ¿qué actitud deben tomar los padres ante esta realidad?

Es sabido que muchos optan por prohibir a sus hijos el acceso a Internet. Según expertos en la materia, esta decisión es en muchos sentidos incorrecta: además de que los niños se las ingeniarán para participar en la web, sea en casa de amigos, o en cibercafés, la alternativa de mantenerlos fuera de la red más importante de información no será beneficioso para su aprendizaje y su potencial lúdico.

En el extremo opuesto se encuentran aquellos que optan por lo que podríamos llamar “acceso libre e ilimitado”. En términos generales se trata de padres que permiten a sus hijos navegar sin restricciones de tiempo ni de contenido. En esta línea, también están aquellos que ejercen controles mínimos, sin el auxilio de ningún tipo de software.

Una solución posible –y un eventual término medio entre la seguridad y la privacidad, que los niños también merecen- es la instalación y correcta aplicación de sistemas de control paternal, que funcionan a modo de filtro.

Gastón, padre de Daniela de 11 años, opina: “En mi caso nunca tuvo buenos resultados la prohibición, lo censurado más que alejar, tienta. Prefiero que mi hija chatee y navegue según sus gustos, pero siempre estando controlada. Hay buenas herramientas para eso”.

Con una simple búsqueda, es factible encontrar un buen número de sitios desde los cuales es posible descargar aplicaciones de filtro de contenido, muchas de las cuales incluyen múltiples recursos destinados a este fin. Muchos de estos programas envían a los padres reportes vía email de la actividad de sus hijos durante la conexión. Entre ellos se destacan CybeSitter, Xooloo PC, Web Filter, NetNanny, CyberPatrol y MacAfee Paternal Controls.

Además, una buena medida al respecto es ubicar la computadora en un espacio compartido de la casa, no en habitaciones cerradas.

No hay que olvidar que en esta ecuación nunca queda de lado la importancia del acompañamiento de los padres. Ellos pueden enseñar a sus hijos a navegar de un modo responsable, a controlar las horas de uso y a no brindar información que pueda comprometerlos.

TendenciasMag

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com