miércoles, 22 de agosto de 2012

Advierten sobre el riesgo de los geles con benzocaína en chicos



 Usados para aliviar las molestias de la dentición, pueden causar efectos adversos graves

Por Sebastián A. Ríos

Los productos con benzocaína fueron desaconsejados en EE.UU.. Foto: Archivo
Cuando están por salir los primeros dientes, muchos bebes se ponen molestos e irritables. Y muchos padres, atentos a las publicidades de anestésicos de venta libre que se pasan en televisión o al consejo de algún pariente, no dudan en recurrir a los aparentemente inocuos geles tópicos que contienen benzocaína en busca de un alivio para el dolor que pueden estar causando los dientes al "cortar".

Pero el uso de estos productos en chicos, especialmente cuando éstos aún no han cumplido los primeros 2 años de vida, conlleva riesgos serios, que han llevado a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, según sus siglas en inglés) de los Estados Unidos a desaconsejarlo a través de un reciente comunicado.

"El uso de geles y líquidos con benzocaína para la boca y el dolor de encías puede conducir a una rara pero grave condición denominada metahemoglobinemia, un trastorno en el que la cantidad de oxígeno que transporta la sangre se reduce significativamente. En los casos más severos, puede provocar la muerte", declaró la farmacéutica de la FDA Mary Ghods.

Desde que, en 2006, advirtió sobre los potenciales riesgos asociados al uso de benzocaína -que en los prospectos de los medicamentos figura también como aminobenzoato de etilo-, la FDA recibió 29 reportes de casos de metahemoglobinemia asociados con el uso de geles que contenía benzocaína. Quince afectaron a menores de 2 años y 19, a chicos de mayor edad.

En la Argentina, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) se encuentra actualmente evaluando el tema. "Se ha constituido una comisión de trabajo en el ámbito del Observatorio de la Anmat para analizar la información disponible", dijeron a LA NACION fuentes de esa administración.

En el país existe una decena de geles que contienen benzocaína (o aminobenzoato de etilo); algunos son de venta libre y otros, de venta bajo receta. Los que poseen una concentración del principio activo inferior al 2% son de venta libre; los que tienen una concentración de entre el 2 y el 10% son de venta libre para mayores de 12 años o de venta bajo receta para chicos de entre 4 meses y 12 años, y los que tienen una concentración del 10% o mayor son de venta bajo receta y no pueden ser indicados a menores de 12 años.

¡SÍ AL MORDILLO!

"El problema con muchos medicamentos de venta libre es que la gente los considera inocuos y las dosis que utilizan son mucho más elevadas que las aconsejadas", comentó la doctora Lucila Fernie, jefa de pediatría del Hospital Británico, que ante las molestias de la dentición recomendó recurrir en primera instancia a los mordillos que contienen gel.

"El analgésico más fácil de usar y que es totalmente inocuo es el frío, y es por eso existen los mordillos -señaló Fernie-. Al chico le resulta fácil de agarrar, se lo lleva a la boca y le calma el dolor en la encía. Por otro lado, cualquier superficie dura que uno le de para morder al chico favorece que corte los dientes."

Un dato útil a tener en cuenta que aporta la pediatra es que "los mordillos rellenos con gel hay que ponerlos en la heladera y no en el freezer. Porque el frío del freezer es excesivo y el chico puede rechazarlo porque no lo aguanta en la boca".

"Desde el Hospital de Niños el consejo que damos es no usar ningún producto anestésico, porque siempre se corre el riesgo de intoxicar al chico -agregó el doctor Jorge Fiorentino, jefe del Departamento de Urgencias del Gutiérrez-. Los padres no suelen leer el prospecto y como el efecto dura un rato, se lo ponen cada 2 horas y así pueden causar una intoxicación."

Fernie destacó que es importante tener en cuenta que la dentición -que suele comenzar pasados los 4 meses- no sólo es algo natural, sino que la salida de un diente es relativamente rápida, insume un par de días y no causa molestias en todos los chicos.

"Un tema aún en discusión en la pediatría es si la dentición causa fiebre -comentó la pediatra-. Por eso, antes de justificar un cuadro febril porque el chico está cortando un diente, uno debería consultar al médico para evaluar si el chico no está cursando una infección."

Por último, si el chico efectivamente está cortando un diente, está muy molesto e irritable y el mordillo no basta, "uno podría indicar el uso de un antiinflamatorio por vía oral, preferentemente paracetamol (nunca aspirina), pero no un gel con benzocaína".

"Usar benzocaína o cualquier otro anestésico puede hacer que sea peor el remedio que la enfermedad", concluyó Fiorentino.

CLAVES

Qué es la benzocaína. Es un anestésico local que tiene múltiples usos en odontología, pero que también se utiliza para poder realizar procedimientos a través de la garganta (endoscopias, por ejemplo).
Cuáles son sus riesgos. La agencia reguladora de medicamentos norteamericana advirtió sobre el riesgo de una afección grave de la sangre asociada al uso de geles con benzocaína en chicos para aliviar las molestias de la dentición.
Una alternativa segura. La mejor y más segura forma de aliviar las molestias de la dentición es el uso de mordillos que contienen gel, enfriados en la heladera.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com