viernes, 20 de julio de 2012

Parques Nacionales, emblemas de nuestro patrimonio

En estas vacaciones de invierno que ya disfrutamos, acérquese a la Naturaleza y disfrute de los atractivos que ofrecen los Parques Nacionales. Ellos representan una de las mejores garantías de nuestro país, para conservar su patrimonio natural y cultural.

Por la Lic. Bettina Cucagna

Los PARQUES NACIONALES en sí mismos, constituyen sectores emblemáticos de nuestro territorio, por los cuales nos conocen en el mundo. Cada uno de ellos presenta un paisaje significativo de cada área, en la cual puede apreciarse especies de flora y fauna. Las distintas regiones de la República Argentina cuentan algo sobre la importancia de los diferentes ambientes, los cuales ponen en valor la biodiversidad.

Entrar en el mundo de los Parques Nacionales es descubrir un paraíso exótico, descubrir los aromas y colores de cada región y contribuir al conocimiento de la majestuosa Naturaleza que debemos preservar.

El PARQUE NACIONAL BARITÚ, es uno de los cuatro Parques argentinos que protege la selva de las Yungas. La misma de excepcional exhuberancia, permanece casi intacta gracias a que las serranías frenaron el avance de actividades humanas por demás depredadoras. Aquí habita el yaguareté, especie muy abundante a principios del siglo XX pero que fue desapareciendo debido a la destrucción de su hábitat. Hoy esta especie vive en sitios poco accesibles y marginales, como en algunas zonas chaqueñas y en selvas del norte argentino. E l cedro jujeño, el nogal criollo, el pino del cerro, quienes crecen en las laderas a más de 1400 m. de altura, junto al lapacho amarillo son una postal yungueña digna de recorrer y fotografiar.

Alas con plumas blanquísimas, cuellos negros y vuelo silencioso caracterizan a las aves del PARQUE NACIONAL LAGUNA BLANCA, enmarcada por los conos de antiguos volcanes hoy extintos. Allí, en la Estepa Patagónica el estilizado cisne de cuello negro realiza un llamativo cortejo en el cual el macho y la hembra entrelazan sus cuellos. Laguna Blanca es un humedal donde pueden identificarse más de 200 especies de aves y declarada en 1991, a nivel internacional, Sitio Ramsar. En la costa oceánica atlántica vive una variada fauna marina y costera. También en la Estepa Patagónica se encuentra el PARQUE NACIONAL MONTE LEÓN, nombre que recibe en honor al monte león, con su silueta de felino echado. En este Parque se destaca una importante colonia de Pingüinos de Magallanes como así también el molle, arbusto espinoso que desafía las escasas precipitaciones del lugar.

Siguiendo nuestro viaje por estos verdaderos emblemas naturales, llegamos al Delta, donde recostado en la margen izquierda del río Paraná, se halla el PARQUE NACIONAL PREDELTA. A pocos kilómetros al sur de la ciudad entrerriana de Diamante, este pintoresco Parque puede recorrerse por riachos y arroyos y observar la figura del “martín pescador grande” y su sonoro matraqueo que junto a sus colores maravillosos hace del lugar, un refugio inigualable para turistas ávidos de disfrutar de artesanías, maderas, frutos con sabor isleño.

Flora y fauna protegida conviven en los Parques Nacionales de nuestra Argentina. El PARQUE NACIONAL CAMPOS DEL TUYÚ, conserva todavía el emblemático venado de las pampas. En un horizonte de pastizales, cangrejales y riachos apenas cortado por bosquecillos de talas, abunda el espartillo, hierba resistente a la salinidad como así también a las inundaciones.

Y el recorrido parece no tener fin…PARQUE NACIONAL QUEBRADA DEL CONDORITO, PARQUE NACIONAL LOS ALERCES, PARQUE NACIONAL LIHUÉ CALEL, PARQUE NACIONAL TALAMPAYA, RESERVA NATURAL OTAMENDI, PARQUE NACIONAL RÍO PILCOMAYO entre muchos más invitan a viajar por zonas protegidas donde el respeto por la Naturaleza se hace notar. Sitios destinados a preservar especies, rincones que el Turismo Rural rescata como verdaderos atractivos turísticos. Lugares naturales para visitar, admirar y cuidar…

Pregon Agropecuario

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com