viernes, 1 de junio de 2012

Los neandertales controlaban el fuego hace 400.000 años


Un nuevo estudio científico revela que los neandertales tenían un claro manejo del fuego hace 400.000 años en Europa. La investigación, que se publica ahora en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), confirma también que los predecesores de los neandertales conquistaron el norte de Europa hace 800.000 años sin dominar el fuego.

Para llegar a esta conclusión, los autores del estudio se han centrado en decenas de antiguos yacimientos arqueológicos europeos para aportar pruebas “convincentes” de que los neandertales, que evolucionaron en Europa hace entre 400.000 y 500.000 años y que se extinguieron hace unos 30.000, controlaban el fuego. En concreto analizaron 141 potenciales yacimientos con restos de fuego en Europa, que datan de hace entre 1,2 millones de años y 35.000 años, y que incluían la presencia de carbón, artefactos de piedra calentada, huesos quemados, sedimentos calentados, hogares...“Hasta ahora, muchos científicos pensaban que los neandertales habían logrado algunos fuegos, pero que carecían de su uso continuado. No esperábamos encontrar un registro de tantos yacimientos de neandertales que procuraran pruebas tan claras del uso continuado del fuego a lo largo del tiempo”, explica Paola Villa, coautora del estudio y conservadora del Museo de Historia Natural de la Universidad de Colorado (EE UU).

El estudio de PNAS también revela que los predecesores de los neandertales alcanzaron las latitudes más frías de Europa septentrional hace más de 800.000 años sin el manejo habitual de fuego. Durante mucho tiempo los arqueólogos creyeron que el manejo del fuego era una condición “imprescindible” para la migración de los primeros seres humanos como forma de reducir las pérdidas de energía durante el invierno, cuando las temperaturas descendían por debajo de los 0ºC y los recursos se hacían más escasos. Pero un yacimiento inglés conocido como Happisburgh, de 800.000 años de antigüedad, indica que los homínidos —probablemente Homo heidelbergenis— se adaptaron a los fríos entornos de la región sin el uso del fuego. “Es difícil imaginar que estos individuos ocupasen climas muy fríos sin contar con el fuego; sin embargo, este parece ser el caso”, concluyen los autores.

Por otra parte, del estudio se deduce que uno de los usos más sorprendentes del fuego por parte de los neandertales era la producción de un líquido pegajoso llamado “brea”, obtenido a partir de corteza de abedul, que los neandertales utilizaban para empuñar herramientas de piedra o ajustar mangos de madera en éstas. Como la única manera de fabricar la brea es quemar cáscara de corteza en ausencia de aire, los arqueólogos creen que los neandertales cavaban hoyos en la tierra, depositaban cáscara de corteza de abedul, la hacían arder y cubrían el agujero perfectamente con piedras para bloquear la entrada de aire. “Esto significa que los neandertales no solo eran capaces de utilizar gomas naturales adhesivas como parte de su vida cotidiana, sino que, en realidad, estaban en condiciones de fabricar las suyas propias”, apunta Villa.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com