martes, 22 de mayo de 2012

Hipertensión arterial, la causante silenciosa de muchos males







A poco de conmemorarse el Día Mundial de la Hipertensión Arterial, llaman a tomar conciencia sobre esta enfermedad altamente perjudicial para nuestra salud



Accidente cerebrovascular (ACV), arteriosclerosis, infarto de miocardio y otras afecciones cardiovasculares, insuficiencia renal, trastornos del sueño y/o deterioro cognitivo prematuro son algunas de las consecuencias que la hipertensión arterial (HTA) puede producir en las personas.

Los especialistas advirtieron que, como en general la HTA no presenta síntomas, estas patologías suelen presentarse "sin aviso previo".

El último 17 de mayo, se conmemoró el Día Mundial de la Hipertensión Arterial, por lo que, bajo el lema "Estilo de vida saludable, presión arterial saludable", la Liga Internacional de Hipertensión Arterial (World Hypertension Leage) llamó a tomar conciencia sobre esta enfermedad altamente perjudicial para nuestra salud.

La Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial (SAHA) se sumó a esta campaña y expresó la necesidad prevenir y sensibilizar a la población sobre la necesidad de mantener un nivel de presión arterial adecuado a través de la adopción de un estilo de vida sana.

En la actualidad, existe una relación directa entre la presión arterial elevada y la ocurrencia de estas enfermedades cardiovasculares y muerte, es decir, cuánto más alta es la presión arterial mayor es la probabilidad de enfermar o morir.

Por tal motivo, los especialistas insisten en la importancia de la prevención de la hipertensión arterial.

La primer medida que podemos tomar es conocer cuál es nuestra presión, y por lo menos medirla una vez al año.

Este dato es indispensable para la prevención, detección y control de la hipertensión arterial.

Un estilo de vida saludable es fundamental, en su prevención y de las enfermedades cardiovasculares. ¿Por qué? Porque los factores que más influyen en el desarrollo de HTA son el sobrepeso (sobre todo la obesidad abdominal), una dieta rica en sal (no sólo la sal que se agrega a las comidas sino todos los alimentos industrializados que contienen en su composición sodio, incluso aquellos que son dulces) y la falta de actividad física diaria.

Otro factor determinante es la carga genética

Es necesario entonces crear conciencia sobre la importancia que tiene conocer el valor de su presión arterial, controlar el peso, llevar una dieta restringida en sal y mantener una actividad física moderada y regular. Dichas acciones son sinónimo de Presión Arterial saludable y contribuyen fuertemente a la prevención de enfermedades cardiovasculares.

El diagnóstico de hipertensión arterial se realiza con valores iguales o mayores a 140 mm Hg de presión arterial sistólica (máxima) y/o valores mayores o iguales a 90 mm Hg de presión arterial diastólica (mínima).

El peso saludable se fija individualmente para cada sujeto según su estatura utilizando el índice de Masa Corporal (IMC):
Peso sobre altura al cuadrado (peso kg/ altura m2). Es saludable mantener un IMC entre 18,5 y 25 kg/m2.

Según la Sociedad Internacional de Hipertensión (ISH), en un estudio publicado en The Lancet (2008), 7,6 millones de personas en el mundo fallecieron por causas vinculadas a la hipertensión en 2001, lo que equivaldría a más de 20 mil muertes por día, y la cifra ha sido consistente durante los años posteriores.

Actualmente, esta sociedad estima que 1.500 millones de personas (aproximadamente la cuarta parte de la población mundial) sufre hipertensión o no tiene su presión arterial dentro de los valores considerados normales, y el 80 por ciento de ellos se encontraría en los países "en desarrollo", es decir, con menores recursos.

Datos de estudios epidemiológicos regionales permiten estimar que en nuestro país un tercio de la población sufre de HTA y que cerca de la mitad aun no está diagnosticada. Lamentablemente, es una enfermedad de muy alta frecuencia en la población adulta y con una frecuencia creciente en niños y adolescentes.

La SAHA recomienda a todos los argentinos medir con frecuencia su presión arterial en condiciones adecuadas y así conocer cuáles son sus cifras para que este asesino silencioso -como la denominamos- no nos sorprenda.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com