jueves, 31 de mayo de 2012

Diario Clarín reporta: Rechazo mayoritario de población a fallo de Corte Suprema argentina sobre aborto


Los llamados “protocolos de aborto no punible” sólo han sido aprobados en pocas provincias donde lobby abortista es fuerte. Pero la resistencia al aborto sigue creciendo.

El diario Clarín reportó el 29 de Mayo que ya van más de dos meses de emitido un fallo de la Corte Suprema exhortó a los gobiernos provinciales a no judicializar los abortos no punibles, y éste no se aplica. Para eso, debían implementar “protocolos” que reglamentaran su práctica en los hospitales públicos.

Hay provincias que adhieren pero no tienen sus “protocolos”, otras que están armándolos con lentitud y otras que se oponen proclamándose parte de un emergente movimiento “Pro-vida”, que viene desplegando una fuerte ofensiva en las provincias que no elaboraron protocolos.

Tras el fallo de la Corte, sólo algunas provincias se fueron alineando al lobby abortista. Es el caso de Buenos Aires, La Rioja, Santiago del Estero, Santa Fe, Neuquén, Chubut y Córdoba, aunque en esta última un amparo dejó sin efecto el protocolo en los hospitales provinciales. El resto aún no se definió.“Los llamados protocolos son una invención de los grupos abortistas. En la actualidad, el desarrollo de la medicina puede resolver las emergencias obstétricas sin necesidad de programar la muerte de niño por nacer. El que aboga por el aborto es porque no quiere salvar al bebé o porque no quiere usar lo que la ciencia actual pone a su disposición”, explica Carlos Polo, director de la oficina para América Latina de Population Research Institute. “El gran problema para los abortistas es demostrar en cada caso en concreto que la única opción para salvar a la madre era matar al niño. Quieren protocolos para hacer abortos expeditivamente, sin investigación de por medio, porque saben muy bien que esos casos no existen”, agregó.

Un estudio de investigación sobre estadísticas de los últimos 50 años de mortalidad materna en Chile, demostró que la muerte de esas mujeres se pudo evitar con educación y mejores condiciones sanitarias de atención del parto. Simultáneamente, se demostró que las propuestas de aborto “terapéutico” o “no punible” no tiene el menor impacto sobre las muertes maternas. En Chile el aborto está prohibido sin ninguna excepción y tiene la menor tasa de muerte materna en toda América Latina, comparable a la de los países desarrollados.

El diario Clarín también informa sobre los esfuerzos del lobby abortista que ha penetrado los estamentos del gobierno. “El mes pasado, diez organizaciones civiles presentaron un informe sobre la situación de los derechos sexuales y reproductivos en la Argentina, ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Allí reforzaron “la necesidad de que el Ministerio de Salud Nacional adquiera una posición activa y responsable en relación con el reciente fallo de la Corte” y pidieron que “ se eleve a resolución Ministerial la Guía Técnica de Atención Integral de Abortos no Punibles para otorgarle un status legal a la guía y de ese modo, los ministerios de salud de las provincias estén obligados a adoptarla”.

A pesar de que el gobierno ya tiene esa guía y un protocolo elaborados, éstos nunca han sido implementados. Buena parte de las protestas se centran en que se consideran abortos incluso en estados avanzados de la gestación o que la mujer solo tenga que decir que ha sido violada sin ningún otro requisito.

Conforme van avanzando los días crece el número de manifestaciones públicas en todo el país. En Tucumán, dirigentes políticos y legisladores respaldaron al arzobispo local, Alfredo Zecca, quien dijo que “bajo ningún aspecto vamos a aceptar que se avale el aborto”. Algo parecido sucedió en las provincias de Cuyo, San Luis y San Rafael donde se puntualizó que “una mujer que fue violada merece comprensión y acompañamiento, pero su herida no se cura con una injusticia mayor como es el aborto”.

En Corrientes el camino hacia el protocolo parece clausurado: el gobernador Colombi firmó un decreto que declara a la provincia “Pro Vida”, estableciéndose como “política de Estado la defensa de la vida desde la concepción y la familia”. Lo hizo en un encuentro ecuménico del que participaron los obispos de la capital, Goya y Santo Tomé, y pastores evangélicos.

Hubo casos donde el lobby abortista ha redoblado esfuerzos como en Salta, donde el gobernador Juan Manuel Urtubey inicialmente dijo que no se iba a elaborar un protocolo. Sin embargo, ante las críticas, volvió sobre sus pasos y elaboró una guía, pero en la que agrega el requisito de una denuncia judicial por la violación.
La lucha seguirá fuerte en Argentina: Por el lado pro vida las protestas seguirán. Y por el lado abortista, cada día es más evidente que lo único que se busca es que se proceda a abortar expeditivamente a instancias del Estado.

Por otra parte, en las últimas semanas ingresaron al Congreso dos proyectos de ley que apuntan a obstaculizar la práctica de abortos no punibles y a promover la adopción de chicos gestados por una violación.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com