jueves, 12 de abril de 2012

¿Y esto?


Esto es Córdoba: la Iglesia infiltrada. ¿Quién es el párroco de Barrio Güemes? ¿Dónde está el Obispo Carlos Ñañez que permite esta macabra y falaz representación? En el paraguas del arte se escudan estos jóvenes extraviados que realizan un despliegue de "vieja política", en contravención del espíritu religioso de la Pascua que implica reconciliación y perdón.

Por el contrario dan otra vuelta de tuerca sobre la remanida década del 70, analizada por un tuerto que sólo acusa a uno de los sectores en pugna. Además ¿hasta cuando seguiremos sumidos en el pasado para justificar los dislates del presente? ¿Militares argentinos torturando a Cristo? ¿Qué mente enfermiza pergeñó tamaña traspolación de sucesos?
En fin, vamos mal pero así iremos peor.

Fijate en esta página:

Un envío de Carlos Pacha

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com