lunes, 23 de abril de 2012

El teléfono celular, un nuevo aliado de la salud


Medir el pulso; llevar un registro personal del tratamiento de la diabetes; calcular cuántas calorías contiene el plato que se encuentra delante de uno o cuántas calorías uno ha quemado durante el día; recibir mensajes de aliento y consejos que acompañen el proceso que implica dejar el cigarrillo o estimar cuándo ocurrirá la próxima ovulación… Todo eso hoy es posible a través del teléfono celular.

Las aplicaciones (o apps) médicas disponibles para ser descargadas a los teléfonos modernos (o smart phones) ofrecen a sus usuarios una amplia variedad de herramientas sencillas -intuitivas, en su mayoría-, que colaboran con el cuidado de su salud y su calidad de vida.

Muchas de ellas gratuitas, las aplicaciones médicas destinadas a los pacientes convierten al teléfono celular en una extensión de la computadora hogareña, en la cual llevar un registro de la salud personal: qué se ha comido, cuánta actividad física se ha hecho, cuáles son los valores de glucemia, etcétera.

Pero son también una extensión del consultorio del médico, ya que por medio de estos dispositivos es posible obtener mediciones como la presión arterial o el pulso, o incluso compartir información (estudios diagnósticos, registros personales) con el médico de cabecera mediante aplicaciones especialmente diseñadas para ese intercambio.

Los médicos, por su parte, cuentan también con apps diseñadas a la medida de sus necesidades. Así, hoy pueden acceder con el celular a las más prestigiosas bibliotecas médicas (como PubMed o Medscape, entre otras), a las noticias más relevantes de su espacialidad y a herramientas que les permiten resolver en el momento y sin más que ingresar datos en el teléfono tareas tan cotidianas como calcular la dosis de un medicamento, determinar sus posibles interacciones con otras drogas o visualizar un estudio de diagnóstico por imágenes.

“Las aplicaciones las usamos siempre; incluso usamos el teléfono para pasarnos las historias clínicas por infrarrojo. Son muy útiles, por ejemplo, para calcular rápidamente el estado ácido base de un paciente internado y tomar una decisión. Además, hoy podés tener todos los libros de referencia y consultarlos en el celular”, comentó el doctor Máximo Soto, médico de planta del Hospital de Clínicas y director médico del sitio Hola Paciente (www.holapaciente.com.ar).

Desarrollos locales

Uno de los principales obstáculos es que la enorme mayoría de las aplicaciones médicas provienen del mundo anglosajón y, por lo tanto, están en inglés. “Contamos con algún vademécum desarrollado localmente, pero no con mucho más”, agregó el doctor Soto. Y si bien los médicos están acostumbrados a leer la bibliografía médica en inglés, el idioma puede ser un obstáculo para los pacientes, pues hace muy engorrosa su utilización.

Por eso, hay compañías locales que están comenzando a desarrollar aplicaciones adaptadas a nuestro sistema de salud y en nuestro idioma. “estamos en la etapa de prueba de una aplicación para teléfonos celulares, que incluye, por un lado, una historia clínica”, dijo el doctor Pablo Tregnaghi, CEO de Cedepap TV (www.cedepap.tv), institución que cuenta con un departamento de desarrollo de nuevas tecnologías aplicadas a la salud.

“Se trata de una innovación pensada en la portabilidad de los datos que pertenecen al paciente y que frecuentemente quedan atrapados en los centros de atención, por lo que se perjudica al paciente que no puede disponer de información crítica en la emergencia, la derivación o las interconsultas -agregó-. Esta aplicación se acompaña de un “turnero”, que viene a solucionar el grave problema que tiene la recepción de las instituciones de salud. Le facilitará tanto al usuario el ingreso a través de una clave y contraseña a solicitar turno con la especialidad que necesite consultar. El sistema le brinda la información de la institución, especialista, horarios, para ser seleccionados.”

El doctor Tregnaghi añadió: “Esta herramienta también le va a ser de gran utilidad al médico, ya que podrá consultar sus turnos a través de su celular y conocer de antemano los antecedentes clínicos de los pacientes que consulten por primera vez”.

Todo a través del celular, un verdadero teléfono inteligente.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com