miércoles, 15 de junio de 2011

Un obispo brasileño dijo que en su país hay una dictadura gay

  
El obispo brasileño Luiz Gonzaga Bergonzini (75), responsable de una de las mayores congregaciones religiosas de Brasil declaró que tras el reconocimiento de la unión civil de homosexuales se impuso una “dictadura gay” en el país.
 
“Nadie, ni siquiera nuestros hijos, van a quedar a salvo de la dictadura gay”, afirmó el titular de la Diócesis de Guarulhos, la segunda ciudad más poblada del Gran San Pablo, con 1.300.000 habitantes.

Gonzaga Bergonzini es uno de los hombres influyentes en la Conferencia de Obispos de Brasil y su peso aumentó luego de que en las elecciones de 2010 instó a votar en contra de Dilma Rousseff, a la que acusó de defender el aborto.

El obispo declaró además, en una entrevista al diario Valor Económico, que las campañas internacionales por la tolerancia sexual esconden sus verdaderos objetivos. “Hay una conspiración de la Unesco para transformar la mitad de la población del mundo en homosexuales”, aseguró.

Gonzaga Bergonzini saltó a la popularidad tras imprimir más de dos millones de panfletos para defender el voto en contra de Rousseff y del Partido de los Trabajadores (PT). En los meses previos a las elecciones, los religiosos ayudaron a poner el aborto como tema fundamental en la campaña y repartieron esos materiales en las iglesias. “Tengo buenas relaciones con militantes petistas, pero no acepto al PT, que es el partido de la muerte”, dijo en la entrevista.

Hace un mes, el obispo coordinó junto a pastores evangélicos una campaña contra el Ministerio de Educación, que había editado folletos denunciando la homofobia, por considerar que alentaban la sodomía en las escuelas. “Si el kit (por el material entregado) no es solicitación sexual y el acoso a favor de la sodomía, entonces, ¿qué es?”, se preguntó en un documento compartido por los religiosos a través de Internet.

El resultado de su campaña es contada por el obispo con una sonrisa. En 2010, después de su prédica contra la “candidata pro aborto”, Dilma perdió en la segunda vuelta en Guarulhos, a pesar de haber ganado allí en la primera ronda. “Antes de las elecciones, Dilma dijo que era un retraso que en Brasil todavía condenaran el aborto. Planteamos nuestras ideas y en la siguiente ronda perdió ella. Y eso que aquí hay una fuerte tradición del PT”, señala. “Esto les da una idea de cómo nuestros documentos echaron a correr”, agregó.

La ciudad fue gobernada por tres administraciones del PT y en 2002 y 2006, el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva ganó allí las dos vueltas electorales.

La presión religiosa contra el PT se intensificó durante el primer gobierno de Lula. En 2005, el Ministerio de Salud emitió una norma técnica para los casos de aborto permitidos por la ley y determinó que la víctima de violación no tendría que presentar un informe a la Policía para tener que realizarse un aborto, apoyándose en el Código Penal. Esa resolución, según el obispo Gonzaga Bergonzini, generó una “flexibilización para las mujeres que querían abortar” y se opuso firmemente a la medida.

El obispo paulista repite que no simpatiza con el PT y asegura que nunca lo votó. “Todo el radicalismo es exagerado y el PT siempre ha sido un partido extremista”, explica. Cita como ejemplo al alcalde de Guarulhos, Sebastián Almeida, del PT. “Yo lo respeto y nos entendemos muy bien, pero lamento que sea del PT. Puedo aceptar a la persona pero jamás apoyarlo por lo que hace”, concluyó.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

1 comentario:

lucía dijo...

Hay varios que festejan alborozados en Argentina como si fuera un gran logro lo del matrimonio igualitario", vencido por los falsos argumentos que los grupos de interés han venido usando en sus lobbies para lograr esa inicia ley, un manoseo que destruyo las normas jurídicas para adecuarlas a una vergonzosa y
prichosa ficción, que burla incluso los dictados de naturaleza animal.

Hoy Argentina puede ser una suerte de paraíso gay turístico de los vecinos que quieran venir a casarse aquí. Escuché esta mañana que ya hay rumores del primer divorcio gay, de un matrimo de estipo que aún no se secó la tinta de la firma de cuando dieron el sí dos lesbianas. Eso de la dictadura gay no está lejos aquí. El ciudadano de hecho sufre una suerte de "mordaza" a su libertad de opinión al respecto. Peor será aún que nuestros legisladores sean tan irresponsables y accedan y se atrevan a sancionar una ley abortiva, tal como vienen insistiendo los Mercaderes de la Muerte,bajo la justificación de una falsa ayuda. "Que mueren muchas mujeres pobres por abortar". Lo cual es falso. Si muriesn 5oo mujeres por mes por abortos "inseguros"...con una ley se legalize el aborto libre y gratuito se producirían 2500 bebes o más asesinatos . Transformaríamos a nuestros médicos en perjuros, violando su jueramento Hipocrático y que si por la ley se le impone totalitariamente practicar abortosque no quieren hacer, y por miedo a perder su trabajo tengan que hacerlos, eso " no es ni menos que "OBEDIENCIA DEBIDA", lo que se no se admitió invocar a soldados de nuestro ejército que habían sido enviados por sus superiores, a tirar gente viva al río o al mar para que se mueran. Tal como fué público en el pasado. No hay aborto sin médicos que libremente decidan ser "verdugos". A menos que este progresista Siglo XXI se creara el macrabro oficio de asesinos de bebes no natos.Soy mujer y digo lo que digo desde el sentimiento,la emoción y la cordura, pero es un hecho para mí escalofiante la sola idea de que en Argentina, gracias a la indiferencia de muchos; sea marcada con el estigma de los asesinatos en masa de seres indefensos cuyos DDHH se pueden manipular tan irresponsablemente.
Además, todo crimen atrae sufrimiento, verguenza, muerte y fracso. Nadie puede ser feliz cargando crímenes en su conciencia.
Con ley o sin ley, el cigoto, elbrión, feto, bebé niño, joven o adultos, todos somos la misma persona.
La vida se inicia en el momento de la concepción.
Detrás de las costosas campañas
estan los planes y políticas mundiales para el control de población, con órdenes específicas de promoverlas en America Latina. Hay información que cualquiera puede verificar. En vez de pelearse los
unos contra los otros, los religiosos, los laicos, los intelectuales que nunca admiten que pueden estar equivocados,
los de la izquierda o la derecha, cada uno debe pensar por mismo ,
no por lo que otros dicen,
si le importa el futuro de la humanidad - hoy en peligro - y disculpe el lector que yo lo diga aquí. Es mi convicción siempre se
se puede hacer algo al respecto.
Elevar niveles de conciencia y responsabilidad para no dejar a los jovenes y a los niños de hoy un legado tan nefasto.
Disculpen la extensión.-