sábado, 6 de junio de 2009

Jesús - Dios - Sociedad argentina


Es el sólido fundamento de los Derechos Humanos y de la convivencia humana en Paz fundada en la Verdad, Justicia, Libertad, Amor solidario.
Homilía 7.06.09.

Por Mons. Miguel Esteba Hesayne, Obispo

En la liturgia católica de este domingo se celebra la festividad de la Santísima Trinidad. Es la festividad del Dios revelado por Jesús. En un proceso gradual con aguda pedagogía las festividades litúrgicas católicas nos han ido introduciendo en el misterio de Dios y del Hombre. Como en un arco cuya primera columna fue un niño-Dios (Navidad) hasta esta festividad de Dios que cierra el arco litúrgico pretendiendo introducirnos en la mismísima naturaleza divina Pero, a la gente de nuestro tiempo satisfecha, por un lado, con los adelantos técnicos a beneficio de todos los niveles de la existencia humana y por otro, con urgentes y gravísimos problemas de subsistencia y de relaciones familiares, sociales- políticas de orden nacional e internacional, ¿puede importarle quién es Dios? ¿ Cómo es Dios? ¿Tiene algo que ver con la vida cotidiana?

Precisamente, es de tal vital importancia saber quién es Dios, como saber quiénes somos los seres humanos. Jesús, en su misión de Salvador liberador del género humano, se ocupó detenidamente en revelarnos la intimidad de Dios para indicarnos el camino del logro humano. Es que creamos o no las cosas son como son y no como las pensamos y menos como las imaginamos. Vivir de ciencia ficción es una tragedia. Es lo que le está pasando a quiénes piensan, sienten y obran como Tele-dependientes.

En cambio, Dios se revela a si mismo. Es el contenido de toda la Biblia para que nosotros sepamos quiénes somos y cómo ha de ser la convivencia humana
La historia de la humanidad, la historia de cada persona es historia lograda cuando se vive de cara a Dios o historia fracasada cuando se vive de espalda a Dios. Dios es el espejo de la sociedad humana, el espejo de cada persona. Crease o no, es un hecho: “Fue así como Dios creó al ser humano tal y como es Dios. Lo creó a su semejanza” Por esta razón Jesús, enviado por el Padre Dios a salvar a la gente culmina su mensaje salvador mostrando con hechos y palabras que Dios es comunión de personas. Es modelo de sociedad humana en una dinámica que realiza la unidad desde una igualdad diferenciada y desde una diferencia no antagónica sino que enriquece la reciprocidad de las diferencias personales. Jesús no entró en disquisiciones filosóficas. No usó el término Trinidad. Usó un lenguaje directo, existencial. Habló a Dios y de Dios hablando de persona a persona en referencia a El y a nosotros con respecto a Dios. Por eso sabemos que Dios no es uno en soledad matemática. Es familia, es comunidad, habló de Padre, Hijo y Espíritu Santo en tal vital unidad que las tres personas se intercomunican entendiéndose y amándose y obrando en lo íntimo y maravilloso del ser Dios. Y el hecho de que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo convivan eternamente en un juego de infinita comunicación amorosa, en mutua donación personal, se sintetiza en la bella y genial definición: DIOS ES AMOR.

Es la conclusión extasiada de quién escuchó de los labios de Jesús la revelación de quién es Dios, de cómo es Dios en si mismo y para con nosotros, hombres y mujeres de este mundo Y por lógica consecuencia quiénes somos, qué significa ser persona humana en sí misma y en relación con las demás. A la luz del ser íntimo de Dios penetramos en la misteriosa realidad de cada persona humana que impone el respeto mutuo hasta el grado de amistad de dar la vida por el otro, dado el caso. (Jn.15,13)

Es el sólido fundamento de los Derechos Humanos y de la convivencia humana en Paz fundada en la Verdad, Justicia, Libertad, Amor solidario.

Preparando el Bicentenario Patrio, las Comunidades Cristianas ¿muestran al Dios de Jesús, espejo de convivencia, a través de una catequesis social política como aporte fundamental para una Argentina en PAZ?. Si no lo hicieren quedan en el pecado denunciado por el Concilio Vat.II: el dualismo de la Fe y la Vida. Y la invocación a Dios que hicieren, no será al Dios revelado por Jesús.


Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

IR a la portada de Diario7 Blog

No hay comentarios: