martes, 9 de junio de 2009

Comentarios a la nota del P. Leonardo Belderrain

Publicamos solamente dos que fueron enviados a nuestra redacción, en los comentarios del blog hay otros cuya lectura aconsejamos.


¿Hace falta renovar la liturgia?

Estimado Leo:

He leído la carta del señor preocupado por tu "excesos" litúrgicos, y también tu magnifica respuesta. Me viene a la mente un pequeño documento de un grupo de sacerdotes colombianos que leí hace más de veinticinco años. Allí, preocupados por el alejamiento de los fieles de la Iglesia Católica y por el contrario su acercamiento a Iglesias cristianas separadas, diagnosticaban las siguientes causas:

- Falta de sentido de pertenencia. En este sentido aludían a como un cristiano separado recibe a un nuevo fiel dentro de su Iglesia. Le abre las puertas, lo presenta a la comunidad, y esta le ofrece su acogida fraternal. En la iglesia Católica predomina el anonimato, como si uno llegara a un grupo de extraños.

- Una liturgia rígida, con signos esclerosados que poco dicen al hombre de hoy, en contraposición a una liturgia viva de las Iglesias evangélicas. En tal sentido, me parece mucho más significativo partir un pan real, más si es amasado por miembros de la comunidad, que las especies eucarísticas que en definitiva incluye dentro de su amplitud simbólica su ser signo del pan real, el que Jesús partió en la última cena, además de significar el "Cuerpo de Cristo". Considero que nuestra liturgia católica debe crear muchísimos más gestos que digan algo a los hombres de hoy, tanto en el rito del bautismo, como en las celebraciones de bodas, etc. Hay experiencias magníficas en este sentido, pero no puedo extenderme sobre esto.

- Otra causa señalada por los colombianos era la falta de una lectura viva de la palabra de Dios por parte de los católicos, cosa que constituye un resabio no superado de la contrarreforma católica.

Podríamos señalar muchas cosas similares, la lista es larga, hoy las encuestas dicen que se dio en nuestro país una disminución del número de católicos con el correlativo aumento de los miembros de otros grupos religiosos, entre ellos las religiones afroamericanas, sería útil preguntarnos, ¿Qué les falta a estos fieles en nuestras Iglesias? ¿Qué encuentran en otras denominaciones cristianas y no cristianas?

Bienvenida la carta de ese cristiano preocupado por la liturgia para ampliar la reflexión sobre tantos otros puntos que los creyentes necesitamos reflexionar, entre otras cuestiones, me interesaría plantear la lucha por estructuras más justas en el orden social (allí el asunto se abre a múltiples enfoques).

Un abrazo Leo, te recuerdo con mucho afecto, quisiéramos verte personalmente junto a mi familia.

Gustavo Carreras
Dr. en Filosofía - Santiago del Estero


* * *

Hola Leonardo

Muy buenas tus reflexiones, tal vez el tono excesivamente benevolente produzca en el que te lee con desconfianza el efecto inverso al de valorar lo que hacés. En corrección fraterna creo que no hay que excerbar los ánimos sulfurados por prácticas que no entienden, porque tal vez no entiendan el sustrato de la misa. Para mi gusto hubiera bastado con la primera referencia a la corrección fraterna, tal vez así hubieran podido valorar lo que hacés que me parece magnífico. Algún día iré a esa misa. Te cuento que tuve la experiencia de partir un pan de verdad en Alemania, en una misa que se hacía con los niños (mi hijo mayor era uno de ellos) previa a la comunión. Me pareció hermoso aunque los niños no hubieran hecho el pan. También he visto repartir pan (pancitos en este caso y no consagrados) para alguna misa de jueves santo.

Un beso y gracias por todo lo que me mandás.

Mluisa
Profesora de Historia de la Filosofía


Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

IR a la portada de Diario7 Blog

No hay comentarios: