sábado, 6 de junio de 2009

Aznar: Aborto "no es ni puede ser nunca un derecho"

El presidente de la Fundación FAES del PP y ex presidente de Gobierno, José María Aznar, arremetió hoy contra la nueva legislación sobre interrupción voluntaria del embarazo que prepara el Gobierno subrayando que "el aborto no es ni puede ser nunca un derecho" porque "lo que es un derecho es el derecho a la vida" y censurando que "desde el poder se pretenda convertir en derecho acabar con una vida humana". En este sentido, criticó la "verborrea iletrada" y el "disparate académico" en el que a su juicio han incurrido algunos miembros del Gobierno al defender ese debate.

Durante su intervención en un ciclo de conferencias organizado por la Universidad San Pablo CEU, Aznar alertó de que "hay que sospechar mucho de un Gobierno que manifiesta dificultades graves para distinguir lo que es humano de lo que no lo es, tanto en la versión iletrada como en la versión de la cátedra", recalcando que ésta última es "especialmente preocupante".

En opinión del presidente de FAES, "pretender avanzar en el camino que lleva a destruir el derecho a la vida y pervertirlo en un falso derecho a acabar con la vida es, simple y llanamente, retroceder en el camino de la civilización".

En este contexto, agregó que "no es propio del Estado fijar nuevas y degradantes definiciones de lo que es el ser humano", ni tampoco "entorpecer el proceso educativo que los padres desarrollan con sus hijos". También advirtió de que la sociedad debe preocuparse de que se utilice el poder para "oscurecer el juicio ético de los ciudadanos, especialmente el de los menores" o cuando el Gobierno se "arroga el derecho a decidir sobre lo que sólo puede ser responsabilidad de las personas".

Y es que el ex presidente hizo especial hincapié en censurar la previsión recogida en el anteproyecto del Gobierno para que las jóvenes entre 16 y 18 años puedan abortar sin permiso de sus padres. "Yo soy de los que piensan que un buen padre o una madre es el que está al lado de su hija para ayudarla y apoyarla precisamente en los momentos más difíciles", enfatizó.

En otro momento de su discurso aconsejó "sospechar de un Gobierno que unos días desprecia y otros ataca a la familia, como cuando se atreve a afirmar que una madre o un padre que se preocupa por su hija de 16 años embarazada están interfiriendo", en alusión a las palabras del presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Para Aznar, esta afirmación supone "un despropósito incompatible con un mínimo sentido ético y con el más elemental sentido común", entre otras cosas, porque para poder sentir una decisión como propia es indispensable adoptarla habiendo podido consultarla con aquellas personas cuyo criterio nos importa.

En este sentido, alertó de que quien trata de impedir que esa decisión se comparta "no nos hace libres" y de que "los totalitarismos se esfuerzan por sustituir los nombres por los números o por cualquier término que aleje a las personas de su condición humana". "La quiebra deliberada de los lazos familiares no equivale al borrado de los nombres, pero desde luego, sí equivale al borrado de los apellidos y es el anticipo de algo mucho peor", avisó.

"Cuando el poder hace de la infancia su instrumento, cuando asume como principio que en caso de duda es preferible que las instituciones se equivoquen contra la vida y no a favor de la vida, cuando considera parte de su competencia la erosión de los lazos familiares, cuando todo eso ocurre, es que el poder ha perdido el norte en una sociedad de ciudadanos libres, en una sociedad plural a cuyo servicio debería estar", apostilló el ex presidente del Gobierno.


Un envío de ACI Prensa

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

IR a la portada de Diario7 Blog

No hay comentarios: